<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

Experimento temerario (y 2)

No se recuerda un gobierno ni de aquí ni de ninguna otra parte que sugiera darle perdón o darle beneficios a la mafia”.
Publicado el 16 de agosto de 2022

Venimos analizando las puntadas que ha dado el presidente Gustavo Petro sobre lo que será su política de seguridad y las preocupaciones que nos asaltan con respecto a los primeros anuncios del Gobierno.

Hemos dicho que Petro, más que una política de seguridad, ha puesto sobre la mesa muchas fichas sueltas, como de un rompecabezas que no se sabe si van a encajar bien o mal. Ayer revisamos los dos guarapazos que le dio a la Policía -la barrida de más de 20 generales y el trino en el que les dice que por cada masacre o asesinato de líder social en su jurisdicción les pone falla en su hoja de vida- y hoy haremos lo propio con el narcotráfico.

Petro ha hecho varios anuncios separados sobre drogas ilegales. Ha hablado, por ejemplo, de no exigir licencia para sembrar cannabis y sugirió que no importaría si se va a vender como medicinal o recreativo: “¿Qué pasa si se legaliza el cannabis en Colombia sin licencias? Como sembrar maíz, como sembrar papa”. Y lo justifica alegando que ese negocio no puede ser solo para las multinacionales sino también para los campesinos del Cauca.

Un segundo punto que ha planteado Petro es que no se van a fumigar los cultivos ilícitos y, según ha trascendido, también estaría pensando en acabar con la erradicación forzosa para dejar solo la sustitución voluntaria.

El tercer anuncio lo hizo en su primer consejo de seguridad en Quibdó y dijo que hará énfasis en la interdicción, “creo que es más eficaz”, fue la expresión que usó. Curiosamente, y casi de manera simultánea, el presidente de Estados Unidos Joe Biden también habló de interdicción de aeronaves en nuestro país y calificó como “extraordinaria amenaza” el tráfico de drogas “para la seguridad nacional de Colombia”.

Pero el anuncio que más impacto puede producir en materia de narcotráfico y violencia es la oferta de “paz total” en la cual se incluye a las bandas criminales. El canciller ha dicho que no sería “sometimiento a la justicia” si no “acogimiento”.

Vamos entonces por partes. No parece particularmente grave, aunque tiene sus complejidades, la idea de que se pueda sembrar marihuana en Colombia sin un permiso del gobierno. De todas maneras no se puede desconocer que así se incentiva la siembra de un producto cuya venta aún es en su mayoría ilegal y solo se permite para fines medicinales y científicos. Y si a eso se le suma la no fumigación y la no erradicación forzada de hoja de coca, además del perdón o de los beneficios para las bandas criminales, pues entonces estamos ante una especie de tendencia a la liberalización de los cultivos. ¿Es parte de la transformación agrícola que se está pensando?

Más allá del debate político, lo cierto es que desde que los cultivos de coca no se fumigan y desde que se puso en práctica la sustitución voluntaria se han multiplicado y hoy están en una cifra desmesurada: 143.000 hectáreas, según la ONU, y 235.000 hectáreas, según la medición del gobierno de Estados Unidos.

Lo que sí resulta muy escandaloso es la propuesta de ‘acogimiento’ de las bandas criminales. No se recuerda un gobierno ni de aquí ni de ninguna otra parte que sugiera darle perdón o darle beneficios a la mafia.

Una propuesta como esa le pega de lleno a los fundamentos éticos del Estado. En la medida en que se ofrezcan más beneficios a los delincuentes se aumenta el incentivo para delinquir. La impunidad es el principal caldo de cultivo del crimen y llevamos tantos años perdonando delincuentes, casi todo este siglo, que cada vez son menos los que le temen a las sanciones por cometer un delito.

La propuesta de “paz total” o de “acogimiento” con las bandas criminales es en cierta manera incoherente. Mientras por un lado, el presidente Petro propone ponerles falla a los mandos de la Policía y del Ejército por las masacres en sus jurisdicciones, por otro lado habla de una propuesta con beneficios para el Clan del Golfo, los Caparros, los Pelusos y todos esos grupos que son los directos autores de las masacres y de los asesinatos de líderes sociales.

A los mafiosos lo único que les estorba es la persecución de las autoridades y si les dan una mano con eso pues el negocio se pone mejor. La producción en crecimiento. Mercado en crecimiento. Con el perdón rondando el ambiente, ¿quién se va a querer salir del meganegocio?, ¿o la idea de fondo es legalizarlo para, como pregonan muchos, neutralizar los factores de violencia que rodean este negocio?

El gobierno Petro no ha renunciado a la interdicción, que es tal vez lo único que quedaría de la era anterior, la del llamado prohibicionismo, y se mantiene tal vez porque en Colombia se está haciendo el 50% de las incautaciones de coca del mundo.

De todas maneras la interdicción no será fácil porque necesita mucho trabajo de inteligencia y esa dependencia en la Policía quedó coja con la barrida de generales que hizo Petro y necesitará tiempo para lo que llaman curva de aprendizaje. La cooperación de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Gran Bretaña, que ha sido clave es posible que se mantenga, pero el gran interrogante es si la hipotética cercanía con los gobiernos de países como Rusia y China, en caso de que se haga realidad, pueda afectar esa ayuda.

Ahora tal vez estamos entendiendo mejor las palabras del presidente Gustavo Petro en su discurso de posesión cuando dijo que la “guerra contra las drogas ha fracasado”. Y su solución parece ser acabar con esa guerra.

¿Qué sigue entonces? Con el rompecabezas como lo ha planteado Gustavo Petro solo parece haber lugar para la legalización

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS