<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

Impopular, pero inevitable

El gobierno de Gustavo Petro está viendo cómo es de difícil pasar de la oposición y de las críticas a asumir el poder y tomar medidas que no son populares, pero sí necesarias”.
Publicado el 13 de septiembre de 2022

Gustavo Petro no se imaginó que tendría que tomar medidas impopulares como las que él tanto criticaba cuando le hacía oposición a cualquier gobierno de turno durante su paso por el Congreso. Pero, por la fuerza de las circunstancias, debe tomar una decisión que se había aplazado mucho tiempo y que ha causado protestas en otros países: subir el precio de la gasolina, que se había mantenido estable en los últimos años.

Ahora no solo les aumentará los impuestos a los colombianos, sino que, además, tendrá que incrementar el precio de los combustibles, una medida que cuando se adoptaba en el pasado provocaba toda clase de rechazo y convocatorias a manifestaciones por parte de quienes hoy hacen parte del Pacto Histórico.

Por eso llama la atención, y de manera positiva, que Petro haya anunciado que se va a dar la pela de subir el precio de la gasolina. Y en vez de salir a criticarlo debemos reconocerle que lo haga en el entendido de que es una decisión que busca la salud económica del país. Dicho esto, todavía es apenas una idea, no tiene fechas ni porcentaje de aumento.

Tomar esta decisión impopular resulta inevitable teniendo en cuenta el gran hueco que dejan los millonarios subsidios a la gasolina y el diésel en el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc), que se creó en 2007 con el fin de amortiguar el impacto de las fluctuaciones del petróleo en el mercado internacional para evitar que se trasladen directamente a los consumidores.

El Fondo es una de esas buenas ideas que se han puesto en práctica en el país. Permite mantener el precio de la gasolina al consumidor relativamente estable, con aumentos periódicos, pero razonables, y así se acumulan recursos cuando los precios del crudo están a la baja y se desahorra cuando están al alza, como en el último año cuando el precio del barril de crudo ha estado por encima de los 100 dólares.

La cuestión de a cuánto asciende el déficit del Fepc generó un nuevo encontrón entre el gobierno de Petro y el de Duque. En uno de sus trinos, Petro justificó el alza al señalar que “el déficit de estabilización de precios de los combustibles por falta de pago del gobierno anterior es de 10 billones por trimestre. Es decir, casi 40 billones anuales”.

A esta afirmación replicó José Manuel Restrepo, ministro de Hacienda del gobierno Duque, quien dijo que el déficit es de 28,2 billones porque este año se pagaron 14,2 billones a Ecopetrol, que es el encargado de refinar estos combustibles, y que le advirtieron a la nueva administración sobre la necesidad de hacer incrementos en la gasolina para comenzar a tapar el hueco. De hecho, este fue uno de los temas en las reuniones de empalme del sector energético, así que no era ninguna sorpresa.

Lo cierto es que el descuadre es muy grande, más de lo que piensan recaudar con la reforma tributaria, y es una cifra muy cercana a lo que se destinará en el presupuesto para el sector salud. Más temprano que tarde se tenían que aumentar los precios de los combustibles. Y la hora llegó.

La administración Duque no tomó medidas para no afectar más la economía ni el bolsillo de los colombianos ante las consecuencias del covid-19. Pero ahora, cuando la economía está creciendo a buen ritmo, es momento de retomar el tema.

El debate es qué tan gradual se debe hacer y cuánto impactará una inflación que está muy elevada. Petro señaló que “retomarán la senda de crecimiento de precios”, pero no dijo de cuánto serán los incrementos ni si serán todos los meses. Pero los expertos del sector han hecho cálculos y sostienen que, para quedar a niveles internacionales, los precios del galón de gasolina deberían estar entre 16.000 y 18.000 pesos. Hoy el promedio es de 9.500 pesos, lo que deja a Colombia como uno de los países con la gasolina más barata en América Latina.

Un aumento entre el 60 % y el 80 % no se puede aplicar en un solo año porque provocaría protestas y paros. Para evitar un malestar mayor, especialmente en el transporte de carga y de pasajeros, no se tocarán los derivados del Acpm, como el diésel. Sin embargo, hay que señalar que la gasolina la usan más de 15 millones de vehículos, entre ellos 10 millones de motocicletas que siempre bloquean las ciudades cuando alguna norma los toca.

Así se realicen de manera gradual, los incrementos en los precios de la gasolina sí tendrán un impacto en la inflación, que es de 10,84 % anual, y que afecta a los colombianos de menores ingresos. Una mayor inflación le complicaría el panorama económico al gobierno, un tema en el que la administración Duque dejó la vara alta, con un crecimiento del producto interno bruto (PIB) que llegó a 10,7 % el año pasado y que para este se espera que sea del 8 %.

Lo que menos desea este gobierno es que se le descuadre la economía, que afronta incertidumbres por la reforma tributaria, el aumento en el precio del dólar y en las tasas de interés, el disparo en las tarifas de energía, entre otros.

El gobierno de Gustavo Petro está viendo cómo es tan difícil pasar de la oposición y de las críticas a asumir el poder y tomar medidas que no son populares, pero sí necesarias. Ya están surgiendo voces del Centro Democrático que están llamando a protestas.

Si lo vemos desde otro punto de vista, menos mal que este tipo de decisiones tan impopulares le toca tomarlas a Gustavo Petro porque así tal vez nos ahorramos el llamado estallido social. Y en ese orden de ideas, los demás partidos deberían apoyar la decisión, en vez de oponerse a una medida que no solo es necesaria sino ineludible 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS