<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

La tributaria de Petro

El texto de la reforma trae ideas novedosas e interesantes, y otras polémicas y complicadas. Es interesante, por ejemplo, la propuesta de que el sector minero energético pague más.
Publicado el 10 de agosto de 2022

Menos de veinte horas después de la posesión de Gustavo Petro como presidente, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, radicó en el Congreso el proyecto de reforma tributaria. No se había visto velocidad igual porque los presidentes suelen esperar a tener su luna de miel con la opinión y consolidar sus apoyos en el Capitolio antes de atreverse con reformas que como esta suelen recibirse con antipatía.

El nuevo gobierno busca aprovechar el capital político con el que llega para tramitar uno de sus proyectos más difíciles. Y aprovechó para presentarlo como una reforma “para la igualdad y la justicia social”, que disminuirá en cuatro puntos la pobreza extrema y la pobreza monetaria -esta última está en 39,3 %- y que, según el planteamiento oficial, hará que quienes tienen más, paguen más.

El texto de la reforma trae ideas novedosas e interesantes, y otras polémicas y complicadas. Es interesante, por ejemplo, la propuesta de que el sector minero energético pague más. Por un lado, de aprobarse, las petroleras y mineras no podrán seguir descontando las regalías del impuesto de renta como lo vienen haciendo hoy. Y por el otro lado, tendrán que pagar un impuesto del 10 % sobre las exportaciones de petróleo, carbón y oro cuando el precio pase de un tope determinado.

En el caso del crudo, por ejemplo, se cobrará este impuesto solo si el precio del barril supera los 48 dólares. Es decir, en un día como hoy, cuando el precio está a 96 dólares, tendrían que pagar 10 % de impuesto sobre los 48 dólares de excedente en cada barril. Y ese valor multiplicado por casi 730.000 barriles, que es la producción diaria en Colombia, permitiría recaudar más de 3,5 millones de dólares diarios (15.000 millones de pesos). Es decir, con lo que se recoge cada día podrían construirse casi dos colegios. O alcanzaría para pagarle un subsidio de medio millón de pesos al mes a 30.000 ancianos que hoy no tienen pensión.

Para seguir con el ejercicio matemático vale decir que en todo el año se podrían recoger por este rubro unos 5,5 billones de pesos, en solo petróleo, por supuesto, si se mantiene la bonanza. Con ese dinero alcanzaría para darles un subsidio de medio millón de pesos mensuales a poco más de 900.000 adultos mayores. El ejercicio, que no es necesariamente exacto, nos sirve para decir que paradójicamente lo que Petro quería acabar, la exploración de petróleo, sería tal vez la única manera de poder cumplir la promesa de dar mesadas de 500.000 pesos, con lo que más entusiasmo generó en muchos de sus seguidores.

Puede que algunos vean con preocupación estos impuestos porque pueden desestimular la inversión, sin embargo, es una gran idea que se redistribuya parte de la bonanza petrolera en la sociedad.

De otra parte, una propuesta bastante polémica, es la de cobrar impuestos a las gaseosas, refrescos, embutidos y alimentos ultraprocesados, como los paquetes de papas fritas, chicharrones y ponqués. A los ultraprocesados se les cobraría un “impuesto saludable” del 10 % mientras que en las bebidas azucaradas la tarifa dependerá del contenido de azúcar en gramos.

El gobierno insiste en que estos gravámenes buscan desestimular el consumo de la llamada comida chatarra y fomentar el de alimentos más nutritivos. Pero la propuesta es polémica porque, a diferencia de lo dicho en la promesa de la reforma, este gravamen puede llegar a afectar en su mayoría a los más pobres. Basta solo con preguntarse, ¿quiénes son los que más consumen este tipo de alimentos?

A eso se suma la alerta de la Federación Nacional de Comerciantes sobre el golpe en ventas para los tenderos, que son alrededor de 450.000, y cuyos ingresos dependen en gran medida de la comercialización de esta clase de productos.

Si bien la reforma no tocó el IVA, por la puerta de atrás se están encareciendo los alimentos, que son los que más han presionado la inflación, con un alza de 24,6 % en el último año. Se le puede echar más leña al fuego con el argumento de que los colombianos deben mejorar su dieta. A esta propuesta se suma el fin de los días sin IVA, que puso de moda Duque.

Son muchos los temas que incluye la reforma tributaria, que seguirán generando debate en los próximos días y en su paso por el Congreso de la República, que tiene la última palabra. Es bien conocido que una cosa es el proyecto que se radica y otro el que sale a sanción presidencial. Aunque el ministro Ocampo asegura que no dará lugar al regateo sabe, por su experiencia en este cargo, que tendrá que ceder en algunas propuestas y aceptar otras si quiere que la reforma salga adelante y que los nuevos impuestos empiecen a regir el año entrante. De hecho, la idea de quitar las exenciones a la producción de películas de cine en Colombia, fue la primera en caer.

El gobierno Petro hizo gala de pragmatismo al reducir a la mitad sus intenciones iniciales. De los anuncios de Petro, cuando era candidato, de presentar una reforma para recoger 50 billones de pesos, se pasó a un proyecto de 25 billones.

El grueso de los nuevos impuestos, el 30 %, recaerá sobre las personas que tienen ingresos superiores a 10 millones de pesos mensuales (por salarios, dividendos, asesorías, negocios, ganancias ocasionales), que según el Minhacienda son el 2,4 %. A este grupo de la población se les disminuirán las exenciones de las que hasta el momento venían gozando, tales como los descuentos por ahorro en cuentas AFC para adquisición de vivienda o en pensiones voluntarias. En general, no se está ampliando la base de contribuyentes y terminan pagando siempre los mismos.

Comienza el primer pulso del nuevo gobierno, que tiene una bancada que lo respalda. Vamos a ver que queda de todo lo que propuso .

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS