<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

Las contradicciones
del Soat

Queda la amarga pregunta, ¿hasta dónde estará dispuesto el presidente Petro a ser presionado por distintos grupos de interés con tal de mantener su popularidad?
Publicado el 02 de diciembre de 2022

El ministro de Transporte, Guillermo Reyes, anunció la semana pasada con bombos y platillos que el gobierno hará un descuento del 50 % en el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) para motos con cilindraje menor a 200 cc, taxis, microbuses urbanos, microbuses de servicio público urbano y microbuses de servicio público intermunicipal.

La medida le costará al erario público alrededor de 2 billones de pesos, cerca al 10 % de lo que se estima recaudará la recién tramitada reforma tributaria. La medida es, a todas luces, contradictoria. Se decide focalizar los recursos del Estado en un subsidio que, además de agravar el déficit de un ramo de aseguramiento ya en crisis, es totalmente incoherente con el discurso de transición energética y consciencia climática que ha venido priorizando el presidente Gustavo Petro.

El Soat es un instrumento creado pensando en todas las posibles víctimas que podrían verse afectadas por un accidente de tránsito, buscando garantizar los recursos para la atención integral de las víctimas de un siniestro. Cubre a todas las personas que sufran lesiones en un accidente, de acuerdo con las coberturas establecidas por ley. Sin embargo, a pesar de sus ideas bienintencionadas, el Soat anda en crisis por evasión, fraude y altos niveles de siniestralidad, como lo ha explicado en reiteradas ocasiones Fasecolda. Este subsidio del 50 % irá destinado a beneficiar en gran medida a las motos, quienes son las grandes responsables de la crisis en el funcionamiento del Soat.

Según cifras de Fasecolda, por cada $100 que recibe una compañía de seguros, esta paga $118 en siniestros del Soat, de ahí el déficit. Pero si se miran solo las motos, la cifra se agrava: por cada $100 que se recaudan en primas emitidas, se pagan $258 en siniestros.

Mirando la evasión, el panorama pinta aún peor: 47 % del parque automotor con corte al primer semestre del año no contaba con Soat, donde el 79 % de los evasores eran motos. Considerando que en el 80 % de los accidentes está vinculado un motociclista, se da todo para la tormenta perfecta: los motociclistas pagan por el seguro 3,7 veces menos de lo que corresponde según su accidentalidad, mientras los vehículos familiares pagan un seguro 9,5 veces más caro para cubrir ese subsidio. Aún así, se decidió subsidiar los motociclistas aún más.

Los problemas del Soat no son solo de las motos. También existen, por ejemplo, mafias en el sistema de salud que se aprovechan y que generan sobrecostos en la atención de los heridos para defraudar el sistema, agravando el déficit. Aún así, si el objetivo del subsidio era salvar el sistema, focalizarlo en la población motociclista está lejos de resolverlo.

¿No había una mejor forma de destinar el 10 % de los recursos de la reforma tributaria? La misma reforma tributaria que decidió incluir “impuestos saludables” a los alimentos - que afectan desproporcionalmente a los más pobres - bajo la tesis que se debían compensar los costos que estos alimentos le causaban al sistema de salud, ahora decide subsidiar a quienes sobrecargan el mismo sistema con su accidentalidad. Sin siquiera adentrarnos en mencionar las enormes contradicciones que se encuentran entre esta medida y el discurso ambiental del presidente, donde parece elegir incentivarse el uso de un medio de transporte contaminante frente a otras posibles alternativas más sostenibles.

En el fondo de este asunto se encuentra una explicación más sencilla. Si el ministerio de Transporte no hubiera hecho el anuncio del Soat horas antes de la marcha de motociclistas que estaba programada para el día siguiente, lo más probable es que este gremio hubiera paralizado al país. Así que, por incoherente que sea con su visión del país, el populismo a través del Soat por parte del Gobierno dilata, al menos por un tiempo, las protestas de un sector vulnerable que no solo se ha visto afectado por el aumento en el costo de vida, sino que además verá fuertemente afectado su bolsillo una vez entren en vigencia los aumentos al precio de la gasolina.

Las motos no deben demonizarse. Todo lo contrario: pocas cosas generan más bienestar a millones en Colombia que la comodidad y ahorro que puede dar tener una moto en casa. Y hay quienes podrían defender este nuevo subsidio en la medida en la que si bien es una decisión incoherente, que afecta negativamente el sistema de aseguramiento, innegablemente beneficia a un gran número de colombianos, la mayoría de menores ingresos. Pero queda la amarga pregunta, ¿hasta dónde estará dispuesto el presidente Petro a ser presionado por distintos grupos de interés con tal de mantener su popularidad? Porque, aunque esta decisión no sería la primera que toma el gobierno a pesar de ser insostenible en el largo plazo, sí es una que va en contra de las banderas con las que fueron elegidos.

El facilismo de solucionar cualquier problema girando cheques del Estado (que en cualquier momento se queda sin fondos) fue también una característica del gobierno de Petro como alcalde de Bogotá. ¿Por qué no también exigir a las motos más disciplina para evitar accidentes, por ejemplo? ¿Por qué no crear códigos de tránsito más claros y exigentes de cómo se debe conducir para prevenir los accidentes?

Si el populismo será el primer criterio para definir hacia dónde se focaliza el gasto social del país, sobre todo teniendo en cuenta todas las fuentes nuevas que se están considerando para aumentar el presupuesto, deberíamos preocuparnos. Ojalá el capítulo del Soat haya sido una rara excepción, no algo que se transforme en la regla .

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS