<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

¿Le quedó grande la ciudad?

En Medellín estamos viendo cómo un proyecto social de ciudad se está viniendo abajo.
Publicado el 28 de julio de 2022

La escritora Carolina Sanín vino a Medellín y le pidió explicaciones al alcalde Daniel Quintero, en Twitter: “Medellín, un burdel a cielo abierto. ¿Qué está pasando, qué se está haciendo, @QuinteroCalle?”. Y agregó: “Vengo cada año, y cada año es más impresionante la degradación. Qué tristeza”. A la pregunta se le sumó la actriz y activista del petrismo Margarita Rosa de Francisco.

A cada una de ellas, Quintero les respondió con cierta melosería, a una le dijo “Caro” y a la otra le dijo “Rosa”, y con un entusiasmo que pocas veces ha mostrado para contestar a quienes desde Medellín se han quejado por ese dramático problema.

Pero hay que decir que esa no es la única problemática que se está agravando. En Medellín estamos siendo testigos de cómo un proyecto social de ciudad que se ha construido por buenos o regulares alcaldes, con la participación y el compromiso de una ciudadanía que se preocupa por lo público, se está viniendo abajo.

El informe de calidad de vida de Medellín Cómo Vamos, presentado esta semana, muestra cómo el porcentaje de niños y niñas menores de seis años con desnutrición crónica es el más alto de los últimos ocho años (cerca de 8.000 niños con hambre) y uno de cada cuatro pequeños está en riesgo de sufrirla, según los datos de la propia Secretaría de Salud.

No resulta extraño, teniendo en cuenta las denuncias de malos manejos del programa Buen Comienzo que, con pruebas y evidencias, han señalado que esta administración prefirió quitarles el cuidado de los niños más vulnerables a los técnicos competentes para entregárselo a organizaciones cercanas a politiqueros.

El alcalde Quintero destinó casi medio billón de pesos más en su cuatrienio al programa, pero en vez de aumentar y mejorar los resultados, la atención se desplomó. ¿Para dónde se fue la plata?

La situación de los colegios es muy preocupante. La Personería de Medellín dijo hace poco que las instalaciones del 79 % de ellos están en franco deterioro, esto quiere decir que 400 colegios tienen fallas estructurales, goteras, humedades, no tienen agua corriente o los baños están en mal estado. Vimos colegios oficiales a los que no se pudo ir a estudiar porque no habían gestionado el contrato de aseo. Una gestión deficiente que se traduce en muchos niños por fuera de las aulas o con jornadas a media máquina. No es extraño, entonces, que la deserción haya aumentado con respecto al histórico de la ciudad.

Los hospitales también duelen. En el Hospital Infantil Concejo de Medellín, por ejemplo, que atiende a niños y niñas de las familias más vulnerables, en un momento dado no tenían catéteres, solución salina, suero mixto, adrenalina y gasas estériles, entre otros elementos indispensables. Las enfermeras tuvieron que adaptar bolsas de solución salina para hacer inhaladores y atender a los niños. Por no hablar de la comida, un contrato que se adjudicó en medio de profundas polémicas por el cambio de un consorcio que durante décadas había prestado bien el servicio, y que ahora con el nuevo contratista ha mostrado fallas importantes.

A los viejos más vulnerables, cuya situación es tanto o más dolorosa que la de los niños, los han abandonado. Programas como los Centros Vida Gerontológicos, en 2021, se cerraron o funcionaron a media marcha. De 2.600 adultos mayores que recibían una atención integral entre 150 y 200 días al año, pasamos a que solo les dan dos entregas de alimentos al año.

También se nota una tremenda falta de autoridad con el tema de los piques ilegales, que se han puesto de ruana la ciudad y provocan accidentes en el que terminan heridas o muertas personas inocentes. Este año, hasta junio, habían muerto 66 motociclistas en las vías, entre ellos, un joven de 17 años que hacía piruetas en su moto a alta velocidad, mientras era grabado por su hermano, hace apenas un mes. El informe de Medellín Cómo Vamos muestra que casi que se duplicaron los muertos en accidentes de tránsito, 346, el mayor número de los últimos seis años.

Por no hablar de los recientes datos que se conocieron sobre la manera como se ha ido deteriorando el servicio de energía eléctrica que presta EPM. A los paisas se les está yendo cada vez más la luz (12 % entre abril de 2020 y 2021) y por periodos más largos (duran un 10 % más las interrupciones). EPM, como nunca antes o pocas veces en su historia, ha dejado de cumplir metas de calidad como estas.

No solo el equipo del alcalde no ha cumplido con la ciudad en temas críticos, sino que ahora está pidiendo más recursos al Concejo, vigencias futuras, con la excusa de que se tiene que atender a los más desvalidos. ¡Vaya, vaya! Es increíble que esto pase en una ciudad en la que se tiene un presupuesto de 6,5 billones de pesos. Otros alcaldes hacían más cosas, daban resultados, y les sobraba dinero. ¿Dónde está la plata?

La queja de Sanín muestra que cada día los cuestionamientos a Quintero vienen de muchos y más diversos sectores. La excusa de que solo lo critican los que él califica como sus enemigos se le está viniendo abajo  .

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS