<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

Los futuros del trabajo

Habría formas más adecuadas de plantear un debate ineludible, como es el de las nuevas formas de contratación laboral. En el caso del trabajo por horas, hay que evitar la desinformación.
<span class="priority-content" mlnid="idcon=35047097;order=2.0">Los futuros del trabajo</span>
ilustración morhpart Publicado el 07 de febrero de 2020

Poco a poco se han ido conociendo algunos elementos que el Gobierno quiere poner sobre la mesa para la discusión de las reformas laboral y pensional, que en todo caso serán concertadas, como ha reiterado la saliente ministra de Trabajo. Un tema muy polémico fue la propuesta de la contratación laboral por horas, que responde a la lógica de que Colombia necesita “cambiar su forma de contratar”, como lo ha reiterado la saliente ministra en varios foros. Esta sería una manera, junto con una mejor formación, de propiciar que los trabajadores colombianos compitan en el mercado laboral moderno.

En el debate se perdió el sentido de lo verdaderamente importante. Se dejó de lado que el mercado laboral sí está cambiando en todo el mundo y lo está haciendo a gran velocidad. Negarse a reconocer esa realidad y no afrontarla apropiadamente, va en contra de la productividad de la economía y seguirá afectando la posibilidad de que el producto colombiano compita con éxito en los mercados externos.

Los cambios en el mercado laboral se vienen dando desde finales del siglo pasado con la globalización, la fragmentación de las cadenas de valor en diferentes países, la llamada tercerización, el cambio tecnológico y la creciente participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. La revolución digital de los últimos años amplificó y aceleró ese proceso. Con las plataformas digitales, en especial, se borran fronteras como la diferenciación entre asalariados y trabajadores independientes. Aparece también la empresa “extendida” con el teletrabajo y la flexibilización de la jornada laboral.

Un buen ejemplo de esa situación se presentó recientemente con la salida de la empresa Uber del país. Hasta el último momento, Uber se negó a aceptar que tuviera conductores trabajando para ella. Su defensa consistía en negar con firmeza la existencia de un contrato laboral que le implicase reconocer pagos de seguridad social y prestaciones a los llamados por ella, socios conductores.

La dificultad para las reformas laboral y pensional es que deben incorporar temas bien complejos como la intermitencia en las carreras profesionales y la diversificación en el estatus de los trabajadores modernos, en cuanto se refiere a si son asalariados o trabajadores independientes. Hasta ahora, en la legislación colombiana se han incorporado muchos elementos para adecuarse a la estructura de flexibilización que imponen los cambios globales en los mercados laborales como la creación de las empresas temporales y el salario integral, entre otros, pero claramente no está preparada para las grandes tendencias que se están profundizando en todo el mundo, como lo demuestra el caso Uber.

La intermitencia, las carreras fluctuantes, los empleos con contratos cortos ponen en peligro el desarrollo profesional y personal de los trabajadores y muchas veces esa situación es ineludible para los mismos empleadores. Así mismo, el trabajo a distancia y por horas, cada vez más comunes en Colombia, pone en cuestión el concepto mismo de asalariado. Así las cosas, ¿Cómo evaluar el tiempo laborado por un trabajador a distancia o por horas? ¿Cómo definirle su remuneración? ¿Cómo circunscribir su espacio de trabajo?

Cada una de esas cuestiones debe ser estudiada y debatida, con el fin de que emerjan las mejores propuestas. La modificación de la estructura existente del derecho al trabajo y a la protección social trae riesgos, pero contestar esas preguntas es lo que puede asegurar a los trabajadores una adecuada protección laboral y de salud. Es legislar para el futuro.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Aplausos y pitos

$titulo

RUBÉN BLADES

Primer latino que será condecorado con la Medalla del Arte de la Universidad de Harvard.

$titulo

ALFREDO BETTÍN

Fiscal especializado, condenado por la Corte Suprema de Justicia por “cartel de la toga”.