<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

¡Qué viva la fiesta!

La Fiesta del Libro es un encuentro alrededor de los libros, del que la ciudadanía se ha apropiado y eso es quizá lo más relevante”.
Publicado el 12 de septiembre de 2022

La Fiesta del Libro es uno de los más preciados patrimonios recién adquiridos de Medellín. Está en su edición número 16, y la tarea de este año es retomar el camino que traía antes de la pandemia, volver a ser ese carnaval vibrante, en donde todos cabemos, alrededor de las letras, el debate y la ideas.

Se ha convertido además, con el paso de los años, en una de las principales ferias en América Latina, detrás de la de Guadalajara, Buenos Aires y Bogotá, con una característica muy diferente: se ha consolidado como una fiesta de lectura, más que como un certamen comercial, que por supuesto lo sigue siendo. A esto le ha ayudado el espacio, se hace al aire libre, en el Jardín Botánico, en la calle Carabobo, en el Parque Explora y en los alrededores de esta zona del norte de la ciudad.

La Fiesta del Libro es un encuentro alrededor de los libros, del que la ciudadanía se ha apropiado y eso es quizá lo más relevante: en 2018 y 2019, dos años antes de la pandemia, se habían elevado las cifras de asistencia: más de 500.000 visitantes en los 10 días. Un número realmente espectacular.

Su origen también es particular, empezó en 2007 con un encuentro de libreros que sacaron sus libros en el Jardín Botánico, y que se mojaron, porque llovió desde el 7 hasta el 16 de septiembre (en esta edición el clima ha sido más clemente y ha gozado del sol en todo su esplendor). Y aunque hubo quejas, el Jardín empezó a llenarse de gente. Ese año invitaron al escritor Alessandro Baricco, quien a la semana siguiente iba para la Feria del Libro de Frankfurt, y él respondió que eso eran negocios, que él prefería una fiesta como la de Medellín.

Así, poco a poco, se pasó de ocupar un pedacito del Jardín a ocuparlo todo, sumar a Carabobo, al Parque Explora, al Parque de los Deseos, la Casa de la Música, el Mova y la Universidad de Antioquia. Por eso el año pasado hubo tantas voces inconformes porque se redujo de nuevo solo al Jardín Botánico y eso significó devolverse muchos años en términos de espacio y de evento. Los cambios se notaron en la asistencia: el número de visitantes se redujo a 141.000. Una parte de la reducción entendible por el covid, aunque ya la reactivación estaba en marcha.

La Fiesta del Libro es un evento público con el apoyo de muchas entidades. Es un trabajo conjunto, en el que los ciudadanos son fundamentales y en el que las administraciones deben entender que ya hace parte de la ciudad y por eso hay que mantenerlo y permitirle crecer. Las alcaldías que han pasado, en general, lo han entendido así. Entre 2016 y 2019 le destinaron más de 6.000 millones de pesos a cada edición, sin embargo desde 2020 bajó a 3.500 millones de pesos (fue virtual), y en 2021, que regresó a la presencialidad, fue de 3.224 millones de pesos. Ese presupuesto, vale aclarar, no es solo para la Fiesta del Libro, sino también para las demás actividades que se hacen en el año, y que se constituyen en los Eventos del Libro.

La excusa de los dos últimos años ha sido la pandemia, pero ya no lo es más. Este 2022 es el momento de volver a dar a la Fiesta el lugar que se merece y de verla celebrar.

Son más de 3.000 eventos que se realizarán en 10 días y la tarea como ciudadanos es volverla a llenar, seguir demostrando que es importante para nosotros, para que muchos se encuentren y se descubran entre los libros y salgan leyendo.

Para nosotros como EL COLOMBIANO es lamentable que la organización de la Fiesta del Libro nos haya quitado el papel de gran patrocinador del evento. Lo hacíamos con mucho gusto y nos complacía ser parte de esta fiesta que queremos y que seguiremos apoyando al cien por ciento porque por encima de todo creemos en el valor de la lectura, amamos a Medellín y defendemos la cultura como el lugar del encuentro de todos.

En la Encuesta Nacional de Lectura de 2017, entre la gente que leyó libros, la cifra de Medellín fue de 6.8 libros por año, la más alta del país. En su momento muchos coincidieron: los Eventos del Libro tuvieron que ver con ese buen número, además de las inversiones en bibliotecas públicas, en formación.

Este es el momento de volver a esos tiempos de 500.000 visitantes en la Fiesta y recordar que los Eventos del Libro son el evento, netamente cultural, más importante de la ciudad

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS