<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

Venezuela se deja tentar

Venezuela, principal aliado de Putin en América Latina, se deja tentar por Estados Unidos, que mueve fichas en el delicado tablero de la geopolítica abierta por la guerra en Ucrania.
Publicado el 16 de marzo de 2022

Después de Estados Unidos, Venezuela es el país más importante para Colombia. No hay discusión. Millones de compatriotas viven allí y en la frontera entre Colombia y Venezuela. Ignorar esta realidad no es posible. Lo que haga Venezuela nos afecta profundamente. Una frontera de dos mil kilómetros no va a desaparecer.

Iván Duque hizo una apuesta arriesgada: decidió atender a los millones de migrantes e hizo una alianza con Estados Unidos y varios vecinos para desconocer el gobierno de Caracas. Después de tres años, la estrategia no funcionó. Nicolás Maduro sigue en el poder y Colombia se queda sola en esa pelea.

Estados Unidos optó por cambiar la estrategia y actuar con el régimen de Maduro. El conflicto en territorio ucraniano, que promete reorganizar las alianzas globales, no le dejó otra alternativa. La administración del presidente Joe Biden la describió como la primera visita a Venezuela de un funcionario de la Casa Blanca desde que Hugo Chávez dirigió el país a finales de la década de 1990.

La visita significó de facto el fin de la primera presidencia virtual de la historia: la de Juan Guaidó. Cabe recordar que hace más de tres años, después de que rompió relaciones con Maduro, Estados Unidos reconoció al líder opositor Guaidó como mandatario legítimo de Venezuela.

Con Hugo Chávez como presidente entre 1999 y 2013, Venezuela empezó a distanciarse de Estados Unidos, pero ha sido en los últimos años, con Maduro como gobernante, cuando las relaciones bilaterales han sufrido su mayor deterioro. Sin embargo, en el primer trimestre de 2022 se han registrado acercamientos entre ambos países, en un momento de negociaciones inconclusas entre gobierno y oposición. Desde 2010, los dos países no cuentan con embajadores y mantienen encargados de negocios en sus territorios.

Estados Unidos nombró a James Story como embajador en Venezuela en apoyo a Guaidó. Su oficina, una embajada virtual, funciona desde Colombia. Story sostiene que Estados Unidos se mantendrá como aliado de los venezolanos que esperan un cambio político en el país.

En enero de 2019, Estados Unidos emitió sanciones contra Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal proveedor de los ingresos en divisas para Venezuela. Las sanciones prohibían la importación de petróleo venezolano y sus derivados por parte de entidades del país norteamericano. Además, todos los bienes de la petrolera en EE. UU. quedaron bloqueados. Desde entonces, Maduro recibió un fuerte apoyo de Rusia para poder seguir exportando petróleo a pesar de las medidas punitivas.

Venezuela es el principal aliado de Putin en América Latina y uno de los mayores exportadores de petróleo. Su reingreso a los mercados energéticos de EE. UU. podría mitigar las consecuencias en la bomba de un posible embargo petrolero a Rusia. Pero las discusiones en Caracas fueron rápidamente condenadas por los principales senadores demócratas y republicanos.

Maduro confirmó la reunión, que calificó de “respetuosa, cordial y diplomática”, sin entrar en detalle de los temas abordados. Sin embargo, varios analistas han comentado que la capacidad de maniobra de Maduro respecto a su relación con Rusia va a verse comprometida. Porque los rusos son los grandes compradores de petróleo de Venezuela desde que Estados Unidos le impuso las sanciones. El año pasado, Pdvsa le vendió a Rusia alrededor de 2.500 millones de dólares en crudo, es decir, el equivalente a un cuarto del total de las reservas en moneda extranjera que tiene el país. Gran parte de este dinero se usó para tratar de reflotar al gigante estatal.

Sin embargo, la tentación de volver a entrar en el mercado estadounidense y quitarse de encima muchas de las sanciones que lo limitan, ponen en una difícil tesitura a Maduro, quien tendrá que usar muchos de sus argumentos populistas para explicar el porqué del acercamiento a quienes él ha llegado a calificar como demonios.

Por lo pronto, se ha visto el primer paso dado por el gobierno autoritario de Venezuela al liberar la semana pasada a dos de los seis estadounidenses que estaban presos, un posible punto de inflexión en la relación del gobierno de Biden con el aliado más incondicional de Rusia en el hemisferio occidental. Las fichas de la geopolítica se mueven a toda velocidad y las nuevas alianzas, aunque polémicas, se harán al vaivén de los intereses de cada país. Habrá quienes piensen que Estados Unidos abandonó a Colombia a su suerte en este tema. Por ahora, el país observa con atención los movimientos en el vecino 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS