<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La historia de Daniella Álvarez y de tres personas más que inspiran a superar las crisis

Cuatro historias de resiliencia. Una modelo, un golfista, una profesora y una promotora social inspiran a desafiar los obstáculos.

  • Daniella Álvarez - Camilo Villegas - Dania González - Catalina Arango
    Daniella Álvarez - Camilo Villegas - Dania González - Catalina Arango
Image
Por Ronal castañeda | Publicado el 23 de junio de 2020

Por favor, hágale llegar a Daniella Álvarez mi mensaje de solidaridad. Yo también tengo una amputación en mi pierna izquierda debajo de la rodilla, y aprendí que se puede vivir bien sin pierna. Con esas palabras, el senador Antonio Navarro Wolf le envió un mensaje contundente, vía Twitter, a Daniella Alvarez, la exseñorita Colombia, el pasado 16 de junio. Dos días antes (ver recuadro), la también modelo barranquillera se había sometido a una cirugía de amputación, por una isquemia (disminución del flujo de sangre).

El político nariñense –quien perdió su pierna en un atentado con una granada, en Cali, hace 35 años– se identificó con el momento que vive Daniella. Así como muchos otros colombianos, mostró su solidaridad y admiración por la fortaleza con que ella ha enfrentado sus complicaciones de salud.

Los psicólogos definen esa habilidad, que combina resistencia, capacidad de cambio, perseverancia, fortaleza y resistencia ante traumas, adversidades y otras tensiones, como resiliencia. El concepto apareció a finales de los años 90 y principios de este siglo, explica Paula Tamayo, especialista en Psicología Social y Comunicación Política. “En momentos en que no hay herramientas sobre cómo responder, se trata de sacar potencial de esas situaciones y emerger aún más fuerte”.

No se trata de una habilidad extraordinaria, al contrario, se entrena y todos pueden desarrollar. “Desde la psicología nos han preparado para encontrar patologías en las crisis y diagnosticar enfermedades mentales. Ahora, nos estamos dando cuenta de que las personas sometidas a situaciones de estrés buscan salidas creativas”, agrega la docente de la Universidad CES.

Santiago Amaya, profesor del departamento de Filosofía de la Universidad de Los Andes y codirector del Laboratorio de Emociones morales, explica que la resiliencia se asocia a “cierto tipo de disposiciones y características de personalidad que hace que algunos individuos superen obstáculos para alcanzar sus metas”.

La perseverancia y la determinación son usuales en deportistas de alto rendimiento, por ejemplo, que no pueden darle tregua a su entrenamiento. También se evidencia en los trabajadores de la salud, que hoy se enfrentan al rechazo social a la par que deben salvar vidas, añade Amaya.

Hay otra habilidad asociada, continúa el docente: la capacidad de asumir el dolor y la tragedia para ponerla en perspectiva. “Es distanciarse de lo que está pasando para entender que los problemas no son tan grandes como aparentan. La resiliencia, incluso, puede sacar a muchos de un hueco que tal vez no existe”.

Amaya insiste en que son capacidades que se construyen. Se puede aprender a ser resiliente y hay ejercicios para lograrlo. Uno: revisar lo que siento ahora e imaginar cómo se va a sentir eso años después. Dos: fortalecer las relaciones sociales. Estas generan compromisos y conllevan a perseverar en los objetivos. “Pasa con los hijos, por ejemplo, la mamá que está cansada y sabe que su hija depende de ella, entonces no se rinde”.

Entre las estrategias que sugiere la Asociación Americana de Psicólogos, APA, para aumentar la capacidad de sobreponerse a problemas familiares y de pareja, enfermedades graves o estresores laborales y financieros, se incluyen conectarse con personas empáticas y comprensivas –eso puede recordarle que no está solo en medio de las dificultades–; aceptar las cosas que no puede cambiar para concentrarse en las que sí están en sus manos y, por último, no caer en la tentación de enmascarar el dolor con alcohol o drogas. Es como poner una venda en una herida profunda, no sana nada. “Volverse más resistente no solo lo ayuda a superar momentos difíciles, sino que también lo capacita para crecer e inclusive mejorar su vida en el camino”, se lee en su portal.

La resiliencia, concluye Amaya, a veces se manifiesta en las formas menos esperadas, como la gratitud o esa necesidad devolverle algo al otro, así sea un desconocido. Aquí, cuatro historias que inspiran a seguir. Dos, de rostros quizás más conocidos y otras dos, de lectores que compartieron su experiencia con EL COLOMBIANO en redes sociales r

Infográfico

Contexto de la Noticia

la determinación de daniella álvarez, exseñorita colombia

“Mi decisión”, así tituló el mensaje que compartió en Instagram Daniella Álvarez, exseñorita Colombia 2018-2019 y modelo barranquillera, dos días antes de que fuera intervenida quirúrgicamente para someterse a una amputación en su pierna izquierda. Su extremidad inferior se vio afectada luego de sufrir complicaciones en una operación para retirar una masa hallada en su abdomen. Daniella explicó que optó por una prótesis porque así podrá realizar actividades que le gustan como correr, bailar y nadar. “He vivido momentos muy difíciles, experimentado los dolores más fuertes que puedan imaginar, ya solo me falta un paso. Vendrán meses difíciles, pero estoy segura que viene lo mejor para mi vida”, dijo el 12 de junio. Dos días después posteó una fotografía con palabras de gratitud: “Quiero compartir con ustedes mi nueva versión, amo mi cuerpo igual que antes, estoy feliz de estar aquí en este mundo para superar todos los retos que vienen en mi nueva vida. Sé que de la mano de Dios todo lo lograré. ‘Pies, para que los quiero si tengo alas para volar’”, dijo. Su caso despertó cientos de mensajes de solidaridad. De hecho, según el portal Getdattrens, que analiza las tendencias en la red, el 13 de junio ella fue trending topic global número 9, es decir, estuvo entre los 10 temas más mencionados en Twitter en el mundo. La especialista en psicología social Paula Tamayo indicó que este caso es de resiliencia porque pudo transformar una situación trágica en algo positivo y aceptable, por lo menos desde la comunicación pública. “Es su físico, y sabe como modelo las implicaciones que tiene. Transforma esa emoción y la lleva a un lugar donde eso no la saque, aminore o limite para ser representante de la belleza”. La experta señala que Daniella pudo tener una reacción compleja, pero ha demostrado una capacidad de adaptación y de replanteamiento de su vida. Por ahora Álvarez debe hacer fisioterapia para mantener la flexibilidad de la extremidad izquierda y sensibilidad en la derecha. “Tendré que aprender a caminar de nuevo. Eso proceso podría demorarse seis meses”, dijo en sus redes el pasado 18 de junio.

camilo villegas, el amor por su hija y la pasión por el golf

Hace muy poco el golfista antioqueño Camilo Villegas habló del estado de salud de su hija Mía, de 20 meses, que fue diagnosticada a principios de este año con un tumor cerebral y otros quistes en la columna vertebral. Luego de varias cirugías la bebé por ahora se encuentra en segunda etapa de quimioterapia. El deportista decidió comunicarlo: “Es nuestra realidad, pero quiero que vean a Mía fuerte, con su cuerpo sano, creciendo, envíenos esa buena energía”. Desde su dolor, Villegas confesó que aunque ha sido muy difícil verla sufrir, debe seguir adelante. “Ella sigue luchando y nos inspira a continuar. Por eso estoy acá listo para volver a jugar golf. Estoy aquí por ella. Así como he tenido la fortuna de volver a jugar golf, sé que festejaremos cuando ella esté totalmente recuperada”, dijo en una rueda de prensa el martes de esta semana.

La niña fue atendida en el Nicklaus Children’s Hospital en Miami.

El golfista y su esposa, María Ochoa Mora, por ahora están a la espera de los resultados. “Han sido meses muy duros. Mi esposa ha sido un apoyo increíble y fue quien me dijo que viniera a jugar golf... Realmente no sé dónde está mi cabeza, pero sé dónde está mi corazón”, agregó el antioqueño, ganador de cuatro torneos en el PGA Tour.

Los deportistas, sobre todo los de alto rendimiento, cuenta el profesor del departamento de Filosofía de la Universidad de Los Andes, Samuel Amaya, se deben enfrentar en todo momento a sus propios obstáculos. “Trabajan muy duro, tienen muchos retos y sus posibilidades de éxito son muy pocas, a pesar de que todos los días se levantan por una meta”, explica, sobre la determinación del golfista, quien además ha demostrado su capacidad de sobreponerse al dolor frente a la enfermedad de su hija Mía.

El antioqueño regresó al golf después de 21 meses de inactividad debido a una lesión en el hombro. Desde el jueves pasado estuvo en el Korn Ferry Tour Challenge at TPC Sawgrass, en Jacksonville (Florida).

Dania González, afectada por la covid y luego donante

Es subdirectora de Promoción del Empleo Juvenil en el Instituto Nacional de la Juventud en El Salvador. Estuvo al frente de uno de los programas del Gobierno centroamericano para atender la emergencia sanitaria por el coronavirus. A pesar de las medidas preventivas que tomó, el 7 de mayo le hicieron la prueba de covid-19 y a los tres días el resultado dio positivo. “No podía creerlo, tenía la mente frustrada y había miedo. Al día siguiente me llevaron a un hotel, donde estuve 25 días”, dice la servidora pública de 26 años. En ese periodo estuvo aislada, le hacían chequeos de 5:00 a 6:00 de la mañana y de 7:00 a 9:00 de la noche. Le hicieron exámenes como electrocardiograma para chequear su salud. “Lo único que tenía en ese tiempo era bastante miedo. Lo pude superar transformando un poco mi estado de ánimo, cambiando esa emoción y la presión por una actitud positiva, que me permitió continuar trabajando día y noche mientras estaba en cuarentena”, le contó a EL COLOMBIANO. Luego de su recuperación, leyó en los periódicos que las personas que habían sido contagiadas y estaban sanas, podían ayudar a otros que habían adquirido el virus. Dania le teme a los hospitales, pero el padre de su mejor amiga estaba enfermo y eso la hizo decidirse: “La solidaridad me ganó. Me puse nerviosa pero no me importó”, relata. Se acercó al centro de recolección de plasma del Hospital de Niños Benjamín Bloom, en la capital, y donó 600 mililitros de su sangre. “Mis amigos y mi familia saben que le tengo pavor a los hospitales. Pero es más grande mi solidaridad que el temor, soy una mujer joven bendecida por Dios por haber superado la covid-19”, escribió en su cuenta de Twitter. El plasma de un paciente que se ha recuperado del virus es rico en electrolitos, componentes químicos, factores de coagulación, agua y, lo más importante, anticuerpos que ya conocen cómo atacar a la enfermedad. Este puede ser almacenado y usarse en nuevos pacientes para fortalecer su respuesta inmune. Santiago Amaya, docente de la Universidad de Los Andes, señala que este caso evidencia un componente clave de la resiliencia; la gratitud: “Muchas veces uno no la siente hacia alguien en particular sino hacia la vida y busca maneras de aportar”. La historia conmovió en redes sociales a otros lectores del periódico porque, además de superar un momento difícil, Dania quiso ayudar a otros en momentos de incertidumbre. Con su plasma, el personal médico de este centro hospitalario podrá ayudar a salvar la vida de tres personas, según le explicaron. Para ella eso le da un sentido a lo que vivió.

atrás... ni para coger impulso: catalina arango Holguín

Los padres de Catalina fallecieron en un accidente en diciembre de 1997, cuando ella tenía 18. Iban a recoger a Claudia, su hermana mayor (23), al aeropuerto de Rionegro. El accidente ocurrió 15 minutos antes de llegar al José María Córdoba, en la vía de Santa Elena. Según el informe de Tránsito, el carro se volcó y no se conoció la causa. En el incidente murió su papá, Hugo, de 56 años, por un trauma encéfalocraneal. Su mamá, Beatriz, de 49, tuvo un trauma en el tórax y al siguiente día falleció. En un parpadeo, sus padres se fueron.

El siguiente año fue difícil. Quedaron las dos y una perrita. “Me dije a mí misma que lo que lloré ese año iba a ser el 99 % de lo que iba a llorar en la vida”, relata Catalina Arango Holguín. Siguió estudiando Comunicación Social y Música. Dice que superó el dolor a través de cuatro pilares: La primera, su hermana. Siempre pudo contar con ella; las educaron para compartir y acompañarse en todo momento. En segundo lugar habla de sus papás, ellos siempre buscaron que tuviera sueños y trabajara por sus talentos: “Creían en nosotras y por eso creemos que podemos. Si estoy mal, me los imagino tristes y llorando, eso me hace pensar que me quisieran ver bien”. La música fue otra aliada, aunque no lo supo en principio. Una profesora le insistió en que servía para ser resiliente: “Nunca lo entendí, de qué sirve Do Re Mi Fa Sol La Si para superar mis dificultades. Con el tiempo, me he dado cuenta de que, más que interpretar, es sentir la música”. Finalmente, los amigos y la familia, su presencia ha sido esencial para evitar el autoaislamiento. Su caso es ejemplo de resiliencia, lo explica la psicóloga Paula Tamayo. Muestra esa capacidad de reponerse ante una adversidad en que las personas se quedan sin herramientas para responder y “aparecen capacidades de maniobrar un escenario doloroso”. A Catalina le parece increíble que hayan pasado 23 años. Recuerda a su mamá que le decía que siempre mirara hacia adelante. “Vivimos algo muy fuerte e intenso que no fue fácil superar, pero siento que hay alegría y agradecimiento, pude vivir con ellos 19 años”. Desde hace 8 años vive en Francia y desde hace 3 es profesora de música, trabaja en las escuelas que tienen convenio con el Conservatorio de Lyon y además dicta clases de solfeo en una escuela de música para niños. Tiene dos perritas, “dos ángeles que parecen reemplazar a los que se fueron”, que ahora están con su hermana en Colombia. De esta experiencia solo guarda los buenos recuerdos y los aprendizajes.

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección