<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Es posible optimizar el sistema inmunológico

Más allá de medicamentos mágicos, los hábitos de vida son los protagonistas para que este sistema dé sus mejores resultados.

  •  FOTO SSTOCK
    FOTO SSTOCK
Por Luisa María Gallo G. | Publicado el 27 de febrero de 2022

Entre las calles de la antigua Roma circulaban los immunitas, aquellos exentos de pagar impuestos. Para el siglo XIX el concepto comenzó a utilizarse dando origen a la palabra inmunidad y le fue otorgado el significado con el que todavía es conocido, según la RAE: “estado de resistencia natural o adquirida que poseen algunos organismos frente a una determinada enfermedad o al ataque de un agente infeccioso o tóxico”.

Con la aparición de la pandemia por el covid-19 el uso de este concepto ha incrementado, a la vez que lo han hecho las búsquedas para evitar la propagación del virus y las conversaciones cotidianas en las que unos y otros lanzan recomendaciones sobre qué bebida mágica tomar para evitar que las enfermedades aparezcan. Lo cierto es que no hay ningún ingrediente o medicamento que, por sí solo, haga que el sistema inmunológico funcione infaliblemente.

Conforme con la literatura médica, el cuerpo tiene tres tipos de inmunidad: la innata, aquella con la que el cuerpo nace como la piel y las mucosas que impiden el paso de elementos externos por los orificios naturales como la nariz, los oídos, etcétera; la adaptativa, la cual se desarrolla con el paso de los años y la exposición a ciertas sustancias, y la pasiva, que se adquiere cuando un cuerpo recibe anticuerpos desde otros organismos en vez de producirlos por sí mismos, como sucede con las embarazadas cuando se los envían a sus hijos por medio del cordón umbilical.

Para César Muñoz, inmunólogo y pediatra, el principio general es que este sistema “funciona sí o sí”, pues las células recorren los órganos del cuerpo cumpliendo su trabajo de vigilancia para que, en caso de encontrar algún elemento que haga un potencial daño, como una bacteria o una célula cancerosa, pueda ser eliminado.

“Todos los días estamos generando células que son malignas y que tienen capacidad de convertirse en un tumor o un cáncer, y el sistema inmunológico se encarga de reconocer esas células y eliminarlas de manera precisa”, añade Muñoz. Para mejorarlo es ideal actuar sobre la forma en cómo éste vigila. Lograrlo dependerá de distintos aspectos que componen el estilo de vida, pues a través de actividades cotidianas se puede estimular el sistema para que tenga más capacidades de rastrear posibles adversarios. Sin embargo, su funcionamiento requiere de un sano equilibrio que le permita diferenciar entre un agente externo que hace daño y uno necesario para el desempeño del cuerpo que no precise ser atacado.

Según el oncólogo Camilo Vallejo, la respuesta inmunitaria es casi imperceptible, pero algunos síntomas como la fiebre, la inflamación, la supuración de pus, entre otros, dan cuenta de su activación y lucha.

Para optimizar el sistema inmune las recomendaciones están enfocadas en lograr una buena calidad de vida. El éxito de este proceso, según Muñoz, dependerá de la personalización de cada una de las actividades implementadas para lograrlo. Y, aunque las recomendaciones no son iguales para todos, sí hay algunas generales válidas para las personas sanas y aquellas que están cursando alguna enfermedad. Aquí se las contamos

150
minutos de actividad física semanales son los recomendados por la OMS.

Contexto de la Noticia

NUTRICIÓN BALANCEADA

Uno de los pilares fundamentales para lograr que el sistema inmune funcione óptimamente es llevar una alimentación basada en proteínas, vegetales, frutas y una buena hidratación. Según Camilo Vallejo, oncólogo e internista, las carnes rojas no están contraindicadas pero deben consumirse moderadamente, tal como los alimentos procesados pues “pueden afectar no solo el sistema inmunológico, sino la salud en general”.

EJERCICIO HABITUAL

Con la actividad física la frecuencia cardíaca aumenta, logrando que el corazón bombee la sangre con más fuerza y recorra el cuerpo con mayor rapidez. “Tu sangre, donde están las células de las defensas, recorrerá tu cuerpo con más regularidad. Si, por ejemplo, hay una célula cancerosa en un órgano y te ejercitas, será más probable que la encuentren y ataquen gracias a la inmunovigilancia”, explica César Muñoz.

MEDIDAS ANTIESTRÉS

Hormonas como el cortisol y la adrenalina son útiles para correr ante un intento de robo, pero su presencia por tiempo prolongado puede afectar el sistema inmune al activar un mecanismo de inmunosupresión. El cuerpo se concentra en combatir aquellas amenazas externas mitigando la respuesta inmunológica. Medidas como la meditación y el ejercicio, con su amplio espectro de opciones, son los mejores aliados.

HORAS
DE SUEÑO

Una persona pasa la tercera parte de su vida durmiendo, algo que afecta diferentes procesos biológicos, entre ellos la memoria del sistema inmune. Según César Muñoz, “al ejercitarse y dormir ocurre un proceso llamado autofagia en el que este sistema reconoce las células potencialmente dañinas y las elimina. Es una forma en la que el mismo cuerpo se regenera, por eso se recomienda dormir entre siete y ocho horas diarias”.

vacunas disponibles

La vacunación es una forma de entrenar al sistema inmune. “Este se expone y se le inoculan parte de los virus o bacterias para que las células inmunitarias las reconozcan, desarrollen anticuerpos y, gracias a esa memoria, generen una respuesta de defensa”, explica el oncólogo Camilo Vallejo. El caso del cáncer de cérvix es un buen ejemplo de las vacunas que se han desarrollado para impedir la evolución de esta enfermedad.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección