<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El BMW 330i 2019, así es por dentro y por fuera

  • FOTOS CORTESÍA
    FOTOS CORTESÍA
  • El BMW 330i 2019, así es por dentro y por fuera
  • El BMW 330i 2019, así es por dentro y por fuera
  • FOTO cortesía
    FOTO cortesía
Por JUAN GUILLERMO MORENO | Publicado el 09 de marzo de 2019
en definitiva

El BMW 330i 2019 fue presentado hace apenas unos meses en el Salón de París y se estrenó de forma casi que inmediata en la muestra de Bogotá. Estas son sus principales características.

En 1975 el fabricante alemán dio un golpe de mano en el segmento Premium del mercado al proponer una mezcla muy acertada entre manejo y deportividad, con una gama de vehículos conformada por una serie de coupés con medidas de sedan. Nacía entonces la Serie 3, la más exitosa en la historia de BMW y que presenta ahora la séptima generación de aquel modelo inicial. EL COLOMBIANO fue el primer medio nacional en probar este vehículo de manera exclusiva por vías del departamento.

El BMW Serie 3 de 2019 (código G20) sintetiza el saber de la marca en el segmento de los sedanes deportivos, pues de una u otra manera fue casi que su inventora, allá cuando comenzaban los años 80, al presentar la carrocería E30 de cuatro puertas, pero con las prestaciones y el comportamiento de un automóvil de sport en aquel entonces.

En su séptima versión de carrocería, presentada hace apenas unos meses en el Salón de París y estrenada de forma casi que inmediata en la muestra de Bogotá, el Serie 3 incorpora unos cambios absolutos y que no se habían visto en los modelos predecesores. Se trata de la implementación de un cuadro de instrumentos completamente digital, la posibilidad de conexión inalámbrica para dispositivos que operen bajo el sistema Apple Car Play, el freno de emergencia eléctrico por botón y la opción de activar algunas funciones del vehículo por comandos de voz (BMW Intelligent Personal Assistant), anteponiendo la frase “Hola BMW” o personalizando el nombre según la preferencia.

¿Cómo es?

Esta nueva generación llega a Colombia inicialmente bajo la referencia 330i (más adelante vendrán las demás versiones, incluyendo modelos híbridos enchufables y las más potentes M3 y M4), con el motor a gasolina de cuatro cilindros TwinPower Turbo de 258 caballos y 400 Nm de torque, acoplado a la conocida caja ZF de ocho velocidades con posibilidad de operación mecánica desde el volante o la palanca. Los modos de conducción son Eco, Comfort (estos dos con función de arranque y parada Start / Stop) y Sport. La fuerza se envía a las ruedas traseras.

Ha crecido en sus medidas internas, pues ahora hay más espacio a lo ancho y para las piernas en las sillas traseras, pero conserva la capacidad del baúl (de apertura remota) de 480 litros, las mismas del modelo al que sustituye. La marca anuncia que el peso se ha aligerado en 55 kilogramos gracias al uso del aluminio y la rigidez torsional es un 25 % mayor.

La cabina, de muy buena sensación de calidad y ajuste, en tanto hay nuevos materiales blandos similares al cuero e inserciones en aluminio. Los asientos son voluminosos, abrazan bien el cuerpo y tienen reglajes eléctricos y memorias configurables en la pantalla central. Algo distintivo de la Serie 3 es la sensación de un espacio creado solo para el conductor: el contorno rodea y protege este puesto. Es algo parecido a lo que se siente en la cabina de un avión o en un automóvil de corte eminentemente deportivo. Ahí es donde radica el éxito de este carro, todo está al alcance de manera ergonómica, aunque la operación de mandos como los seguros eléctricos requiere el uso de la mano contraria.

El habitáculo tiene sistema de climatización de tres zonas independientes (dos adelante y una atrás). Los botones para operarlo son algo confusos. Los asientos traseros son abatibles en tres proporciones y para ingresar al carro basta con acercar la llave a la puerta. Al alejarse del vehículo se activan automáticamente los seguros. El espacio para el reposapiés izquierdo es muy bien conseguido.

Un aspecto curioso es que la unidad probada llevaba asientos y parte del interior en cuero de tono beige claro, el cual acrecienta la sensación de amplitud del habitáculo, pero requiere una atención especial pues es bien susceptible a la mugre.

La principal novedad, como ya lo reseñamos, es que por primera vez BMW abandona el tradicional cuadro de instrumentos de dos relojes con iluminación roja, una tradición que llevaba ya 44 años, y lo sustituye por una pantalla digital de 12,3 pulgadas con una lectura más bien difícil, ya que cuesta acostumbrarse a la ubicación de los indicadores.

La pantalla central es de 10,3 pulgadas y tiene el sistema operativo actualizado a la versión 7.0, sus controles son táctiles y también pueden operarse por un mando circular en la consola central. Este sistema, como ya es habitual en la marca, necesita un buen periodo de adaptación, no es el más amigable.

¿Cómo se comporta?

El arranque es por botón, que se ha reubicado en esta generación. Ya se haya en la consola central, lo cual facilita su ubicación. El anterior había que buscarlo tras el volante.

Al acelerar en modo Eco y Comfort extrañamos el típico sonido ronco de los BMW más deportivos. Si bien el carro empuja de manera intensa, es en el modo Sport en el que se modifica el sonido del escape a través de los altavoces, se endurece la dirección y los cambios se retrasan hasta más allá de 6.000 vueltas para aprovechar mejor el empuje del propulsor.

La caja, como ya es tradicional en la marca, no tiene reproches en la aceleración, dosifica perfectamente la entrega de potencia, aunque en la maniobra inversa, es decir cuando se levanta el pie del pedal, la reducción de los cambios se hace más patente y se siente incómoda la maniobra en algunas situaciones al bajar demasiado pronto de relaciones.

La marcha es muy silenciosa, el aislamiento del motor hacia la cabina es notable y la calidad de rodaje ha mejorado un punto más en comparación con la carrocería pasada, denominada internamente F30. A cualquier velocidad la sensación de seguridad es muy alta. La dirección es justa, precisa y la carrocería reacciona de manera obediente a sus órdenes. En maniobras bruscas apenas se inclina, mostrando una firmeza superior sin sacrificar ni un ápice la comodidad a bordo. También el comportamiento en curvas es firme y seguro, gracias a los controles de estabilidad, tracción y en general, a la configuración y puesta a punto de la cabina.

La suspensión, de nuevo reglaje en este modelo, filtra bien las típicas imperfecciones de nuestras calles y si bien algunas veces las ruedas caen secas, no molestan la calidad de vida a bordo. La altura de la carrocería es destacable, gracias a los rines de 18 pulgadas. Es muy difícil que golpee por debajo en condiciones normales de uso.

Hay una función muy interesante, y es que aparte del asistente de parqueo (uno de los mejores que hayamos probado), el carro “memoriza” mediante un asistente de reversa, cualquier maniobra que se haya hecho instantes antes de estacionar y la repite marcha atrás para salir de la misma manera en la que se ingresó a sitios con dificultades para estacionar.

Las luces, de encendido y apagado automático, funcionan mediante ledes. Los frenos tienen unos discos de enorme diámetro que son sumamente resistentes a la fatiga y al uso intensivo. Su capacidad de detención es superlativa a buena velocidad y en pocos metros el auto se detiene perfectamente agarrado al piso, gracias a la buena dosis de caucho que tienen.

Finalmente, y tras 280 kilómetros de recorrido mayormente por autopista, el consumo se situó en unos aceptables 37 kilómetros por galón. El BMW 330i 2019 cuesta, al momento de escribir esta nota, $143,9 millones.

Contexto de la Noticia

Principales competidores

· Audi A4 2.0 TFSI S-Tronic Quattro

Motor: 4 cilindros, 2.0 con turbo, 252 caballos, 370 Nm

Caja: S-Tronic de 7 velocidades.

Tracción: total permanente

Velocidad: 250 km/h, 0 a 100 en 5,8 segundos

· Jaguar XE Prestige

Motor: 4 cilindros, 2.0 con turbo, 240 caballos, 340 Nm

Caja: automática de 8 velocidades

Tracción: trasera

Velocidad: 250 km/h, 0 a 100 en 6,8 segundos.

· Mercedes-Benz C300

Motor: V6, 3.0 con turbo, 245 caballos, 370 Nm

Caja: automática 9G-Tronic de nueve velocidades

Tracción: trasera

Velocidad: 250 km/h, 0 a 100 en 6,0 segundos.

· Volvo S60 T6

Motor: 4 cilindros 2.0 con turbo, 306 caballos, 400 Nm

Caja: automática de seis velocidades.

Tracción: delantera

Velocidad: 250 km/h, 0 a 200 en 5,6 segundos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección