<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ejercitarse sólo el fin de semana, ¿saludable?

  • Ser guerrero del fin de semana podría no ser una práctica tan saludable. FOTO Manuel Saldarriaga
    Ser guerrero del fin de semana podría no ser una práctica tan saludable. FOTO Manuel Saldarriaga
Helena Cortés Gómez | Publicado el 15 de junio de 2019
En Definitiva

No hay duda de que la actividad física es buena para los humanos, pero la cantidad ideal se sigue debatiendo. Por eso primero consulte a un especialista, sus objetivos pueden requerir dinámicas específicas.

Sudar uno o dos días a la semana está de moda, cada vez más personas que pecan de sedentarismo de lunes a viernes, empatan rezándole al fútbol o a la bicicleta el fin de semana. En alza están los domingos atestados de ejercitadores que escucharon que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hacer 150 minutos de actividad física a la semana. Si se desglosa la recomendación, hay que tener presente que es de la moderada, no de la vigorosa (ver glosario).

Acelerar su corazón a tope los domingos, y por más tiempo, porque en medio del trabajo o la universidad no le alcanzó para caminatas de media hora por al menos tres días o porque la logística del gimnasio lo desanimó, puede ser perjudicial más que beneficioso, dice Juan Uribe, médico deportólogo de la Universidad CES. Esto por varias condiciones de su cuerpo y porque no parece tener impacto en lo que estos especialistas llaman la “huella de entrenamiento”. Claro que de no hacer nada es mejor pararse del sofá esos dos días de descanso, pero hágalo de una forma conservadora, recomienda Uribe.

Siempre, además, será mejor preguntarse cómo le gusta y debe mover su cuerpo y no dejarse llevar por la corriente de las tendencias de las redes sociales. Tal vez el gimnasio no es para usted, sino que le va mejor bailando o nadando. Encuentre su gusto, para su necesidad.

Lea aquí: ¿Cuánto hay que ejercitarse para quemar una hamburguesa?

Datos que se contradicen

En contraste, investigadores de la Universidad de Loughborough de Inglaterra señalan que las personas que hacen todo su ejercicio en una o dos sesiones sábado y domingo se benefician casi tanto como quienes lo hacen con más frecuencia. En su estudio publicado en Journal of the American Medical Association: Internal Medicine en marzo de 2017 con más de 60.000 adultos de Inglaterra y Escocia encontraron que los “guerreros del fin de semana”, como se les llama, redujeron su riesgo de muerte por un margen similar al de quienes distribuían la misma cantidad de ejercicio durante toda la semana.

“Millones de personas disfrutan haciendo deporte una o dos veces por semana, pero pueden estar preocupados por no hacer lo suficiente”, dijo Gary O’Donovan, investigador de la actividad física y autor del estudio, al periódico inglés The Guardian ese mismo año.

“Encontramos un claro beneficio. Los hace estar en forma y saludables”. En su trabajo, aquellos que alcanzaron el objetivo de actividad física haciendo gimnasia durante la semana tuvieron un riesgo de muerte 35 % menor que los adultos inactivos, con muertes cardiovasculares de 41 % y un riesgo 21 % menor de muerte por cáncer.

Y en estas personas se vieron beneficios sustanciales para la salud si cumplían con el objetivo de actividad física. Su riesgo general de muerte fue un 30 % más bajo que el de los adultos sedentarios, con un riesgo de muerte cardiovascular y cáncer más bajo en un 40 % y 18 % respectivamente.

Es clave tener en cuenta que en su investigación se especifica que los efectos se dan en los que se ejercitan dos veces por semana de manera moderada.

Zaira Basto, médica y docente del posgrado en Medicina aplicada a la actividad física y el deporte de la Facultad de Medicina de la U. de A., asegura en su blog sobre medicina deportiva, que aunque en muchos casos quienes se ejercitan durante el fin de semana cumplen la duración e intensidad de la actividad física, es decir 150 minutos de la moderada o 75 minutos de la vigorosa, no satisfacen otro principio que es el de la frecuencia, según la cual debería distribuirse en la mayoría de días cuando se habla de la intensa y en días no consecutivos cuando se habla de la vigorosa.

Hace unos años esta forma de ejercitarse no era recomendada. Los estudios, como el publicado en 2004 en la revista American Journal of Epidemiology en el que se registra por primera vez el término “guerreros del fin de semana”, no mostraban beneficios y por el contrario se consideraba un incremento en la probabilidad de tener eventos adversos de tipo cardiovascular y osteomuscular.

El asunto requiere tener en cuenta intensidades y predisposiciones. Tanto el deportólogo como el médico internista Jorge Mario Villa López están de acuerdo en que esta actividad intensa incrementa riesgos. Por un lado las personas con problemas de acondicionamiento y sobrepeso son más lentas y menos flexibles, lo que las hace más vulnerables a comprometer su sistema osteomuscular ya que el cuerpo no está acostumbrado a movimientos intensos.

En la práctica clínica, Uribe ha visto lesiones severas en rodilla, cadera y columna en estas personas, situación amplificada, sigue él, por algunos médicos que desconocen el área o que ante la falta de tiempo en consulta y la presencia de dolores en sus pacientes, recomiendan evitar toda clase de ejercicios.

“Lo más adecuado sería que envíen a los pacientes a un especialista que los pueda ayudar a corregir técnicas y en ningún caso contraindicar el ejercicio, ni siquiera ante una fibromialgia. Nosotros podemos ayudar a mejorar las técnicas, a hablarle al paciente de una buena biomecánica para fortalecerse y a indicar qué deportes funcionan o no depende de la condición de cada uno”, agrega Uribe.

Hay alarmas. En algunos casos el sistema cardiovascular presenta síntomas como el dolor, derrame, bloqueos, inestabilidad, y los especialistas aconsejan que el tener solo uno de ellos es suficiente motivo para suspender la actividad y consultar con un médico. En el sistema osteomuscular las lesiones recorren un amplio espectro, pueden ir desde las agudas como el esguince de tobillo, hasta las de sobreuso como en el caso de la tendinitis del manguito rotador del hombro.

Jorge Palacio Uribe, médico cirujano y especializado en medicina del deporte de la Clínica Las Américas, también lo ha visto en su práctica médica y apunta que “la mayoría de los muertos en ejercicio se dan por cargas de fin de semana”.

Image

Esto sumado a los reportes de la literatura científica, continúa la médica Basto, que entre el 4 y el 20 % de los infartos ocurren durante o después del ejercicio y que cerca del 10 % de la población activa y el 37 % de la inactiva se considera de alto riesgo cardiovascular, hacen que el panorama no sea tan alentador para los ejercitadores del fin de semana.

En cuanto a las secuelas osteomusculares que Uribe ha visto en su consultorio, Basto por su parte dice que “aún no ha sido evaluado de forma clara y consistente, sin embargo la inactividad, la baja condición física, el déficit de fuerza, el sobrepeso y la exposición al ejercicio se consideran factores determinantes en la aparición de lesiones”.

No obstante, estudios recientes como el publicado en 2017 y citado al principio de este artículo apoya el concepto que los guerreros de fin de semana logran beneficios muy cercanos a los individuos que practican ejercicio de forma regular con reducciones de riesgo cardiovascular de hasta el 40 %.

Parece ser que faltan indagaciones más concluyentes. Por ahora en los expertos locales hay consenso en que en esto presenta un riesgo. Basto dice que “desde el punto de vista cardiovascular ser un weekend warrior podría brindarte algunos beneficios en la reducción de riesgo de hipertensión arterial, dislipidemia, infartos e incluso algunos tipos de cáncer”, pero esto siempre y cuando incluya tres condiciones: cumpla la recomendación de tiempo-intensidad, conozca su riesgo con una evaluación previa al inicio de la actividad en la que se debe incluir el examen físico, historia personal y familiar, y tenga presente los signos de alarma como mareo, desmayos, palpitaciones, dolor torácico o dolor de cabeza asociados al ejercicio, que indican que debe suspender la actividad inmediatamente.

El deporte como deber

La médica y cirujana de la U. de A. llama la atención sobre la actividad física como un derecho en términos de bienestar del ciudadano, así como un deber en términos de salud.

Pequeñas acciones demostrarán qué se quiere. No tiene que sufrir al ejercitarse. Ella asegura que “los DOMS o dolores musculares de aparición tardía, ese “molimiento” que dura de lunes a jueves, para estar bien el viernes y volver a causarlo entre el sábado y el domingo, se puede evitar o reducir planificando la actividad y preparando el cuerpo para lo que se va hacer”.

Hay buenas razones para pensar que alguien debe hacer ejercicio regularmente, varias veces por semana, ya que cada serie sostenida de ejercicio aeróbico mejora la presión arterial, los niveles de colesterol y el metabolismo de la glucosa por un día o dos.

Hay sugerencias de entidades oficiales, pero la cantidad óptima de ejercicio se sigue debatiendo. La medicina del deporte aún se hace preguntas y tiene mucho por resolver. Hay posibilidades de que a futuro se planteen recomendaciones más específicas de los expertos con respecto al ejercicio los fines de semana, “incluyendo asesoría previa al inicio de la actividad que favorezca las estrategias de prevención de lesiones y que permita establecer, identificar e intervenir los posibles riesgos de tipo cardiovascular, porque se trata de prevenir, no de curar”, concluye Basto.

Mientras tanto, no se le olvide que moverse es gratis y muy efectivo si lo respeta. Conozca sus riesgos y alcance a la hora de ejercitarse, así como su cuerpo. Pregúntele al especialista, busque asesoría médica, descubra sus necesidades, escudriñe en sus gustos para que también haga lo que le divierte. Cuidarse es posible.

GLOSARIO
Actividad física moderada

Requiere un esfuerzo moderado, que acelera de forma perceptible el ritmo cardiaco. Por ejemplo caminar a paso rápido o bailar.

Actividad física intensa

Requiere una gran cantidad de esfuerzo, provoca una respiración rápida y un aumento sustancial de la frecuencia cardíaca: natación o desplazamientos rápidos en bicicleta.

Contexto de la Noticia

Para saber más Ser deportista no lo libra del infarto

El reciente infarto de miocardio de Iker Casillas demuestra que se puede ser joven y deportista e igual padecer este problema. El médico internista Jorge Mario Villa López asegura que al ser un deportista de alto rendimiento son escasos los días de descanso y este podría llevar al corazón a extralimitarse. Muchos de ellos suelen hacer miocardiopatías dilatadas hipertróficas o miocardiopatías restrictivas, que son más graves. Allí la fracción de eyección (el porcentaje de sangre que expulsa el ventrículo izquierdo para llevar oxígeno y azúcar por medio de los glóbulos rojos al cuerpo) empieza a disminuirse. La normal está entre el 55 % y el 75 %. El cuerpo humano no expulsa el 100 % de la sangre que llega al ventrículo sino esa fracción que puede disminuirse a niveles muy peligrosos (hasta 30 o 35 %). Si bien no tiene el corazón dilatado esto lo puede llevar a presentar una falla cardíaca y a la vez a muertes súbitas por arritmias cardiacas, al igual que las sustancias para aumentar musculatura, proteínas inadecuadas o esteroides para aguantar más o tener más músculo.

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección