Crisis de Hidroituango plantea nuevos retos energéticos para Colombia

  • A Hidroituango lo conforma una presa de 225 metros de altura y 20 millones de metros cúbicos de volumen. FOTO Esteban Vanegas
    A Hidroituango lo conforma una presa de 225 metros de altura y 20 millones de metros cúbicos de volumen. FOTO Esteban Vanegas
Por Víctor Andrés Álvarez C. | Publicado el 19 de mayo de 2018
Infografía
Hidroituango y el reto energético que tiene Colombia

La planeación del sector energético en Colombia es clave para que hoy no haya pánico, de Gobierno y gremios, por las consecuencias en el abastecimiento de energía tras un eventual retraso o inviabilidad del Proyecto Hidroeléctrico Ituango (Hidroituango).

El pasado 28 de abril un túnel de desvío del Cauca se obstruyó generando el represamiento aguas arriba del proyecto. Tras intentos fallidos por abrirle paso al afluente, y con el agua tapando puentes y vías, EPM, dueña del proyecto, decidió inundar la casa de máquinas como medida temporal mientras termina la presa.

Sin embargo, antes de lo esperado, el plan falló y el agua en casa de máquinas comenzó a salir por algunas galerías (vías de tránsito) generando una creciente súbita aguas abajo y anegando cientos de familias en Puerto Valdivia y poblados aledaños. La situación desató la orden de evacuación preventiva para siete municipios.

Lea más: Las difíciles horas en los albergues de Valdivia

No obstante, la incertidumbre de lo que pueda pasar con la obra, la hidroeléctrica más grande del país, y que comenzaría su generación en 2019, hace que, según analistas, se piense desde ya, en alternativas de generación energética.

Ángela Montoya, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía, Alcolgen, afirmó que con la curva alta de demanda, que es como si se prendiera en su totalidad el país (industria, comercio, sector residencial), y en el peor de los escenarios, es decir sin que entre la energía de Hidroituango a reforzar el sistema, la energía alcanzaría hasta 2022.

“Este sector se planea con mucha antelación. No es que se nos dañó la Central, entonces Colombia se apaga. Existe energía suficiente y la planeación del sistema funciona como un reloj suizo”, dijo.

Agregó que para tener una proyección más clara del futuro energético del país “se debe esperar para saber qué pasará con Hidroituango, si se puede reconstruir, cuánto demoraría, o si nunca se volverá a hacer”.

Excedentes se agotan

El más reciente informe mensual de variables de generación y del mercado eléctrico colombiano, de diciembre, elaborado por el Sistema interconectado Nacional, SIN, muestra que se generaron 5.670,7 gigavatios hora (GWh), y que esa cantidad de energía aumentó respecto al mes anterior (noviembre), 116,2 GWh.

Para Montoya, la cuentas de proyecciones que soportan la tranquilidad del Gobierno Nacional están sustentadas en que sin Hidroituango, para 2018, el país cuenta con un excedente de 7.000 GWh por día. Para 2019 es de 5.000 y 2020, de 3.000. “Si no entra Ituango, el excedente va disminuyendo. Tenemos el tiempo para mirar qué pasa si no funciona el proyecto”, comentó.

Aclaró que 2.400 megavatios, lo que se espera generará el proyecto Hidroeléctrico Ituango, son difíciles de remplazar, y por eso el Ministerio de Minas plantea en el decreto 570 una subasta para energía renovable y no convencional.

“Estamos preocupados, abatidos. La emergencia nunca debió pasar, pero respaldamos a EPM, una empresa que le ha prestado servicio al país, que ha mostrado su responsabilidad con una decisión valiente de inundar su casa de máquinas, el corazón, con equipos sin estrenar, sin embargo priorizó la vida, las comunidades”, precisó.

Lea más: Hidroituango: se alcanzó cota 406 y caudal del Cauca se redujo 20 %

¿Fin de las hidroeléctricas?

Antes de la emergencia en Hidroituango, ya en el país se venía dando el debate sobre la pertinencia de construir más hidroeléctricas o apostarle a otro tipo de generación.

Daniel Romero, director de la Cámara de Grandes Consumidores de Energía y Gas, de la Andi, aseguró que Hidroituango es una central que necesita el país. “No sabemos de cuánto será el retraso, pero el sistema tiene una confiabilidad que se vería afectada y nos puede poner a ras, si se demora mucho el proyecto”, destaca.

Romero añadió que Colombia debe empezar a explorar planes b para no tener inconvenientes en suministro, garantizando el funcionamiento de las térmicas (generación con gas o carbón).

“Lo otro es que haya participación más activa de respuesta a la demanda en el mercado de confiabilidad, por ejemplo, industriales que tienen plantas de respaldo y que en el fenómeno de El Niño, la pusieron al servicio del sistema por beneficio económico, pero valdría la pena empezar a implementarlo desde ya, para que no sea solo en época de crisis”, enfatizó.

Las alternativas energéticas

Si bien, tras el suceso en Ituango se escuchan voces que piden desestimar la generación hidroeléctrica y dar un salto hacia la producción energética solar y eólica, Santiago Ortega, ingeniero y docente de la Escuela de Ingeniería de Antioquia, cree que en Colombia la industria hidroeléctrica es madura (más de 150 años) y funciona bien.

“En las hidroeléctricas se mezclan caudal, montañas y buena geología, y en Colombia los tenemos, principalmente en la región Andina con la cordillera y la lluvia que resulta en ríos grandes con caídas importantes”, acota.

Ortega justificó el crecimiento y experticia en el tema hidroeléctrico, en que no se cuenta en Colombia con el potencial de países como Dinamarca, con mucho viento; California, con sol, o Islandia donde hay volcanes y la energía geotérmica es importante.

Pero, si bien reitera la potencia hidroeléctrica que es el territorio nacional, el académico aseveró que la expansión energética del país está en las pequeñas centrales, que hay en todas partes, y aprovechan el recurso natural con un impacto ambiental menor.

“Ituango era, probablemente, la última gran central que se construiría en Colombia y creo que después de lo que pasó, no solo lo ambiental, sino en lo social, será difícil hacer grandes hidroeléctricas nuevas. No quiere decir que no se puedan construir, pero será más complejo”.

El camino entonces, coinciden Ortega y Romero, es ampliar el abanico de proyectos de plantas eólicas y solares, para que se complemente con la oferta amplia de las hidroeléctricas que generan el 70 por ciento de la energía en el país.

Para el experto en hidroeléctricas, Jaime Carrasco Correa, en la producción de otras alternativas energéticas, falta mucho por recorrer.

La capacidad que da una planta de generación eólica o fotovoltájica (solar) no es tan grande como la hidroeléctrica. En las dos el kilovatio puede ser mucho más costoso, tres o cuatro veces, que el de la energía hidráulica, es decir, tendríamos que pagar más”, concluyó el experto.

Contexto de la Noticia

¿Cómo funciona? Tres sistemas de generación

La explicación de cómo funcionan los tres sistemas de generación energética la hace el profesor de la Universidad EIA, Santiago Ortega.

La hidráulica: toma el agua, la meten por una tubería, tiene un chorro que le pega a una turbina y esta da vueltas a un eje con magnetos y bobina. Ese campo magnético que se mueve genera un campo eléctrico que es la energía que va por líneas de transmisión o cables.

La eólica: se tiene un ventilador con unos perfiles aerodinámicos y el viento cuando pasa empuja las aspas para hacerlas dar vueltas. Esa rotación, de nuevo, pasa por un eje donde hay magnetos, bobinas y genera energía

La solar: es un efecto llamado fotoeléctrico y que consiste en que la luz le pega a un material y lo excita para que suelte electrones. Estos se ponen en un circuito y se puede generar energía al desplazar un electrón.

Víctor Andrés Álvarez Correa

La primera entrevista que hice, a los 8 años de edad y con la ayuda de mi padre, fue al futbolista Andrés Escobar. Desde ese día no he dejado de hacer preguntas, ni de amar el periodismo. Soy egresado de la Universidad de Medellín.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección