• 1
    Especiales

    Acuerdos entre Gobierno y Farc

Pregunta para plebiscito generó otra controversia

  • A través de un decreto el presidente Juan Manuel Santos estableció la pregunta que llevarán los tarjetones del plebiscito el próximo 2 de octubre. FOTO presidencia
    A través de un decreto el presidente Juan Manuel Santos estableció la pregunta que llevarán los tarjetones del plebiscito el próximo 2 de octubre. FOTO presidencia
Por óscar andrés sánchez á. | Publicado el 31 de agosto de 2016
Infografía
Pregunta para plebiscito generó otra controversia
3

son las campañas para el plebiscito, según el CNE: El Sí, el No y la abstención.

3.920

millones de pesos fue el tope máximo que dispuso el CNE para campañas nacionales.

en definitiva

La pregunta que se hará en el plebiscito el próximo 02 de octubre generó debate entre académicos y políticos. Varios consideran que no sigue los lineamientos propuestos por la Corte.

“Las cuentas claras y el chocolate espeso”. Ese refrán, tan popular en el país, cobró vigencia en el momento en que el presidente Juan Manuel Santos hizo pública, a través de un decreto, la pregunta que estará impresa en los tarjetones del plebiscito, el próximo 2 de octubre.

“¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”

Según la Sentencia C-379 de 2016 de la Corte Constitucional, que declaró exequible la ley estatutaria del plebiscito, el interrogante en una eventual convocatoria al pueblo no es si está de acuerdo con que el derecho a la paz continúe vigente, “sino únicamente si avala un acuerdo en específico suscrito entre el Gobierno Nacional y el grupo armado ilegal”.

EL COLOMBIANO le consultó a expertos de varias universidades si la pregunta del plebiscito es clara o espesa.

Frederic Masse, director del Centro de Investigaciones de la Universidad Externado, dijo que, aunque la pregunta es clara, no es neutral, porque se presta para una doble interpretación. Agregó que le gustaría que la Corte diga que no es apoyar sino aprobar, que no es la terminación del conflicto, sino la terminación del conflicto con las Farc.

“En los discursos el presidente Santos menciona la terminación del conflicto con las Farc, eso es lo correcto, porque existen otros grupos. Hay que esperar qué dice la Corte, pero no creo que el Gobierno haya hecho la formulación sin consultarles”, afirmó Masse.

“Es inductiva”

Para Andrés Felipe Bernal, de la Escuela de Política de la Universidad Sergio Arboleda, la Corte fue clara al establecer que la pregunta del plebiscito debía ser concisa y no confusa, pero aunque quedó clara, también es tendenciosa e inductiva, porque supone una respuesta encaminada a si la persona quiere paz o no.

“¿No pueden querer los colombianos una paz duradera y estable, un derecho fundamental, sin estar de acuerdo con lo pactado en La Habana? ¿Debe entender el ciudadano que este acuerdo supone el fin del conflicto incluyendo aquel con el Eln, Epl, bacrim y demás grupos?”.

Bernal agregó que según los lineamientos de la Corte, la pregunta debería estar encaminada a preguntar al ciudadano si aprueba lo acordado entre el Gobierno y las Farc, “pero ambos sujetos, inexistentes en la pregunta, cargan una imagen negativa ante la opinión pública que podría trascender en un resultado negativo para el plebiscito”.

Por su parte, Francisco Bernate Ochoa, docente de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, afirmó que la pregunta dista del ideal, no sólo por la inclusión de la palabra paz sino porque señala que la misma será estable y duradera. “Con ello se está generando precisamente lo que se quiso evitar: que no se ponga al elector a elegir entre la paz o la guerra”.

En esto coincide Luisa Fernanda García, docente de la facultad de Jurisprudencia de la misma Universidad. Consideró que es tendenciosa porque involucra el derecho a la paz, un deber de obligatorio cumplimiento en la Carta.

“Agregar que entraríamos en un periodo de paz estable y duradera es una presunción que es difícilmente comprobable desde ya. Además, no se mencionan las palabras Gobierno y Farc porque generan un sentimiento negativo. En ultimas la finalidad del plebiscito es indagar sobre lo emocional y no sobre lo racional”.

“Acata a la Corte C.”

Otros académicos expresaron que la pregunta es constitucional y ajustada a la Sentencia C-379. Entre ellos está Francisco Barbosa, docente de Derecho Constitucional de la Universidad Externado, quien dijo que el Gobierno la ajustó al título del acuerdo, y que implícitamente tienen el componente de Gobierno y Farc.

Para Yann Basset, director del Observatorio de Procesos Electoral de la Universidad del Rosario, mencionar la palabra paz no genera suspicacia, pues de eso se trata, aunque lo de estable y duradera suena excesivo, pero se ajusta al título del acuerdo. “Hubiera sido deseable poner comillas para evitar polémica”.

Según Juan Carlos Rodríguez, director del Observatorio para la Democracia de la Universidad de Los Andes, la pregunta transcribe el nombre del acuerdo, que es el que los ciudadanos deben refrendar o no. “Se ajusta a lo que recomendó la Corte. Era esperable que a quienes están en contra del proceso de paz no les guste y probablemente objetarían cualquier redacción que proponga el Gobierno”.

Bernardita Pérez, constitucionalista de la Universidad de Antioquia, precisó que la sentencia dijo que el plebiscito es un acto político con el que el presidente pretende escuchar a los ciudadanos sobre lo acordad en La Habana, por tanto la pregunta no puede contener los temas que hacen parte del acuerdo final.

“Contiene lo que se le debía consultar. Somos un país de letra menuda, donde todo hay que decirlo, pero a quien hay que decirle cada detalle de lo que se va a acordar, en medio de la menudencia, se enreda. La Corte prohibió fue preguntarle al pueblo si quiere o no la paz, porque es valor fundamental de la Constitución”.

Juan Carlos Vásquez, decano de Derecho de la Universidad de Medellín, dijo que la parte inicial se esperaba, porque la Corte pidió una pregunta no para decir sí o no a la paz, sino sobre un acuerdo de La Habana.

“La discusión surge en la segunda parte, donde dice la finalidad: una paz estable y duradera. Esto podría generar desequilibro en la medida en que lo que se debía preguntar era Sí o No a los acuerdos de La Habana, pero en últimas eso es lo que se busca, la paz”.

Vásquez agregó que no era necesario incluir las palabras Gobierno y Farc, porque si bien el acuerdo es con la Farc, los acordado no deja al margen otros posibles responsables de delitos, pues el Tribunal Especial para la Paz juzgará a civiles y militares.

El plebiscito de 1957

Tras la salida del general Gustavo Rojas Pinilla del poder, la Junta Militar del Gobierno en transición decidió convocar un plebiscito para el primero de diciembre de 1957, con el objetivo de que los ciudadanos ratificaran o negaran una propuesta de reforma constitucional de 14 artículos, sellada por el acuerdo bipartidista del Frente Nacional.

En total 4.169.294 personas votaron por el Sí y solo 206.864 se inclinaron por el No. En blanco votaron 20.738 ciudadanos.

Según José Fernando Rubio, director del programa de Historia de la Universidad Externado, en estricto sentido fue más un refrendo, porque se estableció una reforma a la Constitución de 1886 para sancionar el nuevo ordenamiento político. Las papeletas con el Sí, el No y el voto en blanco se distribuyeron sin ninguna pregunta.

En el plano internacional el último ejercicio de consulta fue el Brexit. La pregunta inicial del parlamento (¿Debe el Reino Unido seguir siendo miembro de la UE) fue precisada por la autoridad electoral: (¿Debe el Reino Unido continuar siendo miembro de la UE o debe dejar la UE?).

Contexto de la Noticia

plebiscito en la balanza: para votar a conciencia

Los colombianos tendremos que tomar una decisión importante para el futuro del país el próximo 2 de octubre: votar en el plebiscito, que buscará aprobar o no el Acuerdo Final al que llegaron el Gobierno y las Farc, después de cuatro años de negociaciones.

Por tal motivo EL COLOMBIANO lazó la campaña pedagógica #Plebiscitoenlabalanza, con el objetivo de que nuestras audiencias tengan herramientas para evaluar qué les gusta y qué no de lo pactado en La Habana. De esta manera podrán construir y tomar la decisión del voto de manera consciente, lejos de las presiones y los radicalismos, con serenidad, responsabilidad, y lo principal, con argumentos producto del análisis.

Si prefieres interactuar en la balanza digital debes ingresar a la página www.elcolombiano.com.co/plebiscito-en-la-balanza. Allí encontrarás los 34 aspectos más importantes de los seis puntos de la negociación y podrá revisar que cosas apoya y que cosas rechaza. Al final el sistema le dirá si su balanza está más inclinada para el Sí o para el No. A partir del próximo domingo en la edición impresa encontrará la pedagogía sobre cada uno de los puntos acordados.

OPINIóN Congresistas participan del debate

Paloma valencia
Senadora del Centro Democrático
Le hace trampa a la sentencia de la Corte Constitucional, que dice que no se puede involucrar el derecho fundamental a la paz. Y es inductiva, porque quieren decir que son esos acuerdos los que conducen a la paz estable y duradera.
Germán blanco álvarez
Representante Partido Conservador
La pregunta es clara y admite solo dos respuestas. Es de público conocimiento que se trata de un acuerdo entre las Farc y el Gobierno, luego de cuatro años de negociación en La Habana. Por eso no había que ponerlo en la pregunta.
mauricio lizcano
Presidente del Senado - La U
Ninguna pregunta le hubiera gustado al uribismo. Esta cumple los términos de la Corte Constitucional, porque tiene el título de los acuerdos, habla sobre el Acuerdo Final y pregunta si estamos de acuerdo o no. Es una pregunta específica.
José david name
Senador del Partido de La U
Me hubiera gustado un interrogante más concreto en relación con la negociación, pero es amable y corresponde a lo que señaló la Corte sobre no inducir indebidamente al elector y no introducir palabras manipuladoras.
david barguil
Presidente del P. Conservador
Un partido que históricamente ha defendido la búsqueda de la paz tiene la responsabilidad de apoyar el camino a la reconciliación. Estamos en un momento fundamental para pasar la página de las Farc.
luis fernando duque
Senador del Partido Liberal
Desde el inicio de las conversaciones, el título de los acuerdos quedó claro. La pregunta se ciñe a la denominación literal de los acuerdos. A mi modo de ver no hay desconocimiento de la sentencia de la Corte C.
Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Análisis

Claridad e imparcialidad quedaron en veremos
iván garzón vallejo
Director C. Política U. Sabana Dr. en C. Política UCA (Arg)

De la Sentencia C-379 de 2016 se puede inferir que la Corte Constitucional estableció que la pregunta del plebiscito debía ser clara e imparcial. Clara, es decir, que pueda contestarse con un Sí o No. Imparcial, porque “para garantizar la libertad del elector”, la pregunta no debía ser tendenciosa o...

Notas de la sección