Espacios naturales que encantan

El escenario en el Páramo de Santa Inés es para no cerrar los ojos ni por las milésimas de segundo que dura pestañear.

  • Conocido por muchos como el Páramo de Belmira, es el más cercano a Medellín. Su belleza contrasta con su importancia: allí nace el agua que llega a municipios del Norte de Antioquia e, incluso del Valle del Aburrá, y de los que se abastecen unos 64 mil habitantes del Norte y unos 980 mil del Área Metropolitana. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Conocido por muchos como el Páramo de Belmira, es el más cercano a Medellín. Su belleza contrasta con su importancia: allí nace el agua que llega a municipios del Norte de Antioquia e, incluso del Valle del Aburrá, y de los que se abastecen unos 64 mil habitantes del Norte y unos 980 mil del Área Metropolitana. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
  • Aunque es territorio protegido, se puede hacer turismo ecológico, con la misma idea de preservar un espacio natural fundamental, que comprende 42.600 hectáreas de zona de conservación. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Aunque es territorio protegido, se puede hacer turismo ecológico, con la misma idea de preservar un espacio natural fundamental, que comprende 42.600 hectáreas de zona de conservación. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
  • Tiene plantas que, además de su belleza, sorprenden, como los frailejones, que solo crecen un centímetro por año, como máximo. A ellos se suman vegetación especializada, y única, con especies vegetales rastreras y musgos, así como animales que pasan por aves, insectos y ranas. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Tiene plantas que, además de su belleza, sorprenden, como los frailejones, que solo crecen un centímetro por año, como máximo. A ellos se suman vegetación especializada, y única, con especies vegetales rastreras y musgos, así como animales que pasan por aves, insectos y ranas. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
  • Este páramo hace parte del sistema de páramos y bosques del noroccidente antioqueño, que se ubican entre los 2.400 y los 3.350 metros sobre el nivel del mar. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Este páramo hace parte del sistema de páramos y bosques del noroccidente antioqueño, que se ubican entre los 2.400 y los 3.350 metros sobre el nivel del mar. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
  • Un espacio cerca a la ciudad, que nos recuerdan esa simbiosis entre los escenarios espectaculares y la importancia de la naturaleza, incluso, en la vida cotidiana. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Un espacio cerca a la ciudad, que nos recuerdan esa simbiosis entre los escenarios espectaculares y la importancia de la naturaleza, incluso, en la vida cotidiana. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
  • Conocido por muchos como el Páramo de Belmira, es el más cercano a Medellín. Su belleza contrasta con su importancia: allí nace el agua que llega a municipios del Norte de Antioquia e, incluso del Valle del Aburrá, y de los que se abastecen unos 64 mil habitantes del Norte y unos 980 mil del Área Metropolitana. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Aunque es territorio protegido, se puede hacer turismo ecológico, con la misma idea de preservar un espacio natural fundamental, que comprende 42.600 hectáreas de zona de conservación. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Tiene plantas que, además de su belleza, sorprenden, como los frailejones, que solo crecen un centímetro por año, como máximo. A ellos se suman vegetación especializada, y única, con especies vegetales rastreras y musgos, así como animales que pasan por aves, insectos y ranas. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Este páramo hace parte del sistema de páramos y bosques del noroccidente antioqueño, que se ubican entre los 2.400 y los 3.350 metros sobre el nivel del mar. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
    Un espacio cerca a la ciudad, que nos recuerdan esa simbiosis entre los escenarios espectaculares y la importancia de la naturaleza, incluso, en la vida cotidiana. Fotos: Juan Antonio Sánchez.
# #
Galería de Imágenes