Mocoa llora a sus hijos

En Putumayo empiezan a despedir a las víctimas de la tragedia que enluta a Colombia

  • El sábado primero de abril fuertes lluvias ocasionaron el desborde de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco provocando una avalancha que arrasó con los barrio San Miguel, El Progreso, Laureles, El Libertador, San Fernando y San Miguel. Foto: Andrés Cardona
    El sábado primero de abril fuertes lluvias ocasionaron el desborde de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco provocando una avalancha que arrasó con los barrio San Miguel, El Progreso, Laureles, El Libertador, San Fernando y San Miguel. Foto: Andrés Cardona
  • Los organismos de socorro como la Cruz Roja Colombiana, Unidad Nacional de Atención a Riesgos, Bomberos y Defensa Civil, continúan removiendo escombros buscando señales de vida y recuperando los cuerpos de las personas fallecidas. Foto: Andrés Cardona
    Los organismos de socorro como la Cruz Roja Colombiana, Unidad Nacional de Atención a Riesgos, Bomberos y Defensa Civil, continúan removiendo escombros buscando señales de vida y recuperando los cuerpos de las personas fallecidas. Foto: Andrés Cardona
  • Muchas familias perdieron todas sus pertenencias, Mocoa sigue sin agua potable y energía eléctrica, la mayoría de los afectados están en refugios temporales con dificultades de alimentación y lugares aptos para dormir. Foto: Andrés Cardona
    Muchas familias perdieron todas sus pertenencias, Mocoa sigue sin agua potable y energía eléctrica, la mayoría de los afectados están en refugios temporales con dificultades de alimentación y lugares aptos para dormir. Foto: Andrés Cardona
  • Algunos pobladores de Mocoa continúan removiendo escombros y lodo intentando rescatar algunas de sus pertenencias en los lugares donde antes estaban sus viviendas. Foto: Andrés Cardona
    Algunos pobladores de Mocoa continúan removiendo escombros y lodo intentando rescatar algunas de sus pertenencias en los lugares donde antes estaban sus viviendas. Foto: Andrés Cardona
  • Los bomberos utilizan caninos para rastrear posibles sobrevivientes y cuerpos de las personas fallecidas en medio de los escombros. Foto: Andrés Cardona
    Los bomberos utilizan caninos para rastrear posibles sobrevivientes y cuerpos de las personas fallecidas en medio de los escombros. Foto: Andrés Cardona
  • A las afueras del Hospital cientos de personas esperan que lleguen con los cuerpos de los fallecidos para poder identificar a alguno de los familiares que están desaparecidos. Foto: Andrés Cardona
    A las afueras del Hospital cientos de personas esperan que lleguen con los cuerpos de los fallecidos para poder identificar a alguno de los familiares que están desaparecidos. Foto: Andrés Cardona
  • Albergue temporal instalado en el Instituto Tecnológico del Putumayo (ITP), 500 personas están albergadas allí. Las labores de reconstrucción del municipio podrían durar hasta tres años, asegura el Ministro de defensa Luis Carlos Villegas. Foto: Andrés Cardona
    Albergue temporal instalado en el Instituto Tecnológico del Putumayo (ITP), 500 personas están albergadas allí. Las labores de reconstrucción del municipio podrían durar hasta tres años, asegura el Ministro de defensa Luis Carlos Villegas. Foto: Andrés Cardona
  • En el hospital local continúan algunos niños y niñas que fueron afectados pero que se encuentran estables de salud. Allí son atendidos por el personal médico bajo supervisión del ICBF. Foto: Andrés Cardona
    En el hospital local continúan algunos niños y niñas que fueron afectados pero que se encuentran estables de salud. Allí son atendidos por el personal médico bajo supervisión del ICBF. Foto: Andrés Cardona
  • Yolanda Chindoy sobrevivió al desastre natural, ella pudo salvar a sus tres nietos de ser arrastrados por la avalancha que acabó con el barrio San Miguel donde habitaba. Foto: Andrés Cardona
    Yolanda Chindoy sobrevivió al desastre natural, ella pudo salvar a sus tres nietos de ser arrastrados por la avalancha que acabó con el barrio San Miguel donde habitaba. Foto: Andrés Cardona
  • Monseñor Luis Alberto Maldonado Monsalve ora con los familiares víctimas del desastre en el cementerio principal de Mocoa. Foto: Andrés Cardona
    Monseñor Luis Alberto Maldonado Monsalve ora con los familiares víctimas del desastre en el cementerio principal de Mocoa. Foto: Andrés Cardona
  • El listado publicado por el hospital de las fallecidas es consultado a diario por los familiares. Los datos oficiales dan cuenta de 273 muertos, 262 heridos, 183 necropsias realizadas, 60 cuerpos identificados y 100 entregados a sus familiares hasta el momento. Foto: Andrés Cardona
    El listado publicado por el hospital de las fallecidas es consultado a diario por los familiares. Los datos oficiales dan cuenta de 273 muertos, 262 heridos, 183 necropsias realizadas, 60 cuerpos identificados y 100 entregados a sus familiares hasta el momento. Foto: Andrés Cardona
  • Las personas que están en los albergues piden ayuda con alimentos y agua potable, algunas organizaciones están recibiendo ayudas económicas, otras en especie. Foto: Andrés Cardona
    Las personas que están en los albergues piden ayuda con alimentos y agua potable, algunas organizaciones están recibiendo ayudas económicas, otras en especie. Foto: Andrés Cardona
  • El trabajo de la Fiscalía ha sido lento puesto que son muchos los fallecidos. Las familias tienen malestar por la demora debido a que algunos reconocieron a sus familiares desde el sábado y todavía no les han entregado los cuerpos. Foto: Andrés Cardona
    El trabajo de la Fiscalía ha sido lento puesto que son muchos los fallecidos. Las familias tienen malestar por la demora debido a que algunos reconocieron a sus familiares desde el sábado y todavía no les han entregado los cuerpos. Foto: Andrés Cardona
  • Los niños y niñas fueron de los más afectados, algunos que se salvaron están en los albergues temporales y otros fueron traslados a hospitales de mayor categoría para ser atendidos. Foto: Andrés Cardona
    Los niños y niñas fueron de los más afectados, algunos que se salvaron están en los albergues temporales y otros fueron traslados a hospitales de mayor categoría para ser atendidos. Foto: Andrés Cardona
  • Para ingresar al cementerio hay que hacer fila, para poder identificar los cuerpos también y para que se los entregue hay que esperar mínimo dos días, lo que genera malestar en las familias. Foto: Andrés Cardona
    Para ingresar al cementerio hay que hacer fila, para poder identificar los cuerpos también y para que se los entregue hay que esperar mínimo dos días, lo que genera malestar en las familias. Foto: Andrés Cardona
  • Muchos cuerpos siguen sin ser identificados en el cementerio y la morgue. Mocoa ya está en alerta sanitaria por la descomposición de los cuerpos y por los animales que también fallecieron en la avalancha. Foto: Andrés Cardona
    Muchos cuerpos siguen sin ser identificados en el cementerio y la morgue. Mocoa ya está en alerta sanitaria por la descomposición de los cuerpos y por los animales que también fallecieron en la avalancha. Foto: Andrés Cardona
  • El desespero se apodera de las víctimas, cuentan que sus familiares ya están en descomposición y que solo quieren hacerles una cristiana sepultura. Foto: Andrés Cardona
    El desespero se apodera de las víctimas, cuentan que sus familiares ya están en descomposición y que solo quieren hacerles una cristiana sepultura. Foto: Andrés Cardona
  • La ayuda psicosocial se convierte en una prioridad para la atención a los familiares de las avalancha, el desconsuelo se apodera de muchas familias que perdieron absolutamente todo. Foto: Andrés Cardona
    La ayuda psicosocial se convierte en una prioridad para la atención a los familiares de las avalancha, el desconsuelo se apodera de muchas familias que perdieron absolutamente todo. Foto: Andrés Cardona
  • La Policía Nacional y el Ejército han cumplido una ardua labor para ayudar a salir de la tragedia a los afectados. Foto: Andrés Cardona
    La Policía Nacional y el Ejército han cumplido una ardua labor para ayudar a salir de la tragedia a los afectados. Foto: Andrés Cardona
  • A algunos de los cuerpos se les está haciendo la necropsia en el mismo cementerio y a cielo abierto debido a que la cantidad de fallecidos desborda la capacidad de las instalaciones. Foto: Andrés Cardona
    A algunos de los cuerpos se les está haciendo la necropsia en el mismo cementerio y a cielo abierto debido a que la cantidad de fallecidos desborda la capacidad de las instalaciones. Foto: Andrés Cardona
  • Las familias de algunas víctimas están cavando huecos para enterrar los cuerpos sin vida de sus familiares. Foto: Andrés Cardona
    Las familias de algunas víctimas están cavando huecos para enterrar los cuerpos sin vida de sus familiares. Foto: Andrés Cardona
  • Algunos de los sobrevivientes necesitan atención prioritaria, en el albergue se encuentran personas con lesiones graves que esperan ayudas médicas y psicológicas. Foto: Andrés Cardona
    Algunos de los sobrevivientes necesitan atención prioritaria, en el albergue se encuentran personas con lesiones graves que esperan ayudas médicas y psicológicas. Foto: Andrés Cardona
  • El sábado primero de abril fuertes lluvias ocasionaron el desborde de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco provocando una avalancha que arrasó con los barrio San Miguel, El Progreso, Laureles, El Libertador, San Fernando y San Miguel. Foto: Andrés Cardona
    Los organismos de socorro como la Cruz Roja Colombiana, Unidad Nacional de Atención a Riesgos, Bomberos y Defensa Civil, continúan removiendo escombros buscando señales de vida y recuperando los cuerpos de las personas fallecidas. Foto: Andrés Cardona
    Muchas familias perdieron todas sus pertenencias, Mocoa sigue sin agua potable y energía eléctrica, la mayoría de los afectados están en refugios temporales con dificultades de alimentación y lugares aptos para dormir. Foto: Andrés Cardona
    Algunos pobladores de Mocoa continúan removiendo escombros y lodo intentando rescatar algunas de sus pertenencias en los lugares donde antes estaban sus viviendas. Foto: Andrés Cardona
    Los bomberos utilizan caninos para rastrear posibles sobrevivientes y cuerpos de las personas fallecidas en medio de los escombros. Foto: Andrés Cardona
  • A las afueras del Hospital cientos de personas esperan que lleguen con los cuerpos de los fallecidos para poder identificar a alguno de los familiares que están desaparecidos. Foto: Andrés Cardona
    Albergue temporal instalado en el Instituto Tecnológico del Putumayo (ITP), 500 personas están albergadas allí. Las labores de reconstrucción del municipio podrían durar hasta tres años, asegura el Ministro de defensa Luis Carlos Villegas. Foto: Andrés Cardona
    En el hospital local continúan algunos niños y niñas que fueron afectados pero que se encuentran estables de salud. Allí son atendidos por el personal médico bajo supervisión del ICBF. Foto: Andrés Cardona
    Yolanda Chindoy sobrevivió al desastre natural, ella pudo salvar a sus tres nietos de ser arrastrados por la avalancha que acabó con el barrio San Miguel donde habitaba. Foto: Andrés Cardona
    Monseñor Luis Alberto Maldonado Monsalve ora con los familiares víctimas del desastre en el cementerio principal de Mocoa. Foto: Andrés Cardona
  • El listado publicado por el hospital de las fallecidas es consultado a diario por los familiares. Los datos oficiales dan cuenta de 273 muertos, 262 heridos, 183 necropsias realizadas, 60 cuerpos identificados y 100 entregados a sus familiares hasta el momento. Foto: Andrés Cardona
    Las personas que están en los albergues piden ayuda con alimentos y agua potable, algunas organizaciones están recibiendo ayudas económicas, otras en especie. Foto: Andrés Cardona
    El trabajo de la Fiscalía ha sido lento puesto que son muchos los fallecidos. Las familias tienen malestar por la demora debido a que algunos reconocieron a sus familiares desde el sábado y todavía no les han entregado los cuerpos. Foto: Andrés Cardona
    Los niños y niñas fueron de los más afectados, algunos que se salvaron están en los albergues temporales y otros fueron traslados a hospitales de mayor categoría para ser atendidos. Foto: Andrés Cardona
    Para ingresar al cementerio hay que hacer fila, para poder identificar los cuerpos también y para que se los entregue hay que esperar mínimo dos días, lo que genera malestar en las familias. Foto: Andrés Cardona
  • Muchos cuerpos siguen sin ser identificados en el cementerio y la morgue. Mocoa ya está en alerta sanitaria por la descomposición de los cuerpos y por los animales que también fallecieron en la avalancha. Foto: Andrés Cardona
    El desespero se apodera de las víctimas, cuentan que sus familiares ya están en descomposición y que solo quieren hacerles una cristiana sepultura. Foto: Andrés Cardona
    La ayuda psicosocial se convierte en una prioridad para la atención a los familiares de las avalancha, el desconsuelo se apodera de muchas familias que perdieron absolutamente todo. Foto: Andrés Cardona
    La Policía Nacional y el Ejército han cumplido una ardua labor para ayudar a salir de la tragedia a los afectados. Foto: Andrés Cardona
    A algunos de los cuerpos se les está haciendo la necropsia en el mismo cementerio y a cielo abierto debido a que la cantidad de fallecidos desborda la capacidad de las instalaciones. Foto: Andrés Cardona
  • Las familias de algunas víctimas están cavando huecos para enterrar los cuerpos sin vida de sus familiares. Foto: Andrés Cardona
    Algunos de los sobrevivientes necesitan atención prioritaria, en el albergue se encuentran personas con lesiones graves que esperan ayudas médicas y psicológicas. Foto: Andrés Cardona
# #
Galería de Imágenes