<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

A patadas y machetazos se están “arreglando” los choques solo latas en Medellín

Autoridades dicen que los tiempos de congestión se han reducido hasta en 10 minutos, pero los gremios de conductores afirman que la mitad de estos accidentes terminan en peleas o en escape de uno de los implicados.

  • Este fue uno de los casos recientes de agresiones vinculadas con accidentes. Se registró el pasado lunes en el centro de Medellín. FOTO: CORTESÍA
    Este fue uno de los casos recientes de agresiones vinculadas con accidentes. Se registró el pasado lunes en el centro de Medellín. FOTO: CORTESÍA
"
Santiago Olivares Tobón | Publicado el 29 de noviembre de 2022

Con piedras, machetes, palos o puños se están resolviendo los accidentes de tránsito en los que solo se ven afectadas las latas de los vehículos en Medellín y otras ciudades del país. En cuestión de dos días se han presentado altercados violentos en accidentes que no dejaron lesionados en la colisión, pero sí en las agresiones posteriores ante la no intervención de los agentes de la Secretaría de Movilidad de Medellín.

Tan solo en la mañana de este martes se presentó un altercado en la glorieta de Bulerías, en el barrio Laureles, donde dos conductores terminaron a los puños luego de que colisionaran sus vehículos, entre ellas una motocicleta. Este se suma al caso presentado en el centro de la ciudad el lunes, en la calle 49 (Ayacucho) con la carrera 48 (Pasaje La Bastilla), cuando un conductor de bus y un motociclista se chocaron y la reacción del motorizado fue golpear el bus con el casco. Acto seguido, el busero sacó un machete.

“Lo se que hizo con esta ley fue acabar con la seguridad ciudadana y dejar a los conductores desamparados. No sé lo que se pretendía con esa norma”, manifestó John Fredy Escudero, líder gremial de los taxistas de Medellín, haciendo un recuento de casos donde hay agresiones entre conductores implicados en las colisiones, o de otros que por no responder por los daños optan por las amenazas y las fugas.

El origen de las riñas

Uno de los principios de la ley 2251 de 2022 es que se pueda llegar a un consenso para saber quién responde, bien sea desde sus propios recursos o de los de su aseguradora.

Sin embargo, Jaime Sánchez, líder de la Corporación de Transportadores Urbanos (CTU), indicó que “partimos de un supuesto en el que los vehículos están asegurados en este país y resulta que no es así para muchos vehículos particulares y motocicletas. Esto nos lleva a que la norma esté coja e incompleta, lo que provoca este tipo de situaciones”.

Adicionalmente se están presentando confrontaciones por el recaudo de las pruebas y de los datos de los implicados, puesto que la función que cumplían los guardas de obtener la información de los responsables, para los civiles no está siendo tan sencillo.

“Deberán recaudar las pruebas de manera personal, pero quién obliga a una de las partes a entregar sus datos. Toman las fotos y lo que puedan hacer de la manera digital, pero la gente no queda contenta”, señaló Jairo Bonilla, abogado de la Asociación Nacional de Tránsito y Transporte (Andett) y guarda de tránsito de Medellín.

Sin embargo, esto dista de la esencia de esta normatividad, que buscaba una rápida conciliación entre los conductores implicados en un choque, sin tener que esperar la llegada de un agente de tránsito para tener las pruebas para las audiencias, todo con el objetivo de resolver las congestiones en las vías.

El secretario de Movilidad de Medellín, Víctor Hugo Piedrahíta, lamentó los recientes incidentes que estarían relacionados con la aplicación de esta normatividad, pero destacó que este no es el factor común de la ciudadanía, que se caracteriza en la mayoría de los casos por reaccionar de manera pacífica y conciliatoria.

“No es el común denominador de los casos, pero como estas agresiones se hacen virales, entonces la ley es la mala y no es así. Estoy seguro que esto podría pasar con un agente de tránsito o sin un agente de tránsito”, señaló el funcionario.

La intolerancia se ha convertido en uno de los mayores dolores de cabeza para la ciudad. Según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), este año se han registrado 2.810 personas lesionadas en medio de casos de intolerancia, hechos en los cuales también han perdido la vida 59 personas en la ciudad.

Los transportadores, por su parte, aducen que de la totalidad de accidentes solo daños que se han registrado, en el 50% se están presentando fugas o riñas, según lo expresó el presidente de la CTU.

El general (r) José Gerardo Acevedo, secretario de Seguridad de Medellín, comentó que “estos hechos en los cuales no se llega a una conciliación están conllevando a situaciones más delicadas como es la pérdida de una vida. La gente debe sea más reflexiva frente a estos hechos en la ciudad”.

Tiempos de atención

Piedrahíta destacó que debido a que los agentes de la Secretaría de Movilidad no acuden a atender esta clase de incidentes, se ha mejorado la atención para hacerlo con colisiones que sí tienen lesionados, embriaguez o fallecidos, pasando de 30 minutos de espera a menos de 20 minutos, lo que ha beneficiado la movilidad de la ciudad.

Para los agentes de tránsito, esta situación no ha sido la solución a un problema sino la generación de uno nuevo, ya que ellos muchas veces eran claves en la resolución de los accidentes mediante la conciliación. “El agente llegaba al lugar y recaudaba las pruebas necesarias. Muchas veces con la opinión que entregaba el guarda, se llegaba a una conciliación. La gente no se aguanta que nosotros no estemos ahí brindándoles la protección”, expresó Bonilla.

Según las cifras del Observatorio de Movilidad de Medellín, que dio a conocer el secretario Piedrahíta, la totalidad de los accidentes que se registraron antes de la nueva norma, el 53% de estos lo resolvía la comunidad y el 47% lo resolvía los agentes. Anteriormente, la sola necesidad de presencia de los funcionarios se gastaba el 21% de 180 agentes operativos que tiene la ciudad. Con esta nueva normativa, se han disminuido las solicitudes de guardas para atender colisiones, siendo trasladados a otras funciones en las calles.

Pero más allá de la efectividad de esta normativa, líderes gremiales y la autoridad recurren a la conciencia ciudadana y a la capacidad de poder solucionar los conflictos sin necesidad de utilizar la violencia para hacerlo.

Santiago Olivares Tobón

Periodista por pasión. Me gusta contar las historias de la ciudad desde todos sus puntos de vista y mostrar lo bueno y lo malo de nuestra realidad.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección