<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las 11 horas de angustia de Gilberto entre las montañas de Palmitas

  • En la casa que vio crecer su familia, Gilberto Celis pasa sus días entre cultivos de cebolla y otras hortalizas. Su hija Lucy, lo acompaña cada vez que puede. FOTO julio césar herrera
    En la casa que vio crecer su familia, Gilberto Celis pasa sus días entre cultivos de cebolla y otras hortalizas. Su hija Lucy, lo acompaña cada vez que puede. FOTO julio césar herrera
VALENTINA HERRERA CARDONA | Publicado el 27 de junio de 2018

Solo han pasado un poco más de 48 horas desde que Gilberto Celis, de 82 años, quedó atrapado con tres de sus familiares en una cabina del teleférico del corregimiento de Palmitas, y ya hace chistes con el tema.

No duda en decir que si le toca montarse de nuevo en el cable lo haría y, entre risas, pregunta dónde pueden reclamar la comida que se les quedó en la cabina.

Sin embargo, a medida que relata la historia comienza a temblarle la voz y hay un asomo de llanto en sus ojos. La valentía con la que resistió más de 11 horas atrapado, junto a su hijo Humberto Celis, la esposa de este, Gloria Ortiz y su nieta, Sofía; se desaparece por momentos ante la incredulidad que siente de saberse vivo y de reconocer que solo hoy le duelen sus rodillas, desgastadas por los años.

Un día del padre diferente

Gilberto ha habitado toda su vida en El Tambo, del corregimiento de San Sebastián de Palmitas y allí ha visto crecer a su familia. La casa, rodeada por cultivos de cebolla y rábano, siempre había sido el punto de encuentro para celebrar la presencia de su padre.

Su hijo Humberto Celis, uno de los que también quedó atrapado, había planeado una celebración diferente para el domingo. Luego de almorzar en un estadero, salieron a visitar a su otra hija, Lucy Celis. En ese desplazamiento ocurrió el susto más grande de sus vidas.

“Sentimos un ruido fuerte. Aún tengo la marca del golpe que me di cuando la cabina se movió”, contó Gilberto.

La ruptura de uno de los cables de acero entre las estaciones La Aldea y el Morrón, causó que la cabina en que viajaban quedara suspendida a 250 metros del suelo.

Lucy estaba atenta a la llegada de sus familiares. Cuando se enteró de la emergencia, deseó que no fueran los atrapados. “Salí para la estación y le pregunté al operador, pero no sabía mucho. Intenté llamar a mi hermano, pero de los nervios no lo logré y alguien más lo hizo. Confirmé que eran ellos los que estaban ahí colgando”, recordó.

Eran las 2:30 p.m. Dos horas más tarde llegó el helicóptero y Lucy creyó que la espera terminaría, pero no fue así.

Sergio Mira, el piloto del helicóptero de Brac -Grupo de Búsqueda y Rescate Aeronáutico de Colombia- que encabezó la operación, le contó a EL COLOMBIANO el pasado lunes, que esta debió realizarse con extremo cuidado para evitar cualquier riesgo. Si esa puerta se hubiera abierto, el desenlace habría sido fatal, advirtió.

“Inicialmente, se nos dijo que los rescatistas no podían agarrarse del cable, porque este no resistiría el peso, y por eso la primera llegada a la cabina fue con el rescatista prendido a una cuerda del helicóptero; ya más tarde nos confirmaron que el cable sí resistiría el peso y los socorristas pudieron aferrarse a él para llegar hasta ellos”, narró Mira.

Gilberto recuerda poco ese momento. Su hipertensión causó que perdiera el conocimiento por ratos y tiene en su mente imágenes de cuando su hijo intentó varias veces romper el vidrio de la cabina. También viene a su mente, el instante en los rescatistas les entregaron alimentos y agua.

Desde afuera, Lucy vivía una incertidumbre mayor. “Ver esa cabina cómo se movía de lado a lado y que el helicóptero se fuera, nos puso muy mal. La calma volvió cuando bajamos por la trocha y los recibimos, aunque a mi papá lo sacaron en camilla”.

La salida de las cuatro personas se dio en dos momentos a través de cables, por medio de los cuales bajaron primero a Gloria y a Sofía.

A las 2:30 de la mañana del lunes, el rescate culminó cuando Gilberto y su hijo tocaron tierra.

FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

El único medio

El teleférico de San Sebastián de Palmitas opera desde 2010 y beneficia a cerca de 2.000 habitantes de veredas como La Aldea, La Frisola y La Sucia. Este medio no había registrado fallas similares a la ocurrida el domingo. Incluso, en mayo pasado estuvo en mantenimiento.

Aunque Gilberto no usa el teleférico con frecuencia, insistió en que este no debería ser retirado o clausurado, porque es la conexión de los residentes del corregimiento con la vía principal y con el casco urbano de Palmitas.

Una postura que reitera Lucy, quien explicó que ahora, mientras el cable está cerrado, los recorridos para la escuela o para comercializar los productos pasarán de 10 a 15 minutos, a al menos dos horas.

Entre tanto, Humberto y su familia regresaron a su casa en San Cristóbal, otro corregimiento de Medellín. Con Gilberto permanecen su hijo José y Lucy. Entre los cultivos de su finca, a la que pensó que no regresaría, se despide, entre risas, de los visitantes que quieren escuchar, una y otra vez, su increíble historia .

Contexto de la Noticia

anécdota LAS INVESTIGACIONES CONTINUARÁN

Los motivos por los cuales el cable cedió siguen sin conocerse. Entre tanto, los operadores de este adelantarán un peritaje a todo el sistema con el fin de hacer claridad y evitar un riesgo similar. El cable estará cerrado mientras se repara. Cabe resaltar que hasta ayer, la cabina en la que quedaron atrapados Gilberto y su familia permanecía suspendida. Ovidio Buitrago, gerente de Terminales de Medellín, que opera el sistema en convenio con la Secretaría de Infraestructura, reiteró que esperan reparar el sistema en el menor tiempo posible para disminuir en la medida de lo posible el impacto negativo en la comunidad.

Valentina Herrera Cardona

Periodista con sueños de historiadora. Apasionada por la Medellín antigua, su memoria visual y sus relatos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección