<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Comunidad en Donmatías acampa en una escuela para rechazar su demolición

  • Este es el Centro Educativo Rural Riogrande, en Donmatías, que será demolido porque cerca de allí se construirá un peaje. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Este es el Centro Educativo Rural Riogrande, en Donmatías, que será demolido porque cerca de allí se construirá un peaje. FOTO Juan Antonio Sánchez
Diego Zambrano Benavides | Publicado el 04 de abril de 2019

El Centro Educativo Rural Riogrande, ubicado en el municipio de Donmatías a escasos metros del lugar donde será construido un peaje, fue ocupado desde el martes pasado por la comunidad, que acampando allí se opone a su demolición, que comenzaría este jueves.

La denuncia la hizo el representante a la Cámara Jhon Jairo Berrío, quien manifestó preocupación por la seguridad de las personas que permanecen en el colegio, debido a que desde esta madrugada las autoridades estaban ultimando detalles para desalojarlos.

“La gente está preocupada sobre ese tema, ha llegado mucha Policía y Esmad para proteger a quienes van a hacer la demolición. Hay familias que están acampando allí en la escuela”, expresó.

Este pulso no es nuevo, pues hace seis años la Alcaldía de Donmatías solicitó a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y a la Gobernación trasladar el peaje conocido como “Pandequeso”, ubicado en el Alto de Matasanos, al sector del Puente Riogrande.

Incumplimientos

Según el congresista Berrío, en las socializaciones de este proyecto expresó a la comunidad que la escuela sería respetada, no se demolería, y desconocía que las autoridades habían cambiado de parecer.

A esta denuncia se sumó el congresista Jorge Gómez, quien junto a Berrío señalaron en un comunicado que “la decisión ha recibido el rechazo de las comunidades, las cuales han efectuado varias movilizaciones para expresar su repudio”, e indicaron que ni ANI, Gobernación y Alcaldía de Donmatías contemplaron un carril sin cobro de peaje para los habitantes y comerciantes de la zona.

Los dos denunciantes, en representación de la comunidad, pidieron a los gobiernos local y departamental suspender cualquier acción sin antes concertar con la comunidad, y pidieron respetar las decisiones que fueron socializadas y acordadas con los pobladores.

Una de las personas que acamparon en el colegio fue Laura Lopera, madre de un niño de nueve años que estudiaba en la escuela, quien reveló que desde diciembre pasado evacuaron la institución sin darles mayor explicación y la alcaldía no los ha querido escuchar.

Por su parte, Albeiro Gómez, líder del sector Riogrande, indicó que les molesta que la actual administración incumplió los acuerdos de la alcaldía pasada, con quienes se había acordado que si se demolía la escuela, solo sería cuando la nueva ya estuviera lista, y eso no está ocurriendo.

Image

¿Qué responde la alcaldía?

Lo primero que explicó la alcaldesa de Donmatías, Marcela Peña, es que la decisión del traslado no se negocia, pues aliviará a la mayoría de los habitantes del municipio que en tan solo 50 kilómetros se encuentran tres peajes para llegar al casco urbano.

“Cuando se comenzó a discutir el traslado, la solicitud de la comunidad fue que se construyera un carril exclusivo sin pago para entrar a algunas zonas y que no se cambiara el sitio de la escuela. A lo primero la ANI se negó porque no hay precedentes y técnicamente no es viable, y con el tema de la escuela, aunque se pensó en dejarla donde estaba, la Gobernación terminó viéndolo inconveniente”, indicó.

La mandataria dijo que el reclamo de la gente hace parte de algo que se habló durante las conversaciones de aproximación, pero luego se dieron cuenta que por seguridad de los niños que recibirían clases en una zona muy propensa a accidentes con vehículos y prefirieron buscar otro sitio para construir un nuevo colegio.

Peña agregó que el Municipio dispuso de un lote a 800 metros de la actual ubicación de la institución, y la Gobernación se comprometió a asumir los costos de construcción de un edificio que contará con mejores condiciones de infraestructura, con una vía pavimentada hasta su entrada, senderos peatonales y un puente sobre la vía nacional para permitir el paso de la comunidad educativa.

Sin embargo, las obras no han iniciado y según la mandataria se debe a que la Gobernación apenas terminó en diciembre los trámites jurídicos, ambientales y técnicos. El proyecto está en etapa de diseño y debe ser aprobado por Secretaría de Educación departamental para arrancar.

Agregó que para los vehículos de habitantes o comerciantes de los sectores Riogrande y Bellavista hay tarifa diferencial, ante la imposibilidad del carril exento de cobro de peaje.

La alcaldesa dijo que aunque la comunidad interpuso una tutela por vulneración al derecho a la educación, en dos instancias la justicia falló a favor del Municipio, la Gobernación y la ANI, por lo cual la demolición es un hecho y se procederá a iniciar con el desalojo de las personas que acamparon allí.

“Hubo ocupación indebida del predio donde está la institución, entonces tuvimos que aplicar el Código de Policía y, con acompañamiento de la fuerza pública, vamos a recuperar el lote (...) Esta es una decisión tomada y una solicitud que viene desde hace seis años, estamos ultimando detalles y este jueves desalojaremos a quienes están acompañando allí”, manifestó Peña.

Y mientras tanto los niños...

La alcaldesa indicó que los alumnos que dejaron de recibir clases en el Centro Educativo Rural Riogrande, están recibiéndolas en otra institución del casco urbano de Donmatías.

No obstante, el líder del sector Riogrande, Albeiro Gómez, denunció que donde están estudiando los niños, en una sede universitaria, no hay lugar para hacer deporte y los regañan cuando quieren disfrutar de su recreo.

Asimismo, María Pérez, madre de uno de los menores de edad que estudian en la escuela, indicó que siente que su hijo, al igual que otros compañeros, pasó de un lugar donde podía tomar aire con tranquilidad a otro donde los tratan como en una prisión.

José Omar Castro, concejal de Donmatías, le pidió a las autoridades tener consideración con más de 120 niños que estudian en la institución, que incluso están durmiendo un hora y media menos para llegar al casco urbano a recibir clases.

“Por respeto, pedí a la comunidad salir de la escuela. Sabemos que algunos congresistas se reunirán con la ANI para buscar una salida a esta situación”, expresó.

Contexto de la Noticia

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección