<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Sin plata, la memoria del conflicto armado quedaría en el olvido

  • En el Salón Nunca Más, de Granada, Antioquia (foto), realizan actividades para exigir la paz en sus territorios. FOTO manuel saldarriaga
    En el Salón Nunca Más, de Granada, Antioquia (foto), realizan actividades para exigir la paz en sus territorios. FOTO manuel saldarriaga
Por javier alexander macías | Publicado el 24 de julio de 2019
Infografía
Sin plata, la memoria del conflicto armado quedaría en el olvido
en definitiva

Los espacios de memoria en el país reclaman más apoyo estatal para no sucumbir en la tarea de ser testigos de la historia. Desde el Gobierno dicen que sí hay recursos, pero falta gestión.

Hablarles de memoria a las víctimas es traerles un recuerdo de sus seres amados que fueron ultrajados, humillados y asesinados por los grupos violentos.

Para esas víctimas, una camisa, un pantalón, un velón encendido o simplemente una casa para poner una foto de su pariente, es un alivio al dolor que los acompaña desde el instante en el que perdieron a sus familiares.

Hoy ese recuerdo al que se aferran las víctimas recorre un camino difícil. Las 30 iniciativas que hay para albergar la memoria viven una situación más fuerte que el olvido y es, según denunciaron, la falta de apoyo estatal. El Gobierno afirma todo lo contrario y asegura que hay cerca de dos mil millones de pesos para atender sus iniciativas.

La importancia de estos lugares radica en que se han convertido en espacios de reparación a los afectados por las hostilidades, y allí realizan tareas como enseñar artes plásticas.

Adriel Ruiz, director del nodo pacífico de la Red Colombiana de Lugares de Memoria, explica que muchas de estas iniciativas salen adelante por la voluntad de las mismas víctimas que, incluso, ponen a disposición sus recursos para conservar la memoria, o se apoyan en cooperación de oenegés que les ayudan económicamente para desarrollar esta actividad.

Este líder de Buenaventura agrega que hay menos voluntad política para apoyar la construcción de memoria, “y nos ven como problemas que están debatiendo posturas incómodas desde los territorios”, además, es difícil establecer cuál es el presupuesto, porque lo manejan en cada territorio y cada espacio de memoria.

Constructores de paz

Esa falta de voluntad política que menciona Ruiz, y de recursos para dignificar la memoria señaladas por las víctimas, la vive el Salón del Nunca Más, en Granada, Antioquia. Cada que llueve, las guías y voluntarias recogen entre el salón inundado las hojas con la tinta regada por la lluvia que se cuela por las tejas de barro.

Dice Gloria Ramírez, una de las granadinas fundadora de este espacio, que han perdido bitácoras, se dañaron fotos y unas pantallas táctiles conseguidas con mucho esfuerzo.

“No hay dinero para hacerle mantenimiento, no hay plata para pintarlo. No se ha vuelto a abrir de lunes a viernes porque la gente que colaboraba se retiró o presta la ayuda muy esporádicamente porque no hay recursos y ellos tienen que rebuscarse la vida, y el trabajo en el salón es gratis”, dice.

Esta situación se replica en otros lugares del país, como la Casa de la Memoria de El Salado, en Bolívar, lo que los condena a desaparecer.

Julio García, líder de víctimas en esa región, considera que estos espacios son para encontrarse y un camino para perdonar.

Sin embargo, agrega García, el Gobierno Nacional no apuesta por estas ideas “porque sabe que por medio de la memoria saldrán cosas que los involucrarán y los obligarán a tomar acciones para responder por los hechos cometidos”.

Y lo que es más grave, el asesinato y las intimidaciones a los líderes sociales ha comenzado a socavar el valor de hacer memoria, porque como explica Humberto David Torres, líder de la Casa de la Memoria de El Salado, “con las amenazas la gente tiene eso un poco olvidado. Hasta ahora solo tenemos el patio (terreno) y estamos a la espera de la construcción”.

Aún así, en esta tierra calurosa y casi desértica, los habitantes del Carmen de Bolívar y de otros espacios (ver recuadros) siguen haciendo memoria por medio de la música, el teatro y otras actividades sociales, porque como explica Torres, es la única forma de enseñarles a las nuevas generaciones lo que vivieron y no quieren repetir.

Sí hay recursos

Dice el artículo 143 de la Ley 1448 de 2011, o la Ley de Víctimas, que “el deber de Memoria del Estado se traduce en propiciar garantías y condiciones para que la sociedad, a través de sus diferentes expresiones (...) pueda avanzar en ejercicios de reconstrucción de memoria como aporte a la realización del derecho a la verdad del que son titulares las víctimas y la sociedad”.

Rafael Tamayo, director del Museo Nacional de Memoria, asevera que la falta de recursos es una realidad, pero aún así el Gobierno ha dispuesto presupuesto. En esa vía, el Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh, dispuso para este año $1.940.804.017 millones para esas iniciativas.

“Quien esté liderando un proceso de memoria debe buscar por diferentes vías recursos o un plan de sostenibilidad. Esos recursos existen, pero también estamos asistiendo a un florecimiento excesivo de una gran cantidad de iniciativas que deberían organizarse”, comentó Tamayo.

Hay un frase que con el paso de los años es un sello para las víctimas: “Uno se muere cuando lo olvidan”, y ese enunciado es el que hoy gritan quienes hacen memoria para evitar el cierre de aquellos espacios en el que honran a las víctimas que no quieren sepultar en el olvido.

Una casa para la memoria en el salado

Image

Con la necesidad de un espacio para conmemorar a las 85 víctimas asesinadas en la masacre de El Salado, cometida por el bloque Montes de María entre el 16 y el 21 de febrero de 2000, los habitantes de este corregimiento de Carmen de Bolívar (en Bolívar), regresaron dos años después de su tragedia a este pueblo para reconstruir lo poco que quedó en pie, tras la incursión de las autodefensas comandadas por Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40” y Salvatore Mancuso.

La casa de la memoria de El Salado se construye en el terreno en el que se erigió un monumento a las víctimas, el cual fue inaugurado en 2007 en el mismo lugar en el que se cavó la mayor fosa común de ese pueblo después de la matanza. Para cumplir con las medidas de reparación, el Ministerio de Justicia se comprometió con la construcción de la edificación, y el Centro Nacional de Memoria Histórica, Cnmh, se encargará de la construcción del tejido social de los afectados.

En tumaco rinden homenaje a sus víctimas

Image

El espacio para la memoria en Tumaco, Nariño, nació el 19 de septiembre de 2013, aniversario de la muerte de la religiosa Yolanda Cerón, asesinada en el año 2001 por grupos paramilitares luego de las denuncias que hizo de los atropellos cometidos por estas estructuras ilegales a las comunidades afrodescendientes. Este sitio para la memoria está dividido en tres salas: la primera recoge todos aquellos valores e identidades de las comunidades negras que se perdieron por el conflicto armado y lo hace como una forma de reparación colectiva; la segunda, es un espacio hecho por las víctimas para recordar a sus familiares perdidos en el conflicto armado. Allí los dolientes llevaron fotografías de sus seres amados para dignificarlos. En la tercera sala se representa la resistencia del pueblo tumaqueño y sus alrededores entre las dificultades que los aquejan. Mediante teatro, poesía y música le apuestan a una vida digna y en paz. Tienen una dirección y realizan actividades para obtener recursos.

En buenaventura le hicieron capilla a la memoria

Image

La Capilla de la Memoria nace en 2009 en la comuna 3 del Barrio Lleras, en la parte sur de la isla Cascajal de Buenaventura. Su conformación es un salón de 40 metros cuadrados ubicado en Fundescodes y tiene fotografías de las víctimas y objetos traídos por sus familiares. Este espacio es usado por 39 mujeres víctimas de desapariciones, asesinatos, fronteras invisibles y amenazas que desarrollaron esta iniciativa para sanar sus corazones y honrar a sus seres queridos. Tiene una directiva y se sostiene con recursos propios y apoyo de cooperación. Las mujeres se han apropiado del espacio con una gran carga de reparación simbólica. La mayoría de sus víctimas padecieron esa ola de violencia que les dejó los enfrentamientos de grupos paramilitares y guerrilleros en Buenaventura. Cuenta con un fuerte apoyo eclesial, debido a que la Iglesia Católica ha desarrollado en esta región una importante labor de protección a las víctimas del conflicto armado.

Un museo para la ciudad de medellín

Image

El Museo Casa de la Memoria en Medellín fue creado en 2006 y nació de una iniciativa del Programa de Atención de Víctimas de la Alcaldía de Medellín. Su objetivo, según su reglamento, es contribuir “desde el ejercicio de la memoria en escenarios de diálogos abiertos y plurales, críticos y reflexivos, a la comprensión y superación del conflicto armado y las diversas violencias de Medellín, Antioquia y Colombia”. Posee una estructura física propia y se sostiene con recursos asignados por la Alcaldía de Medellín, pero tiene el carácter de entidad descentralizada de la administración. Jairo Alonso Escobar Velásquez, subdirector administrativo Museo Casa de la Memoria, explica que, a diferencia de otras iniciativas, no pasan afugias, “pues hace parte integral del presupuesto de la Alcaldía que transfiere recursos para el mantenimiento y para la inversión. Con esto se garantiza el funcionamiento”. El presupuesto para este 2019 fue de 5.292 millones de pesos.

Contexto de la Noticia

Javier Alexánder Macías

Amo el periodismo, y más si se hace a pie. Me encantan los perros, y me dejo envolver por una buena historia. Egresado de la Universidad de Antioquia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección