¿Será pareja la pelea de los actores por el Óscar?

  • Estas 10 interpretaciones les valieron a sus actores estar en las categorías de Mejor Actor y Mejor Actriz para los Óscar este domingo. FOTOS Cortesías
    Estas 10 interpretaciones les valieron a sus actores estar en las categorías de Mejor Actor y Mejor Actriz para los Óscar este domingo. FOTOS Cortesías
Efe | Publicado el 18 de febrero de 2019

Rami Malek en la piel del inolvidable cantante Freddie Mercury es el favorito al Óscar a mejor actor, categoría donde compite con Bradley Cooper, Christian Bale. Viggo Mortensen y Willem Dafoe.

En la categoría de Mejor actriz se presenta una de las rivalidades más fuertes que se recuerdan, y aunque Glenn Close parte como favorita, no sería nada extraño ver a Olivia Colman o incluso Lady Gaga subir al escenario a recoger la estatuilla dorada.

Este es un vistazo a cada una de las actuaciones de los nominados como los mejores actores principales.

Rami Malek, el mito de Queen

Encarnar a un mito tan querido como Freddie Mercury podía ser una bendición o un regalo envenenado, pero el trabajo de Rami Malek en Bohemian Rhapsody no solo ha convencido a los millones de fans de Queen sino que le ha dado el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical, y el Bafta y el premio del Sindicato de Actores (SAG) al mejor intérprete masculino.

“Sabíamos, y lo pensamos de manera colectiva, que había que reflejar aspectos difíciles de su vida, los retos, las dudas y también los éxitos. Pero tras conocer a Freddie, con todas las investigaciones que hice, creo que hablamos de un hombre muy perfeccionista que quería celebrar la alegría de la vida; divertirse, ante todo y sobre todo”, señaló a Efe.

La carrera de Malek (Los Ángeles, 1981), de ascendencia egipcia, incluye papeles en series como The Pacific y películas como Short Term 12 (2013), aunque el rol que le presentó al gran público fue el del hacker taciturno de Mr. Robot.

Sería una sorpresa que no se llevara el Óscar al mejor actor, aunque en esta temporada de premios Malek ha tenido que sortear, como ha podido, un turbio obstáculo en su camino: las acusaciones de agresión sexual contra Bryan Singer, director de Bohemian Rhapsody, y de quien ha tratado de alejarse lo máximo posible.

Image

Christian Bale, un satán político

“Gracias a Satán por servirme de inspiración”. Con este sorprendente y ácido agradecimiento recibió Christian Bale el Globo de Oro al mejor actor dramático por su interpretación del exvicepresidente estadounidense Dick Cheney en Vice.

Se trata de la cuarta nominación en los Óscar para un artista que ya sabe lo que es llevarse la estatuilla a casa, algo que consiguió como mejor actor de reparto por The Fighter en 2011.

Muy aplaudido por su interpretación de Batman en la trilogía de Christopher Nolan, Bale (nacido en Haverfordwest, Reino Unido en 1974) también brilló en cintas como American Psycho (2000), The Prestige (2006), American Hustle (2013) o The Big Short (2015).

El peso de interpretar a alguien tan maquiavélico y misterioso como Cheney, vicepresidente durante el mandato de George W. Bush en la Casa Blanca (2001-2009), no fue solo algo metafórico para Bale, quien engordó cerca de 20 kilos para tomar las riendas del personaje.

Image

Bradley Cooper, estrella delante y detrás de la cámara

A Bradley Cooper le van los retos. Para su ópera prima como director no solo se arriesgó con un remake (nueva versión) de un clásico como Nace una estrella sino que también se atrevió a medirse en un duelo interpretativo y musical de altura con una estrella como Lady Gaga.

El impulso de Cooper (Filadelfia, EE.UU., 1975) le salió de maravilla, ya que este año está nominado como mejor actor, mejor película (es uno de los productores de Nace una estrella) y mejor guion adaptado, por lo que solo le quedó la espina de no haberse colado como mejor realizador.

Con estas candidaturas, Cooper ya suma siete nominaciones al Óscar en su carrera, sin haber ganado en ninguna ocasión.

Su crepuscular y emotivo retrato de un músico venido a menos y acosado por la envidia, las dudas y las adicciones es su cuarto intento para llevarse un Óscar interpretativo tras sus candidaturas por Juegos del destino (2012), Escándalo americano (2013) y Francotirador (2014).

Image

Viggo Mortensen, sabor hispano y reflexión social

Con muchísimos lazos sentimentales y personales con Latinoamérica y España, el intérprete Viggo Mortensen pondrá algo de sabor hispano en esta categoría de los Óscar gracias a su nominación por el drama Green Book.

El tándem formado por Viggo Mortensen y Mahershala Ali en este largometraje ha sido uno de las sensaciones de la temporada, en particular, por tratar cuestiones de gran actualidad en Estados Unidos como el racismo.

Respeto y empatía son valores que siempre están en riesgo (...). Hay gente que se alegra de que hayamos hecho esta película porque considera que desde que se proclamó la Ley de Derechos Civiles hemos caído en los mismos errores: racismo, xenofobia, homofobia... En fin, intolerancia. Y estoy de acuerdo, pero esta película tiene su razón de ser y será valiosa en cualquier momento”, dijo a Efe.

Nominado en dos ocasiones anteriormente por Promesas peligrosas (2007) y Capitán Fantástico (2016), Mortensen (Nueva York, EE.UU. 1958) alcanzó la cima de su popularidad como Aragorn en la célebre trilogía de El señor de los anillos.

Image

Willem Dafoe, cara a cara con Van Gogh

Con un genio de la pintura como Vincent Van Gogh se ha medido el actor estadounidense Willem Dafoe, que aspira al Óscar a mejor actor por su papel en la cinta Van Gogh: En la puerta de la eternidad sobre los últimos meses de vida del artista holandés.

Aunque la película dirigida por Julian Schnabel solo cuenta con esta nominación en los Óscar, la candidatura de Dafoe cuenta como credencial con la Copa Volpi al mejor actor que obtuvo en el pasado Festival de Venecia.

Consagrado ya como un clásico del cine estadounidense, tanto en su vertiente más popular como en filmes más originales o arriesgados, Dafoe (Appleton, EE.UU., 1995) optó en tres ocasiones al Óscar, pero nunca alcanzó la victoria, con Platoon (1986), La sombra del vampiro (2000) y Proyecto Florida (2017).

Su extensa trayectoria incluye otras películas como La última tentación de Cristo (1988) o Anticristo (2009).

Image

Glenn Close, ¿a la séptima va la vencida?

Su impresionante trabajo en La esposa le ha deparado su séptima nominación al Óscar y la cuarta en esta categoría. Previamente fue candidata por Atracción Fatal (1987), Relaciones peligrosas (1988) y El secreto de Albert Nobbs (2011), y aspiró también al premio como mejor actriz de reparto por El mundo según a Garp (1982), Reencuentro (1983) y El mejor (1984).

Los expertos consideran que Close, a quien todos en Hollywood admiten que se le debe reconocer a tiempo por su brillante carrera, es quien más opciones tiene en esta categoría debido a sus triunfos en los Globos de Oro, los Critic’s Choice -empatada con Gaga- y los premios del Sindicato de Actores. Su único punto débil: es la única candidatura que obtuvo La esposa.

En la obra, Joan y Joe Castleman (Close y Jonathan Pryce) aparentan ser el matrimonio perfecto, pero una llamada informando a la pareja de que el hombre ha ganado el premio Nobel de Literatura es el detonante de una crisis por algo que viene afectando a la mujer desde hace tiempo.

Image

Olivia Colman, la reina que arrasa con su locura

Es la primera nominación para la actriz británica de 45 años, que hasta ahora había adquirido popularidad gracias a sus papeles en La langosta (2015) -también de Yorgos Lanthimos- y las series The Night Manager (2016) y la tercera temporada de The Crown, donde interpreta a la reina Isabel II en su madurez y que aún no es estrenada por Netflix.

La candidatura le llega por interpretar a otra monarca, la reina Ana, la última soberana británica de la casa de los Estuardo. La favorita gira en torno a la relación de la excéntrica y perturbada monarca con dos de sus sirvientas, a quienes dan vida Emma Stone y Rachel Weisz, también nominadas en la categoría de mejor actriz de reparto.

Colman ha recibido el Globo de Oro por su interpretación, aunque en la categoría de mejor comedia o musical, que tradicionalmente está menos valorada que la categoría dramática. También ha añadido el Bafta británico en las últimas fechas y, aunque parte un peldaño por debajo de Close, tiene a su favor las diez nominaciones de su película.

Image

Lady Gaga, ha nacido una actriz

Esta es su primera nominación en la categoría de mejor actriz y la tercera que obtiene en su carrera tras la cosechada este año en el campo de mejor canción original (Shallow) y la obtenida por The Hunting Ground (2015) con el tema Til It Happens to You.

Además, se trata de su primer trabajo como protagonista, ya que previamente había intervenido con pequeños papeles en cintas como Machete Kills (2013) o Sin City: Una mujer para matar o morir (2014), y series como American Horror Story, con la que ganó un Globo de Oro.

Una docena de años, cinco álbumes y nueve Grammys después, ha conseguido recuperar su sueño de niña -convertirse en actriz- gracias a Nace una estrella, un papel que antes interpretaron Janet Gaynor (1937), Judy Garland (1954) y Barbra Streisand (1976) y para el que se barajó el nombre de Beyoncé, cuando el proyecto estaba en manos de Clint Eastwood.

Image

Yalitza Aparicio, la mirada pura

Es la primera nominación al Óscar para Aparicio y la segunda que obtiene una actriz mexicana en la historia, tras la lograda por Salma Hayek en Frida (2002). Así de grande es la gesta obtenida por esta mujer nacida en Tlaxiaco (Oaxaca) en 1993, que se hizo con el papel de la criada Cleo en Roma sin tener experiencia previa en la actuación.

Aparicio llegó al proyecto de casualidad. Acompañó a su hermana a un casting y esta se echó atrás en el último momento por su avanzado estado de gestación, no sin antes convencer a Aparicio para que la sustituyera y le contase cómo era aquel proceso.

Su aparición, entre centenares de mujeres que acudieron a castings por todo el país, conquistó a Cuarón, que le ofreció directamente el papel. Su naturalidad y la pureza de su mirada son joyas que imprimen verdad al tesoro cinematográfico de Roma.

Image

Melissa McCarthy, la estela de Bill Murray o Steve Carell

Es su segunda nominación y la primera en esta categoría. La anterior llegó gracias a su papel secundario en la comedia Damas en Guerra (2011). En esta ocasión, con el film Can You Ever Forgive Me?, de Marielle Heller, encarna a una biógrafa de celebridades que cambia su vida por completo cuando comprueba que las tendencias actuales están muy lejos de sus propios gustos.

McCarthy sigue así el mismo camino que otras estrellas del humor como Bill Murray o Steve Carell que, tras alcanzar enormes cotas de popularidad gracias a sus trabajos humorísticos, optaron por tomar una senda diferente y tomar riesgos con proyectos de tono más dramático, logrando el reconocimiento de la Academia.

La actividad de la actriz no para y este mismo año tiene previsto el estreno de otro drama, The Kitchen, dirigido por Andrea Berloff, y la comedia de acción Superintelligence, en la que vuelve a trabajar junto a su esposo, el cineasta Ben Falcone

Image

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección