<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Los animales de apoyo emocional también pueden ir a la U; estas son las que ya lo permiten en Antioquia

Esta tendencia, que cada vez toma más auge dentro de los campus de la ciudad, llegó hasta la Universidad de Antioquia.

  • Cristal Violeta Morillo Enríquez, coordinadora de los cursos en Educación Continua de la Facultad de Artes de la UdeA, con su perro de apoyo emocional, Arancel Dimitri de la Boira. Foto: Cortesía Carolina Botero.
    Cristal Violeta Morillo Enríquez, coordinadora de los cursos en Educación Continua de la Facultad de Artes de la UdeA, con su perro de apoyo emocional, Arancel Dimitri de la Boira. Foto: Cortesía Carolina Botero.
  • Ramona y Silvio en su graduación. Foto: Cortesía Universidad CES.
    Ramona y Silvio en su graduación. Foto: Cortesía Universidad CES.
22 de enero de 2024
bookmark

Para nadie es un secreto que los animales cada vez están tomando un papel más protagónico en las conversaciones de la ciudad, por eso que la Universidad de Antioquia haya tomado la decisión de que cualquier persona que ingrese al campus, llámese estudiante, profesor, personal administrativo o visitante, pueda estar acompañado de su perro de apoyo emocional, no es para nada extraña.

De hecho, ya son varias las instituciones de Medellín que han adoptado estas medidas, la Universidad CES, la UPB o Eafit son algunas de ellas, y aunque cada una tiene sus propias reglas, son bastante similares entre sí. Por ejemplo, todas tienen un protocolo que habla de los requisitos que deben cumplir las personas que quieran acceder a este beneficio, y de las responsabilidades que tienen como tutores una vez estén aprobados los ingresos. Sin contar con que también todas han incluido estrategias de educación dentro de la comunidad educativa respecto al tema.

Pero cabe aclarar que el hecho de que alguien pueda ingresar a alguna de estas universidades con un animal de apoyo emocional no significa que pueda ingresar con un animal de compañía.

Es decir, la denominación de animales de apoyo emocional, según le explicó la psicóloga Sara Beuth Álvarez, una de las directoras de Latimos Bocalán Colombia, a EL COLOMBIANO en una oportunidad anterior, se le da a “aquellos que tienen una educación básica y actúan como pilar de una persona que cuenta con un certificado expedido por un psicólogo o por un psiquiatra, en el cual se legitima que realmente necesita a un animal de apoyo emocional debido a diferentes circunstancias mentales”.

Mientras que los denominados animales de compañía están definidos por el Ministerio de Salud y Protección Social como aquellos “perros y gatos destinados a brindar —como su nombre lo indica— compañía, guía, protección y apoyo” al hogar en el que vive y que vela por sus cuidados.

Y es que la interacción humano-animal que empezó desde la prehistoria ha mostrado grandes beneficios a las personas, pero de una forma especial a aquellas diagnosticadas con depresión y ansiedad, que son algunas de las razones por las que en la Universidad CES tomaron la decisión de implementar su protocolo.

“En el 2022 en la universidad empezamos a recibir unos informes que hablaban de que estaba siendo muy recurrente el tema de la ansiedad y la depresión en los estudiantes, y que una de las formas que habían encontrado para canalizar estas dos condiciones era pasar tiempo con sus animales de compañía, entonces, recibimos estos informes, hablamos con los estudiantes y ahí empezamos a trabajar en la creación de un protocolo que les permitiera venir con ellos, pero basados en un diagnóstico médico verificable”, comentó Daniela Cardona Aristizábal, líder de Promoción Social de la Universidad CES.

Algo similar ocurrió en la UdeA, pues tal y como lo señaló el vicerrector, Élmer Gaviria Rivera, para adaptar los espacios de la Alma Máter a las nuevas realidades sociales del país y del mundo, tuvieron en cuenta las reiteradas solicitudes que les llegaban para que el acceso de animales fuera posible en este lugar, y la participación de todos los actores que podían hacer aportes desde diferentes puntos de vista para resolver y viabilizar el ingreso, como los representantes de las direcciones Jurídica y de Bienestar Universitario, de la Vicerrectoría Administrativa, de las facultades de Ciencias Agrarias, Medicina, Derecho y Ciencias Políticas, que determinaron que el protocolo solo estaría activo para perros.

Además, en la construcción de este documento llama bastante la atención, y de forma positiva, el hecho de que, primero, hayan tenido en cuenta las secciones del Código de Policía que regula las obligaciones de las personas con los animales de compañía, y demás legislación vigente sobre el tema. Segundo, que hayan sido persistentes en cuanto a que en la universidad debe tener condiciones que les garanticen a los perros todas sus libertades de bienestar animal, su salud y su comportamiento. Tercero, que incluyan aspectos éticos y morales para que se respeten las individualidades de los perros autorizados a ingresar.

Esto, según Juliana Barberi, coordinadora del Programa Sociojurídico de Protección Jurídica a los Animales, de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la UdeA, porque “nos encontramos muchas veces con una construcción de que los animales tienen que comportarse de acuerdo con unos parámetros que establecemos los seres humanos, desconociendo que cada uno de ellos es un individuo con unas necesidades e intereses propios”.

O sea, no hay que olvidar que los perros ladran; hacen sus necesidades básicas y que es obligación del tutor recogerlas o limpiarlas; que pueden no soportar las caricias de todo el mundo; que a mucha gente incluso puede que no le caigan bien, pero que estas acciones que se implementan están pensadas para la buena convivencia comunitaria, por lo que es imperativo seguir los requisitos y los protocolos con rigurosidad, ya que ellos garantizan el bien del perro y su tutor, de los espacios, de las demás personas presentes en el campus, o de las otras especies que lo habitan para que no se generen discordias o debates en cuanto a las rutinas académicas tradicionales.

“Hay un vínculo afectivo muy poderoso con los animales con los que uno convive, un vínculo de dependencia, pero este protocolo existe para que los responsables se planteen si es estrictamente necesario para su vida y para su bienestar asistir a la universidad con su perro o si solo se trata de un capricho, porque ese vínculo no es una razón para exponer al animal a situaciones a las que no está acostumbrado y que no le van a hacer bien, o para pasarse la ley por la galleta y buscar un certificado falso que va a perjudicarlo, por eso nuestro llamado como programa es: ‘Solicite el protocolo solo si es necesario, si su vida, su desempeño académico y su bienestar dependen de la compañía de su perro’, porque tenemos que ser conscientes de la responsabilidad que tenemos con la convivencia comunitaria”, concluye Barberi.

Requisitos para ingresar a la U con un animal de apoyo emocional

Aunque cada institución tiene su propio protocolo, todas tienen requisitos similares:

* Documento de identidad del tutor.

* Certificado expedido por un psicólogo o un psiquiatra para este fin , además debe ser verificable.

* Carnet de vacunas del animal actualizado.

* Certificado de adiestramiento del animal.

* Hacer una solicitud formal ante la universidad.

* Asistir a citas de validación.

* Asumir (el tutor) toda la responsabilidad del animal de apoyo emocional dentro de la universidad una vez sea aprobado su ingreso.

Ramona y Silvio

Ramona y Silvio en su graduación. Foto: Cortesía Universidad CES.
Ramona y Silvio en su graduación. Foto: Cortesía Universidad CES.

Cabe recordar de Ramona, de raza mestiza y Silvio, un labrador retriever, dos perros que recibieron mención especial por el proyecto en el que participaron: Perro de Asistencia, el cual otorgó adiestramiento durante más de un año por parte de estudiantes y docentes de los programas de Psicología, Fisioterapia y Medicina Veterinaria y Zootecnia dela Universidad CES en Alianza con la institución Latimos – Bocalán Colombia, ya que por primera vez en Colombia dos animales de este tipo fueron para la universidad y se graduaron con honores.

Como parte del ejercicio académico de nuestra universidad, desarrollamos actividades que aportan a mejorar la calidad de vida de la comunidad. Por esto, hoy haremos entrega en esta ceremonia de un reconocimiento a Silvio como Perro de servicio para niño con autismo, y a Ramona como Perro señal para una persona sorda”, explicó en ese momento el doctor Jhon Didier Ruiz Buitrago, decano de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad CES.

Por último, aquí puede consultar el protocolo de la UdeA, y aquí el de la Universidad CES.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*