<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Bomby no tiene miedo y celebra cantándole a la 13

  • Bomby colaboró junto a Heider González en la canción Yo Te Quiero Medellín, que animará la Feria de Las Flores este año. FOTO Carlos Alberto Velásquez.
    Bomby colaboró junto a Heider González en la canción Yo Te Quiero Medellín, que animará la Feria de Las Flores este año. FOTO Carlos Alberto Velásquez.
Por Valeria Murcia Valdés | Publicado el 12 de junio de 2019
en definitiva

El músico presentó su disco La Nación del Corrinche, en el que exalta las raíces de la comuna en la que creció y la combina con elementos que provienen de las músicas del Pacífico,.

Con paso lento, Bomby recorre las calles de ese hogar empinado, esas montañas vestidas con casas que han permitido que sus paredes cuenten historias.

Con sus trenzas enmarañadas y un estilo muy suyo, saluda a quien lo distingue con afecto. Un niño lo reconoce, por supuesto, y se le acerca corriendo: “Bomby, ¿estamos melos?”, le pregunta, y el artista le devuelve una sonrisa, el niño ya conoce la respuesta. Todo Colombia la conoce.

Estamos Melos, una de las canciones que hace parte de su primer álbum, La Nación del Corrinche, que justo está lanzando este año, fue uno de esos fenómenos virales de 2018, aunque fue un sencillo que se presentó en 2017. Se escuchó hasta en Rusia con las celebraciones de la Selección y fueron tantos los que se la aprendieron que la Real Academia Española aclaró cuál era el uso correcto de la palabra “sisas” en su diccionario de americanismos.

Bomby recorre la recién inaugurada UVA (Unidad de Vida Articulada) de San Javier con cara de alivio y satisfacción, recuerda que Son Batá, uno de los colectivos artísticos de jóvenes que más incidencia ha tenido en la construcción cultural de la Comuna 13, estuvo buscando que el gobierno local los escuchara por años para que los jóvenes de este sector pudieran disfrutar ese espacio común. Se tardó unos años, pero funcionó.

Se enorgullece de esos esfuerzos comunes, su bandera ha sido siempre trabajar con alguien al lado. De ellos, sus parceros de Son Batá, ha aprendido muchas cosas. Pertenece a ese grupo desde antes de entrar a la adolescencia y fue allí donde aprendió a tocar clarinete, fue con ellos con quienes se perdió en una música que lo llevó a meterse en sus orígenes, Son Batá fue su puerta a la chirimía.

Una conexión sonora

Aún hoy considera que los conciertos más importantes de su carrera los ha dado en el “epicentro” de ese género: el Petronio Álvarez. Lo ganó una vez, con Son Batá, cuando tenía 16 años. En ese momento nadie los conocía y, a decir verdad, no era que los demás competidores les tuvieran mucha fe porque tocaban chirimía, pero venían de Medellín.

Sin embargo, Bomby y el resto del grupo tocaron sin pretensiones y la música habló. “Nadie había traído ese premio acá”, recuerda con agradecimiento al haber podido tocar entre grandes maestros. Allí homenajeó con su grupo al maestro Jairo Varela luego de su fallecimiento. Es un lugar que le trae paz y le tiene un respeto inmenso: “Cuando estoy allá siento que es una especie de conexión con el más allá”.

La chirimía fue como un mapa de ruta para explorar su ADN musical. Entró a estudiar música en Eafit y su propósito ha sido rescatar hasta en la academia esos ritmos autóctonos. Por eso ha estudiado a AlfonsoEl Brujo” Córdoba, a Totó la Momposina, Leonor González Mina y el Cholo Valderrama, “hay que preguntarse qué hicieron ellos para que lo que ellos tenían en mente llegara al pico y el mundo entero llegara a conocerlo”. Por eso los plasmó en su primer disco, tan cargado de detalles.

“Mucha gente no sabe que lo que está bailando en Estamos Melos es chirimía”, explica. “Solo que los golpes de la tambora los metimos en los sonidos electrónicos. El bajo ostinato es de chirimía igual”.

En las demás canciones se siente esa inspiración: en Baila como Nigga está presente “en la forma de rapear del Pacífico, que es diferente”, comenta.

En Party en la Esquina hay un coro que parte del juego entre pregunta y respuesta, “eso es muy de la chirimía pero en la marimba”. Y así como ese, hay muchas huellas de esa historia musical en esta propuesta.

Algo más grande

Desde ese espacio donde charlamos (en la UVA de San Javier), señala su escuela, el lugar donde dio su primer concierto. Ese día las gradas casi se caen por el baile de los niños. Eso le dio más motivación y puso a bailar al mundo entero.

Recientemente y fuera de su disco, hizo parte del tema oficial de la Feria de Las Flores este año, Yo Te Quiero Medellín, junto al trovador Heider González. Entre ritmos folclóricos, su voz se alza como una presencia que reafirma “los jóvenes estamos saliendo adelante”.

Se le ve cómodo entre sus calles, con su gente, que a fin de cuentas es la que hace parte de su nación; una de corrinche, de fiesta, “porque he estado en muchas partes y no he visto gente que se baile el aire como acá”, dice.

Además de exaltar las alegrías que la música produce en la 13, tiene claro por qué la llama nación. “Las naciones se crean por ideales que comparten personas y se creen para proteger a muchas personas”.

Es consciente de que en su área siguen pasando cosas malas, pero lucha con su trabajo por cambiar eso, porque cada vez sean más las canciones las que broten de la 13 y no las malas noticias.

Y no teme dar esa pelea junto a su grupo, como lo dice en No Tengo Miedo, “es que, ¿de qué tenemos miedo? Solo a perder la memoria”

Contexto de la Noticia

anécdota Esos sueños infinitos

Cuando el artista piensa en volver a presentarse en el escenario del Petronio, no se limita, se imagina un espectáculo fuera de lo común. Se sueña una especie de reinvención colombiana de Thriller, de Michael Jackson, cargada de ritmos del Pacífico. “Sí se puede”, dice, “me encantaría llegar en un helicóptero”. Se ríe, pero es en serio, eso sueña. Otro de esos planes inmensos que Son Batá y Bomby tienen en mente es el de llevarle un Grammy a la Comuna 13, el primero. Pero antes que todo, proteger la música colombiana, que en las universidades se estudie ante todo ese legado local, “para que la gente se apropie más de ella”.

Valeria Murcia Valdés

Periodista que entiende mejor el mundo gracias a la música, que atrapa cada momento que puede a través de su lente fotográfico y a la que le fascina contar historias usando su voz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección