<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Tenis, te estoy diciendo adiós”: Maria Sharapova

  • FOTO EFE
    FOTO EFE
Por afp y redacción | Publicado el 27 de febrero de 2020
38.7

millones de dólares son las ganancias que atesoró la jugadora de 32 años de edad, sin contar publicidad.

5

torneos de Grand Slam ganó Sharapova en su carrera: Garros (2), Wimbledon (1),

US Open (1), Australia (1).

645

partidos ganados y 169 derrotas es su registro desde su debut, el 19 de abril de 2001 hasta su retiro (feb. 26/2020).

De la huida de Chernobyl al estrellato mundial, de llegar sin un dólar a Estados Unidos, a amasar una fortuna de, al menos, 300 millones de dólares: la tenista rusa Maria Sharapova ha protagonizado una carrera digna de una estrella de Hollywood, siendo la tenista más mediática de su generación.

Sharapova, que ayer anunció su retirada a los 32 años de edad, se dio a conocer internacionalmente cuando siendo aún una adolescente de 17 años ganó el torneo de Wimbledon en 2004. Después ganaría el US Open (2006) y el Abierto de Australia (2008) y acabaría conquistando, en dos ocasiones, Roland Garros (2012 y 2014).

Nacida en Nyagan, en Siberia, Sharapova empuñó por primera vez una raqueta cuando tenía cuatro años, en Sochi, donde sus padres, de origen bielorruso, se habían trasladado huyendo del accidente nuclear ocurrido en la central de Chernobyl en 1986.

Descubierta por la legendaria Martina Navratilova, fue animada a trasladarse a la prestigiosa academia de Nick Bollettieri en Florida, la misma en la que se formaron otros mitos de este deporte como Andre Agassi y Monica Seles.

Con siete años se trasladó a Estados Unidos (1994), acompañada únicamente por su padre Yuri y con 700 dólares en el bolsillo, por lo que su progenitor tuvo que trabajar como lavaplatos para costear el sueño de su hija, quien estuvo dos años sin ver a su madre Yelena por restricciones del visado.

Sharapova debutó como profesional a los 14 años en 2001 y dos años más tarde se metió en el top-50 de la clasificación WTA, ganando sus primeros títulos en Japón y Quebec. Y en 2004 llegó el cetro en Londres, ganando en dos sets a Serena Williams (6-1, 6-4), que la catapultó al estrellato mundial de la noche a la mañana.

Un año después se convirtió en la primera tenista rusa en alcanzar el número uno mundial, confirmado en 2006 con su segundo grande, el US Open. Pero en 2007 comenzaron sus problemas con las lesiones, sobre todo un hombro malherido y su tenis decayó y ella desapareció de torneos.

Icono publicitario

Con los años, Sharapova se convirtió en icono comercial y gran empresaria.

“La belleza vende. Sé que es en parte por esto que la gente me quiere y eso me conviene. No me voy a poner fea expresamente”, admitió. Hoy es propietaria de varias marcas de productos de lujo que le han convertido en lucrativa mujer de negocios.

En 2012 lanzó su propia línea de caramelos, ‘Sugarpova’, y durante su suspensión por dopaje se inscribió en un curso en la prestigiosa Harvard Business School.

En su nota de adiós publicada en la revista Vogue, Sharapova escribió: “Dando mi vida al tenis, el tenis me ha dado una vida. Lo echaré de menos todos los días”.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS