<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

A los zapatos del carro hay que ponerles cuidado

  • FOTOS SSTOCK
    FOTOS SSTOCK
  • A los zapatos del carro hay que ponerles cuidado
  • A los zapatos del carro hay que ponerles cuidado
  • A los zapatos del carro hay que ponerles cuidado
  • A los zapatos del carro hay que ponerles cuidado
Por juan guillermo moreno | Publicado el 27 de abril de 2019

Las llantas constituyen el elemento más externo de la suspensión de un automóvil, son el seguro para permanecer siempre en la carretera y no tener contratiempos de estabilidad ni adherencia, por eso siempre es vital mantener una correcta presión de su inflado y evitar el desgaste excesivo de la banda de rodamiento, es decir, que pierdan su dibujo y queden lisas, lo cual supone un altísimo riesgo de accidentes.

Las llantas “hablan”

Para escoger los neumáticos adecuados de un vehículo lo primero es remitirse al manual del propietario, ahí están indicadas las medidas de fábrica para las ruedas del automotor.

En un adhesivo que generalmente va en uno de los costados de la puerta del conductor están especificadas las presiones de aire recomendadas según cada carro. Poner mucha presión o muy poca afecta el rendimiento, la adherencia y la economía de combustible. Para saber qué significan esas cifras que aparecen en los costados de la banda de rodamiento, y tomando como ejemplo una llanta que tenga las medidas 195/65 R 15 85 H, se desprende que:

195 corresponde a la anchura del neumático en mm. En el ejemplo, el neumático tiene 195 mm de ancho

65: indica la serie del neumático, es decir, la relación entre la altura del flanco y la anchura de la sección del neumático. En este caso, la altura del flanco equivale al 65 % de la anchura del neumático. Cuanto menor es la relación, más bajo es el flanco y eso implica mejor adherencia en curva; sin embargo, la conducción es menos cómoda.

R: hace referencia a la construcción interna del neumático. R indica que es “radial”. En la actualidad, casi todos los que están en circulación son de estos y significa que los cables textiles de la carcasa atraviesan el neumático de un borde al otro.

15: se trata del diámetro interno del neumático o, dicho de otro modo, de la altura del rin. Este diámetro se expresa en pulgadas. Así pues, el del ejemplo es de 15.

85: es el índice de carga. Esta cifra indica la máxima que el neumático puede soportar cuando está inflado a la presión más alta de seguridad. Esto no significa que el neumático pueda soportar 85 kg, sino que el índice es de 85. Es necesario acudir a una tabla de correspondencias que determine la carga en kg que le toque a cada índice. Para uno de 85, la carga máxima soportada es de 515 kilogramos por rueda.

H: corresponde al índice de velocidad e indica la velocidad máxima a la que se ha certificado que un neumático puede soportar una carga con total seguridad. Los índices de velocidad van de la A (el más bajo) a la Y (el más alto), con una excepción: la H está situada entre la U y la V. Como en el caso del índice de carga, cada letra corresponde a un equivalente en km/h: .

Contexto de la Noticia

Estos son algunos consejos para que tenga en cuenta

Cómo hacer que duren más
–No mantenga altas velocidades durante mucho tiempo: el calor excesivo es generado por conducir a ritmos elevados durante lapsos prolongados. Este incrementa el índice de desgaste y reduce la durabilidad de la llanta.

–Evite girar o tomar curvas rápidamente. El peso inercial del carro recostado sobre la rueda hará que esta pierda más caucho del normal cuando “chilla”.

–No maneje sobre el borde del pavimento o sobre curvas, agujeros o sobre cualquier otra obstrucción.

–Evite frenadas bruscas

–Evite los golpes en las llantas, los huecos son el factor principal de daño en las mismas.

–Evite arrancar haciendo chirriar las llantas. Llamará la atención, sí, pero más temprano que tarde tendrá que desembolsar un dinero extra para reemplazarlas.

Ahora que llueve tanto
En este contexto, los neumáticos juegan un papel vital, ya que de ellas depende un correcto agarre, un frenado óptimo y la seguridad para evitar derrapes. Por ello, a fin de asegurar un buen desempeño, se recomienda:

1. Prepare el viaje previo a salir de casa.

2. Revise la alineación y balance de los neumáticos de forma periódica, para aprovechar al máximo el tiempo de vida de las mismas.

3. Realice la rotación adecuada de neumáticos cada 5.000 kilómetros de recorrido, para evitar un desgaste irregular. No olvide también revisar la llanta de repuesto, para que se encuentre en el mismo nivel y estado que las otras, en caso de ser necesario utilizarla.

4. Verifique que la presión de inflado de los neumáticos sea la correcta. El indicador de presión recomendado por el fabricante del vehículo se encuentra señalado en la puerta del conductor, en la tapa de gasolina o en el manual de usuario del auto.

5. Verifique que la medida de la llanta sea la correcta para su vehículo y que el diseño sea apto para su día a día. Siempre consulte al asesor técnico sobre cuál llanta es la más indicada para su automóvil y operación.

6. Lleve las herramientas necesarias, la de repuesto en perfecto estado, un gato y las llaves respectivas, triángulos de precaución, chaleco reflejante, linterna, etc.

7. Extreme precauciones para conducir concentrado, mantenga la distancia, conduzca con las luces encendidas y no rebase los límites de velocidad.

8. Manténgase seguro, utilice el cinturón, no hable o escriba por celular mientras maneja y no conduzca bajo la influencia del alcohol o drogas. “Extremar precauciones al momento de conducir, así como utilizar las llantas en buen estado y con la presión de inflado correcta, permitirá a los conductores minimizar los riesgos a los que se exponen durante las épocas en las que se presentan lluvias fuertes ocasionados por una visibilidad limitada, fallas mecánicas o por grandes acumulaciones de agua”, comentó Nevardo Porras, gerente de Ingeniería de Ventas para Bridgestone Colombia.

¿Las llantas se vencen?
Sí. Los cauchos tienen una fecha de fabricación, así como un límite de tiempo para su utilización. De ahí en adelante el productor no garantiza su eficiencia ni la calidad del material, pues este se degrada con el tiempo y pierde sus propiedades. La idea es sustituirlos cada seis a ocho años para evitar su pérdida de elasticidad, agrietamiento, cristalización y ruptura.

Para saber cuándo se fabricó la llanta se debe mirar en la cara lateral el código DOT. Los últimos cuatro números indican la fecha de producción del neumático. Por poner un ejemplo, la cifra 1019 señala que el producto fue hecho en la semana 10 del año 2019 y deberá ser sustituido entonces en 2025 o cuando el desgaste de la banda de rodamiento supere los 1,6 milímetros de profundidad, según los indicadores que trae cada llanta y que le leerán en un centro autorizado.

¿Y qué hay del reencauche?
El reencauche es un proceso especializado mediante el cual se reemplaza la banda de rodamiento de una llanta vieja por otra banda nueva que se instala sobre la carcasa original. Es un proceso que se usa sobre todo en el transporte pesado, porque sus costos son sustancialmente menores a la compra de una llanta nueva.

Según José García, gerente de línea de Hankook, “una llanta reencauchada tiene las mismas condiciones técnicas que una nueva y su aplicación logra prolongar de 3 a 4 años más su vida útil”.

Según García, “estos productos surgen en parte del compromiso de los diferentes gobiernos, que buscan que las marcas reduzcan su huella ambiental y se comprometan cada vez más con las políticas ambientales”.

“Si un vehículo consume menos combustible genera menos emisiones de dióxido de carbono, lo que a su vez reduce la contaminación al medio ambiente. Gracias a esta tecnología ecológica se desarrollan llantas para todos los segmentos (camión, camioneta y automóvil) que reducen el consumo de combustible limitando la resistencia rotacional de la llanta”, comenta García.

Adicional al beneficio ecológico, las de este tipo son más económicas, el precio está 40 % por debajo del valor de una nueva.

“La recomendación es que, al momento de realizar el proceso de reencauche, los usuarios acudan a empresas reconocidas y con experiencia en realizar el procedimiento. Y que, además, al momento de la compra, pregunte al asesor de venta si la llanta que va a adquirir es apta para este proceso una vez acabe el primer ciclo de vida útil”, finaliza García.

detalles índice de velocidad

Letra Max. vel.

Q: 160 km/h

R: 170km/h

S: 180 km/h

T: 190 km/h

H: 210 km/h

V: 240 km/h

ZR: > 240 km/h

W: 270 km/h

Y: 300 km/h

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS