<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Restauración de una Bianchina de Autobianchi en Medellín

  • El proceso de restauración fue cuidadoso para respetar su originalidad y sus características particulares. FOTO Manuel saldarriaga
    El proceso de restauración fue cuidadoso para respetar su originalidad y sus características particulares. FOTO Manuel saldarriaga
  • Restauración de una Bianchina de Autobianchi en Medellín
  • Restauración de una Bianchina de Autobianchi en Medellín
  • Restauración de una Bianchina de Autobianchi en Medellín
Por josé alejandro pérez m. | Publicado el 19 de marzo de 2016
en definitiva

Un modelo icónico de los llamados micromachine (micro carros) es la Bianchina, producida por la firma italiana Autobianchi a finales de los años 50 del siglo pasado. El único hoy en Colombia.

No es un juguete. No es un carrito de colección a escala. No es el regalo que encontró un niño debajo de su árbol de Navidad o su almohada en la pasada Noche Buena. No es nada de eso, aunque lo parezca.

Es real, funciona normalmente, lleva y trae a sus ocupantes incluso con un desempeño que sorprende por su capacidad. Es un carro tan real como cualquiera y que funciona hoy, como hace 57 años.

La Bianchina, con un diseño elegante pese a su tamaño y su redondez. Formas fluidas y un aspecto simpático. Y más allá de eso uno de los símbolos del segmento de los microcarros que tuvieron su popularidad como autos de producción en la década de los 50 del siglo XX.

Y en Colombia este modelo es único.

Amor a segunda vista

Luis Alberto Moreno ya había visto un modelo similar hace poco más de una década, pero en ese momento no le paró muchas bolas. Hace unos seis años, en una visita al salón del Autómovil de Ginebra, nuevamente se topó con un modelo similar como parte de la exhibición de una de las marcas presentes. Ahí sí le llamó la atención y decidió que quería tener uno.

Y fue hasta hace dos años que en Italia encontró uno, “en un estado regular, pero con el dueño acordamos cambiar el piso y unos estribos y el frente”, no fue un trabajo rápido, porque el propietario- que es dueño de un taller allá- le dedicaba el tiempo que le dejaba su trabajo habitual.

Poco a poco reemplazó las piezas que se habían acordado, y finalmente, hace cerca de un año, llegó al país cargo en un contenedor vía Cartagena.

En Colombia lo que siguió fue, primero un proceso de latonería para continuar con la restauración. Incluso fue necesario recortar algunas piezas de su carrocería para poder reemplazarlas y recuperar la línea original del vehículo, un trabajo de filigrana metálica que incluía no alterar, en lo posible, el peso del carro.

También aspectos de estética, como el color y la tapicería debían ser cuidados. Para el primero, el dueño original mandó el carro con un par de piezas pintadas en los colores que el carro tenía para que en Colombia se pudieran hacer las mezclas y obtener las tonalidades requeridas. El resultado fue una combinación de rojo y crema poco usual pero que en este vehículo lucieron muy atractivos.

Chiquito pero...

El desempeño del carro, señala Luis Alberto, sorprende, porque pese a ser pequeño, y contar con un motor de Fiat Cinquecento de 479 centímetros cúbicos y 16 caballos de fuerza, no deja nada que envidiar a modelos americanos de más tamaño.

“Los europeos, privilegiaron los carros de motores pequeños, pero manejo de altas revoluciones. En tanto que los diseñadores e ingenieros americanos se orientaron a motores más grandes, pero operados en bajas revoluciones”, reveló.

Una de las características que hacen especial a este carro es su carrocería Transformabile, con su techo en lona que se puede enrollar hacia atrás y deja a sus dos ocupantes al descubierto .

Contexto de la Noticia

anécdota una historia de cal y arena

Bianchi es una marca reconocida en Colombia como fabricante de bicicletas. Ciclistas como Cochise Rodríguez usaron sus ciclas para participar en diversas competencias, incluso ganar para el país, por primera vez, una etapa del Giro de Italia. Su fabricación de autos data desde 1905 como independiente. Pero en 1955 se alió con Fiat y Pirelli para fundar Autobianchi, de allí sale la Bianchina. Con altos y bajos la marca produjo varios modelos, entre sedanes y microcarros. Con el paso de los años la marca se fusionó con Lancia y en 1995 desapareció del panorama automotriz.

José Alejandro Pérez Monsalve

Comunicador social y periodista. Actualmente redactor de los temas de la industria automotriz nacional y global. Y también explorando temáticas de estilo de vida y turismo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS