<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Capriles, el nuevo rostro de la oposición
  • Capriles, el nuevo rostro de la oposición | Afp Y Cortesía | Hugo Chávez se enfrentaría a un hombre de 38 años, nacido en una familia acomodada, pero con arraigo en los sectores populares del estado Miranda, que gobierna desde 2008. Henrique Capriles es la carta de la oposición para enfrentar al Presidente venezolano en las urnas.
    Capriles, el nuevo rostro de la oposición | Afp Y Cortesía | Hugo Chávez se enfrentaría a un hombre de 38 años, nacido en una familia acomodada, pero con arraigo en los sectores populares del estado Miranda, que gobierna desde 2008. Henrique Capriles es la carta de la oposición para enfrentar al Presidente venezolano en las urnas.
Alfredo Meza | Publicado el 10 de junio de 2011

Después de 12 años de un régimen imbatible, la oposición venezolana tiene en el Gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, una inmejorable oportunidad para derrotar al mandatario Hugo Chávez en sus aspiraciones presidenciales.

Capriles Radonski, un hombre de 38 años, nacido en una familia acomodada, pero con arraigo en los sectores populares del estado que gobierna desde 2008, tendría su victoria asegurada en las primarias si se convierte en el candidato único de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Su carrera comenzó cuando fue electo presidente de la Cámara de Diputados en 1998, con 26 años. En 2000 se convirtió en alcalde del Municipio de Baruta, bastión indiscutido del antichavismo más radical, y en 2002 fue acusado de violar tratados internacionales al saltar la pared de la embajada de Cuba durante el golpe de Estado del 12 de abril de 2002, con el fin de buscar allí a los funcionarios del gobierno de Hugo Chávez, que había caído la noche anterior.

Por ese hecho Capriles estuvo preso durante cuatro meses en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia. En 2006 fue absuelto, pero el caso fue reabierto en 2008.

A sus antecedentes se suma su popularidad y el rostro joven que hoy representa en Venezuela la necesidad de superar el pasado y relegar el chavismo.

El objetivo que se trazó el joven gobernador desde hace una década fue vencer a Hugo Chávez en las presidenciales de 2012. Tomar el poder que hoy tiene ese noqueador electoral que cuenta con un proverbial carisma a su favor y con todo el poder del petroestado venezolano, que históricamente se crece en vísperas de una medición electoral.

Paradójicamente, las armas con las que Capriles está tratando robarle a Chávez su electorado cautivo son las mismas del primer mandatario: la justa redistribución de la renta petrolera y las alusiones al Libertador Simón Bolívar.

Primero, a las locales
Las elecciones primarias venezolanas se realizarán el 12 de febrero de 2012. Pero desde ya, diversos sectores políticos le prevén a Capriles la victoria en los comicios, ya que es el candidato opositor con mayor respaldo popular, seguido de Leopoldo López, exalcalde de Chacao y Pablo Pérez, actual gobernador del estado de Zulia.

La firma encuestadora Datanálisis, en su más reciente sondeo, aseguró que Capriles tiene la preferencia del 40 por ciento de los electores que están seguros de participar en las primarias opositoras, un porcentaje que duplica al también gobernador de Zulia, su principal competidor.

Pero nada está escrito sobre piedra. Es muy probable que los partidos socialdemócratas y socialcristianos enfrenten a Capriles con un candidato que captaría todos los pequeños porcentajes de los demás aspirantes que aparecen mencionados en los sondeos.

Chávez en campaña
El Presidente, que tiene una popularidad cercana al 45 por ciento pero una percepción negativa de su gestión, reprobada por el 56 por ciento de los venezolanos, oficializó su candidatura a la Presidencia el Día del Trabajo.

En la semana previa aumentó el salario mínimo y anunció un programa social jamás concebido: la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Se trata, ni más ni menos, de garantizar a todos los venezolanos sin vivienda propia la posibilidad de vivir bajo su propio techo. Con el apoyo de la empresa y la banca privada, el Gobierno quiere construir dos millones de nuevos sitios para vivir antes de 2017.

¿Estrategia electoral? analistas dicen que la permanencia en el poder es su único móvil. Lo cierto es que todavía falta un trecho largo y en política, dicen los entendidos, una semana es una vida.