<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Llega el 11/11/11 la fecha capicúa y misteriosa
  • Llega el 11/11/11 la fecha capicúa y misteriosa |
    Llega el 11/11/11 la fecha capicúa y misteriosa |
Lilliana Vélez De Restrepo | Publicado el 10 de noviembre de 2011

Hoy, cuando sean las 10:49 minutos de la mañana, faltarán 11 minutos para el día 11, del mes 11, del año 11.

Una cuenta regresiva que tiene a los numerólogos estudiando los efectos de la conjunción matemática de estos días, situación singular que se presenta cada siglo.

¡Y eso no es todo, si toma los últimos dos dígitos del año en que nació y le suma la edad que va a cumplir este año se dará cuenta que el resultado será 111 para todos!

Este día es especialmente conocido en China, como Poseedor de fortuna, es decir, el día del dinero, en el que los beneficios económicos resultan insospechados.

Para algunos una coincidencia de fecha y calendario, para otros fatalistas es sinónimo de algo oscuro, y los más optimistas, como los cabalistas, encuentran un significado especial. En numerología, el 11 tiene poder particular.

El famoso numerólogo brasileño Vyctor Ben-hur Gonçalves dice que es un a fecha "para renovar energías", porque 11/11/2011 suma 7, un número positivo. Eso sí: recomienda tener cuidado con la "energía exacerbada".

Algunos evocan el inicio de un humanismo renovado, de una nueva armonía en el mundo e incluso ven la apertura de una puerta a otra dimensión o "una revolución de la conciencia".

Esta interpretación la comparte el colombiano Miguel Salazar, quien lleva 12 años consagrado al estudio de los números con su empresa Samadhi, y a dictar conferencias de actitud positiva con el ánimo "de condicionar a las personas hacia lo positivo para ayudarles a cambiar la manera de ver las cosas".

Explica que la de hoy es una fecha capicúa, es decir, un número que se puede leer igual al derecho o al revés, y que en ningún momento debe asociarse con tragedias.

Los malos días
Precisa que mucha gente tiene memoria a corto plazo y solo recuerdan las coincidenciales fechas trágicas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, el 11 de marzo de 2004 en Madrid y el 11 de marzo de este año en Japón.

"Todos los años han sucedido hechos trágicos y negativos en el mundo. Pero más allá de desear o pronosticar lo negativo, debemos programarnos para lo positivo. El poder del decreto es fundamental", afirma Miguel.

Al igual que otros numerólogos internacionales, define el 11 como el número maestro. "Si tu sumas los dígitos de este año 2011 verás que el resultado es 4, un número con gran simbolismo de unión, de integración familiar, de una economía positiva. Es el año de actuar, de generar movimiento apoyados en la confianza y la fe", resalta Miguel.

Su interpretación la comparte también el numerólogo Mariano Méndez, en su estudio El significado de los números en su aplicación a la numerología, tratado de moderna numerología extractado de los cursos que imparte.

Para Méndez el 11 y el 22 son conocidos como números maestros. Y el 11, en particular, es llamado el de las revelaciones. "Según el simbolismo Pitagórico, la serie de números del 1 al 10 expresa la suma de todas las cosas en el mundo material. El 11, al ser el inicio de una serie más alta de números, simboliza un plano de conocimientos y realizaciones en un plano superior".

Y va más allá al precisar que "interpretado como Dios (el 1) y añadido al mundo (el 10), explica el sentido de números de las revelaciones, siendo el signo del conocimiento de Dios, de la entrada en la vida superior".

Precisamente en la Biblia también se hace referencia al número 11: "El que camina de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo. Pero el que camina de noche, tropieza, porque no hay luz en él? Él llamó a unos al comienzo del día, volvió a llamar a otros a la tercera hora, y fueron llamados otros a la sexta y la novena, y los últimos a la undécima hora", asegura la Biblia en el Evangelio según San Juan, capítulo 11.

También hay quienes toman precauciones. En Egipto, por ejemplo, decidieron cerrar por el día de hoy la pirámide de Keops, para evitar que esta gigantesca tumba fuera el centro de reunión de diversas celebraciones esotéricas.