<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
En Medellín, avanza marcha contra reforma a la educación
AP | Publicado el 12 de octubre de 2011

Miles de estudiantes universitarios comenzaron este miércoles un paro nacional hasta tanto el Gobierno Nacional retire del Congreso un proyecto de reforma educativa que consideran privatizaría la educación superior y que dicen que no fue discutido con ellos.

Además del paro, que líderes aseguraron que se cumple en 37 centros públicos de educación superior y en algunos de los 17 privados de todo el país, los estudiantes en Bogotá tienen previsto marchar desde distintos puntos de la ciudad para congregarse en la Plaza de Bolívar.

En Medellín la marcha recorre el centro y termina en La Alpujarra.

El subdirector de la policía nacional, general José Roberto Riaño, dijo que en previsión de desórdenes unos 19.800 agentes acompañarán las marchas en todo el país. En Bogotá se dispondrán 1.500 policías, dijo Riaño.

La posición del Gobierno
La ministra de Educación, María Fernanda Campo, dijo que el gobierno respeta y garantiza el derecho a la protesta, pero pidió a los estudiantes que se manifiesten de forma pacífica.

En una entrevista con la radio RCN, Campo agregó que desde que se inició la redacción del proyecto en marzo se hicieron más de 28 foros en distintas ciudades del país con universitarios y rectores de centros públicos y privados, y que producto de esos debates se modificaron más de 60 por ciento de los 165 artículos del proyecto de ley.

Por ello, Campo consideró injusto que los líderes estudiantiles digan que no fueron consultados. "Las puertas del ministerio siguen abiertas como lo han estado siempre", dijo.

Lo que proponen los estudiantes
Pero los dirigentes estudiantiles aseguraron que la reforma es incompleta y que es una "falacia" que busque crear 600.000 nuevos cupos en educación técnica, tecnológica y universitaria, porque no hay suficiente dinero y sólo se crearían unos 20.000 cupos.

Jairo Rivera, vocero de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), que reúne a las representaciones estudiantiles de universidades públicas y privadas y convoca al paro, comentó que la principal demanda es que el gobierno retire el proyecto presentado al Congreso el 3 de octubre y se discutan con los estudiantes distintas formas de financiamiento y mejora de la calidad educativa, entre otros temas.