<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Una niña de ocho años fue acosada sexualmente por sus compañeritos de clase
Redacción elcolombiano.com | Publicado el 29 de mayo de 2014

Una niña de ocho años, al parecer iba a ser víctima de abuso sexual infantil por sus propios compañeritos del grado tercero en la escuela Kennedy Picacho, noroccidente de Medellín.

La madre de la menor, quien prefirió no revelar su identidad, aseguró en Caracol Radio que su hija fue ultrajada, desnudada y maltratada por un grupo de niños que aprovecharon la ausencia de la profesora.

La señora relató que “la niña les hacía repulsa y les decía que la soltaran. Eran bregándola a tumbar y otro se quitó los pantalones. Ella luchando con ellos no se dejó, entonces ellos le dieron en la cara. Le dejaron dos morados. A lo último logró volarse y en las escalas se encontró a la profesora”.

Según la madre, de la escuela le notificaron acompañamiento sicológico para la menor. Sin embargo, recibió con desconsuelo los comentarios de las directivas frente a lo ocurrido: “Que ellos no son capaces con esos niños. Les dije que iba a poner la denuncia y me dijeron que estaba en todo el derecho, que tal vez era mejor para ver si así les hacían más caso a ellos”.

La secretaria de Educación de Medellín, Alexandra Peláez Botero, dijo que no conoce directamente el caso, pero anunció un acompañamiento con el programa Escuelas para la vida.

“Y que podamos remitir rápidamente al sicólogo de salud para hacerle los exámenes médicos a la niña, si es que llegara a corresponder. Y lo otro es que entra el equipo de la Secretaría de Educación, con el programa Escuelas para la vida, a investigar dónde estaban los docentes, dónde estaba el director, si es la primera vez, por qué no lo habían denunciado ante la Secretaría. Seguir el debido proceso”, declaró la funcionaria.

La madre de la menor instauró la denuncia en una comisaría de familia, está a la espera de atención por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y señaló que la niña no quiere volver a estudiar.