<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Esta es la historia de Notre Dame, más allá del incendio

  • Esta es la historia de Notre Dame, más allá del incendio
  • Esta es la historia de Notre Dame, más allá del incendio
  • Esta es la historia de Notre Dame, más allá del incendio
  • Esta es la historia de Notre Dame, más allá del incendio
Por juan manuel flórez y
ronal castañeda | Publicado el 16 de abril de 2019
en definitiva

Con el incendio de Notre Dame no solo ardió un edificio, sino un pedazo de la historia del que ha sido uno de los monumentos representativos de la arquitectura gótica. Un símbolo de la cultura.

Notre Dame, la catedral central de París y símbolo de la cultura europea, sobrevivió durante más de 8 siglos a las revoluciones y a las guerras mundiales en una isla en el centro de la ciudad, rodeada por los brazos del río Sena. Quizá por eso, mientras ayer la iglesia ardía y se derrumbaba su estructura centenaria, el mundo le hizo duelo como a una hija agonizante.

Pero, al final, las paredes –muchas de ellas en pie desde el siglo XII– se sobrepusieron al fuego. La iglesia de Nuestra Señora, nombrada en honor a la virgen María, sobrevivió al incendio, aunque hasta ayer se sabe que perdió la aguja que presidía la estructura y gran parte del tejado de la nave central.

Ya caída la noche, mientras unos 500 bomberos parisinos seguían tratando de extinguir completamente las llamas, el presidente francés, Emmanuel Macron, declaró que reconstruirían el edificio y se alegró de que no se hubiera quemado completamente esa “parte de todos nosotros, el lugar de donde parten nuestras distancias”.

Se refería a que desde la entrada principal de Notre Dame están trazadas el resto de las calles de París y las principales de Francia. Si bien, en un nivel más profundo, como señala Eduardo Pinzón, profesor de historia de Europa de la Universidad Javeriana, las palabras de Macron reflejaban el arraigo de esta catedral en la identidad de los franceses.

Después de todo, agrega, han sido ellos quienes durante estos siglos la han narrado, pintado, remodelado e, incluso, tratado de destruirla.

Arder y resucitar

Jaime Gómez, artista colombiano y residente en París hace más de 30 años, señala que, fundamentalmente, “Notre Dame es hoy un monumento laico. A la gente le interesa, pero no desde el punto de vista cristiano, sino como un símbolo de la ciudad”.

En este sentido, Pinzón señala que no deja de ser curioso que París, la ciudad símbolo del anticlericalismo, en la que se dio la Revolución Francesa en 1789, haya construido gran parte de su identidad en torno a una iglesia.

Esta aparente contradicción también fue expresada por los revolucionarios del siglo XVIII. En 1793, una turba entró a la Galería Real de la catedral, saqueó parte de los tesoros y, confundiéndolas con figuras de monarcas franceses, decapitó a 28 estatuas que en realidad representaban a los reyes de Judea.

La historia fue retomada luego del hallazgo de algunas de las estatuas en 1977, en un artículo del diario The New York Times. En palabras de Luis Enrique Nieto, investigador de la Unidad de Patrimonio Cultural e Histórico de la Universidad del Rosario, refleja la transformación que Notre Dame ha tenido a medida que la propia identidad francesa ha cambiado.

La aguja que cayó ayer, de hecho, fue construida recién en el siglo XIX, durante una remodelación liderada por el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc. Las obras, emprendidas en 1845 y finalizadas 24 años después, no trataron de seguir al pie de la letra el trazado original de la iglesia. Viollet incluyó varias estructuras inspiradas en Nuestra Señora de París, la novela publicada por el escritor Víctor Hugo en 1831, como varias de las icónicas gárgolas que también se consumieron en el incendio.

Viollet, de alguna forma, reconstruyó la catedral que había imaginado Víctor Hugo, y no la emprendida en 1160 por el obispo Maurice Sully. El edificio tiene los 800 años del inicio de su construcción, pero también los 20 años desde su última restauración antes del nuevo milenio.

La identidad de Notre Dame, cruzada entre otros hechos por las coronaciones de los reyes franceses, por el ascenso de Napoleón, por la canonización de Juana de Arco y la ocupación Nazi, no reside solo en su antigüedad, también en 856 años de muertes y resurrecciones

Esas historias detrás del fuego

Monumento católico
La Catedral de Notre Dame (De Nuestra Señora) se hizo para rendirle culto a la Virgen María. Ahora es la sede del arzobispo de París.

Acontecimientos históricos
En 1431 Enrique VI de Inglaterra fue nombrado rey de Francia. Napoleón Bonaparte fue coronado emperador en 1804.

Una mártir recordada
En 1909 Juana de Arco (1412-1431) fue beatificada. Ella ayudó a Francia contra los ingleses y luego fue quemada en la hoguera.


Reliquias religiosas
La corona de espinas que habría usado Jesús, un pedazo de la Cruz y un clavo de la Pasión, son algunos objetos que están en el recinto.

Un clásico literario
Víctor Hugo la inmortalizó en Nuestra Señora de París, icónica novela con doble sentido: el nombre de la catedral y de su personaje principal.

Campanario renovado
Tiene nueve campanas gigantes de seis toneladas de cobre y estaño, ubicadas en 2013 en las torres sur y norte de su fachada occidental.

Gárgolas de Notre Dame
Esos extraños seres de piedra colgados de las cornisas han sido protagonistas de varias leyendas y películas. Existen 54 gárgolas.

Patrimonio, por la Unesco
La catedral la incluyó en su lista de Patrimonio de la Humanidad. Con este serían 41 monumentos franceses en el catálogo.

Ícono europeo de turismo
Según las autoridades francesas, es el monumento más visitado de Francia y Europa. Recibe entre 12 y 14 millones de visitantes al año.

Contexto de la Noticia

símbolo religioso y patrimonial

Fue considerado el mayor edificio cristiano del mundo occidental a finales del siglo XII. El gran tamaño y majestuosidad de esta catedral se convirtió durante siglos en un símbolo del poder de la Iglesia. Muchos de sus elementos originales fueron saqueados y destruidos durante la Revolución Francesa (1789-1799). Aún así, siguió en pie y hoy conserva un alto valor histórico y patrimonial (más allá del religioso).

Para Carlos Vélez, artista y restaurador de iglesias, los franceses tienen un apego muy grande al patrimonio. “Son muy orgullosos. Notre Dame es algo tan simbólico que uno lo siente como si fuera un asunto de familia”, comenta este antioqueño, que lleva más de 30 años viviendo en París.

El paso a seguir será evaluar los daños internos y externos. Carlos afirma que, en estos casos, para intervenir completamente la infraestructura y sus objetos, será necesario una comisión de arquitectos y comisarios (curadores) que revise cómo reconstruir las piezas idénticas. “La iglesia, las estatuas, los vitrales, los detalles hechos por grandes ebanistas deben ser puestos de nuevo en su lugar”, comenta.

el valor arquitectónico

Según indicó a algunos medios Nathalie Le Luel, catedrática de Historia del Arte en la Universidad Católica de Angers, antes que ser un símbolo cultural, Notre Dame es una “proeza arquitectónica”.

El emblemático edificio está compuesto por una fachada de dos torres de 69 metros de altura cada una. Para alcanzar la cima es necesario subir 387 escalones. En medio de estas, hay un gran rosetón central de vitrales, con tres puertas abiertas. El resto está formado por cinco naves y un transepto (travesaño). Es una de las catedrales representativas del arte gótico en Europa, aunque confluyeron en su construcción varias generaciones de arquitectos y estilos (no solo el gótico). La construcción del templo de 5.000 metros cuadrados tardó casi dos siglos (1163 a 1345) en terminarse.

Locación especial para rodajes

Varias películas se han basado en la edificación. El ícono cinematográfico se lo lleva la animación de Disney El jorobado de Notre Dame (1996), basada en la novela de Victor Hugo, y de la cual se han hecho varias adaptaciones. En 1939, fue producida Esmeralda, la zíngara, nominada dos veces al Óscar. En 1983, hubo también una versión inglesa en la que Anthony Hopkins interpretó al jorobado.

El edificio además se ha usado como locación para otras cintas. Una escena de Armageddon (1998) lo mostró a punto de ser destruido. Fue usado para Van Helsing (2004), sobre Drácula y el cazavampiros. En este fueron rodados filmes como Antes del atardecer (2004), La invención de Hugo ganadora de cinco Óscar en 2012–, y las más recientes, Man on wire (2009), Los tres mosqueteros (2011), Midnight in Paris (2011) y El desafío (2015).

Nuevamente Disney prepara una versión del clásico, cuyo estreno será para 2022.

piezas que había en el edificio

El obispo de Pontoise, Stanislas Lalanne, dijo ayer en la noche que “más allá de su dimensión espiritual, Notre Dame tiene una simbólica, histórica y cultural muy fuerte, que afecta a todos los franceses”.

Entre pinturas, campanas, vitrales y órganos, la catedral de Notre Dame estaba vestida con objetos únicos de la historia.

“El edificio tiene arte de la Edad Media, el renacimiento, el clasisismo y el siglo XVIII. Todas las épocas, desde el XII hasta ahora, están representadas en esa catedral”, afirma el pintor antioqueño Jaime Gómez, quien vive en el Barrio Latino.

La lista incluye obras como la La Virgen de París, una escultura de la Virgen María y el Niño Jesús. Esta es una de las 37 representaciones de la Inmaculada en la iglesia.

28 esculturas de piedra que representaban a los reyes antes de Cristo, también fueron consumidas por el fuego. Fueron restauradas en su conjunto en 1844, luego de que en 1793, durante la Revolución, fueran decapitadas.

El mismo destino pudieron tener las cincuenta pinturas de gran formato de la serie Les Grand Mays (13 exhibidas, posiblemente quemadas), entre ellas, El Descenso del Espíritu Santo (1634) y San Pedro curando al enfermo con su sombra (1635).

Los vitrales del edificio son parte de los damnificados. Aún no se sabe en qué estado se encuentran los tres rosetones (vitrales) que mostraban la belleza milimétrica del recinto.

“En la Edad Media era muy importante el arte del vitral, técnica desarrollada con armazones en hierro y vidrios coloreados”, comenta Gómez, luego de señalar su importancia para el relato cristiano.

A su vez había tres órganos que hacían parte de la historia musical del edificio. El más grande de ellos tenía cinco teclados y casi 8.000 tubos. No existe una valoración oficial sobre el estado al interior de la iglesia y el nivel de afectación de las obras.

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.

Juan Manuel Flórez Arias

Periodista del Área Internacional, formado en la Universidad de Antioquia. Interesado en acercar con las palabras las historias lejanas en la geografía.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección