<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Goteras ponen en riesgo importantes datos de predios y bienes de Medellín

  • Cada vez que cae un fuerte aguacero al sur del Aburrá, en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos en La Alpujarra sufren porque el agua se filtra. Foto: Manuel Saldarriaga
    Cada vez que cae un fuerte aguacero al sur del Aburrá, en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos en La Alpujarra sufren porque el agua se filtra. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Las aguas negras retornan por la tubería hasta salir por los baños. Además, el agua lluvia que se filtra cae sobre la oficina. Foto: Manuel Saldarriaga
    Las aguas negras retornan por la tubería hasta salir por los baños. Además, el agua lluvia que se filtra cae sobre la oficina. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Cada que cae un aguacero se pone en riesgo no solo a los 115 trabajadores de este despacho sino también la importante documentación que allí reposa. Foto: Manuel Saldarriaga
    Cada que cae un aguacero se pone en riesgo no solo a los 115 trabajadores de este despacho sino también la importante documentación que allí reposa. Foto: Manuel Saldarriaga
  • En este espacio, que ya muestra humedades en el techo y moho en los anaqueles de madera. Foto: Manuel Saldarriaga
    En este espacio, que ya muestra humedades en el techo y moho en los anaqueles de madera. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Para Luis Guillermo Isaza Marín, presidente del Sindicato Sintranore, la situación sucede desde hace 10 años. Foto: Manuel Saldarriaga
    Para Luis Guillermo Isaza Marín, presidente del Sindicato Sintranore, la situación sucede desde hace 10 años. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Desde hace dos años el asunto se volvió insostenible en la dependencia que recibe a diario a 700 usuarios. Foto: Manuel Saldarriaga
    Desde hace dos años el asunto se volvió insostenible en la dependencia que recibe a diario a 700 usuarios. Foto: Manuel Saldarriaga
  • En este espacio, que ya muestra daños en el techo, se hace el registro de operaciones como compraventas. Foto: Manuel Saldarriaga
    En este espacio, que ya muestra daños en el techo, se hace el registro de operaciones como compraventas. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Varios anaqueles con las carpetas que contienen los documentos originales son cubiertas con plásticos para evitar que el agua las dañe. Foto: Manuel Saldarriaga
    Varios anaqueles con las carpetas que contienen los documentos originales son cubiertas con plásticos para evitar que el agua las dañe. Foto: Manuel Saldarriaga
  • La situación sucede desde hace 10 años en este predio que al inicio fue pensado como parqueadero para los juzgados. Foto: Manuel Saldarriaga
    La situación sucede desde hace 10 años en este predio que al inicio fue pensado como parqueadero para los juzgados. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Esta situación hace que las condiciones laborales sean muy complicadas y se pone en riesgo la salud, el bienestar y la vida de los trabajadores Foto: Manuel Saldarriaga
    Esta situación hace que las condiciones laborales sean muy complicadas y se pone en riesgo la salud, el bienestar y la vida de los trabajadores Foto: Manuel Saldarriaga
  • Cada vez que cae un fuerte aguacero al sur del Aburrá, en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos en La Alpujarra sufren porque el agua se filtra. Foto: Manuel Saldarriaga
    Las aguas negras retornan por la tubería hasta salir por los baños. Además, el agua lluvia que se filtra cae sobre la oficina. Foto: Manuel Saldarriaga
    Cada que cae un aguacero se pone en riesgo no solo a los 115 trabajadores de este despacho sino también la importante documentación que allí reposa. Foto: Manuel Saldarriaga
    En este espacio, que ya muestra humedades en el techo y moho en los anaqueles de madera. Foto: Manuel Saldarriaga
    Para Luis Guillermo Isaza Marín, presidente del Sindicato Sintranore, la situación sucede desde hace 10 años. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Desde hace dos años el asunto se volvió insostenible en la dependencia que recibe a diario a 700 usuarios. Foto: Manuel Saldarriaga
    En este espacio, que ya muestra daños en el techo, se hace el registro de operaciones como compraventas. Foto: Manuel Saldarriaga
    Varios anaqueles con las carpetas que contienen los documentos originales son cubiertas con plásticos para evitar que el agua las dañe. Foto: Manuel Saldarriaga
    La situación sucede desde hace 10 años en este predio que al inicio fue pensado como parqueadero para los juzgados. Foto: Manuel Saldarriaga
    Esta situación hace que las condiciones laborales sean muy complicadas y se pone en riesgo la salud, el bienestar y la vida de los trabajadores Foto: Manuel Saldarriaga
Galería de Imágenes
§SSI_d1f43e8e25fe415cac5ed00c6d60bc7b_SSI§