<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las Farc pidieron perdón por la masacre de La Chinita

  • Las Farc pidieron este viernes perdón por la masacre de 35 personas perpetrada el 23 de enero de 1994 en La Chinita, un humilde sector del barrio Obrero de Apartadó, departamento de Antioquia. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Las Farc pidieron este viernes perdón por la masacre de 35 personas perpetrada el 23 de enero de 1994 en La Chinita, un humilde sector del barrio Obrero de Apartadó, departamento de Antioquia. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • En el acto, celebrado en el colegio San Pedro Claver de Apartadó, alias “Iván Márquez” afirmó: “los muertos de La Chinita son también nuestros muertos porque así lo sabemos, lo sentimos de corazón”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    En el acto, celebrado en el colegio San Pedro Claver de Apartadó, alias “Iván Márquez” afirmó: “los muertos de La Chinita son también nuestros muertos porque así lo sabemos, lo sentimos de corazón”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • La masacre de La Chinita fue perpetrada cuando vecinos que participaban aquella noche en una fiesta fueron atacados con disparos de fusil por miembros del V Frente de las Farc en guerra contra desmovilizados de la guerrilla del Epl. FOTO ROBINSON SÁENZ
    La masacre de La Chinita fue perpetrada cuando vecinos que participaban aquella noche en una fiesta fueron atacados con disparos de fusil por miembros del V Frente de las Farc en guerra contra desmovilizados de la guerrilla del Epl. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Jamás debió ocurrir lo ocurrido en aquella noche”, agregó el jefe guerrillero, quien dijo que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Jamás debió ocurrir lo ocurrido en aquella noche”, agregó el jefe guerrillero, quien dijo que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Al referirse a los 34 hombres y la mujer asesinados esa noche de terror, “Iván Márquez” dijo que los miembros de las Farc quieren “rendirle tributo reconociendo su inocencia y su amor por la vida”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Al referirse a los 34 hombres y la mujer asesinados esa noche de terror, “Iván Márquez” dijo que los miembros de las Farc quieren “rendirle tributo reconociendo su inocencia y su amor por la vida”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Tras recordar que “todos en la vida hemos cometido errores, algunos con consecuencias más graves que otras”, Márquez añadió que “hablar con la verdad pura y limpia sana las heridas del alma por muy profundas que éstas sean”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Tras recordar que “todos en la vida hemos cometido errores, algunos con consecuencias más graves que otras”, Márquez añadió que “hablar con la verdad pura y limpia sana las heridas del alma por muy profundas que éstas sean”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Las víctimas de La Chinita sí perdonamos”, repitieron varias veces los familiares de los que murieron en esa matanza en el acto en el que también estuvieron presentes Sergio Jaramillo, Paula Gaviria y representantes de diversas organizaciones internacionales. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Las víctimas de La Chinita sí perdonamos”, repitieron varias veces los familiares de los que murieron en esa matanza en el acto en el que también estuvieron presentes Sergio Jaramillo, Paula Gaviria y representantes de diversas organizaciones internacionales. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Jaramillo dijo que “escasamente otra región del país vivió tan de cerca la combinación de las armas con la política como lo vivió el Urabá”, zona de al frontera con Panamá donde está Apartadó. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Jaramillo dijo que “escasamente otra región del país vivió tan de cerca la combinación de las armas con la política como lo vivió el Urabá”, zona de al frontera con Panamá donde está Apartadó. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • El alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga Vargas, elogió “la valentía de las víctimas para perdonar a los señores de las Farc”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    El alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga Vargas, elogió “la valentía de las víctimas para perdonar a los señores de las Farc”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Hoy no es un día para festejar, hoy es un día para reflexionar, para meditar porque es pensar hasta dónde nos estaba llevando esta guerra maldita”, dijo el alcalde, quien pidió “la verdad, que no se vuelva a repetir, que trabajemos en la construcción de este proceso”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Hoy no es un día para festejar, hoy es un día para reflexionar, para meditar porque es pensar hasta dónde nos estaba llevando esta guerra maldita”, dijo el alcalde, quien pidió “la verdad, que no se vuelva a repetir, que trabajemos en la construcción de este proceso”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Víctimas de la matanza de La Chinita hicieron también un descarnado relato a los jefes de esa guerrilla el horror vivido aquella noche. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Víctimas de la matanza de La Chinita hicieron también un descarnado relato a los jefes de esa guerrilla el horror vivido aquella noche. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Los jefes guerrilleros Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, Félix Muñoz, alias “Pastor Alape” y Luis Óscar Úsuga, alias “Isaías Trujillo”, escucharon en silencio y con cierta incomodidad la desgarradora narración hecha por familiares. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Los jefes guerrilleros Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, Félix Muñoz, alias “Pastor Alape” y Luis Óscar Úsuga, alias “Isaías Trujillo”, escucharon en silencio y con cierta incomodidad la desgarradora narración hecha por familiares. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Estaban en una fiesta y les llegaron, y los callaron, 34 hombres y una mujer. Nos arrebataron a 34 hombres y una mujer, nos robaron la alegría”, repetían como una sola voz a los líderes de las Farc, que por momentos se hacían comentarios en voz baja. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Estaban en una fiesta y les llegaron, y los callaron, 34 hombres y una mujer. Nos arrebataron a 34 hombres y una mujer, nos robaron la alegría”, repetían como una sola voz a los líderes de las Farc, que por momentos se hacían comentarios en voz baja. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • La noche de la masacre, los miembros de las Farc llegaron hasta La Chinita y sin mediar palabra abrieron fuego contra decenas de personas que estaban en una fiesta para recolectar fondos para el inicio del año escolar. FOTO ROBINSON SÁENZ
    La noche de la masacre, los miembros de las Farc llegaron hasta La Chinita y sin mediar palabra abrieron fuego contra decenas de personas que estaban en una fiesta para recolectar fondos para el inicio del año escolar. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Buscaban a desmovilizados de la guerrilla del Epl, que habían dejado las armas casi tres años antes y habían formado el partido político Esperanza, Paz y Libertad (EPL). FOTO ROBINSON SÁENZ
    Buscaban a desmovilizados de la guerrilla del Epl, que habían dejado las armas casi tres años antes y habían formado el partido político Esperanza, Paz y Libertad (EPL). FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Por haber dejado las armas los desmovilizados del Epl se convirtieron en blanco de las Farc, que se disputaban el rico territorio de Urabá. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Por haber dejado las armas los desmovilizados del Epl se convirtieron en blanco de las Farc, que se disputaban el rico territorio de Urabá. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Ellos creían que eran desmovilizados del Epl, pero no era así, mi papá por ejemplo, se llamaba Rafael Puello, era un hombre que no le hacía mal a nadie”, dijo una hija suya en un conmovedor relato. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Ellos creían que eran desmovilizados del Epl, pero no era así, mi papá por ejemplo, se llamaba Rafael Puello, era un hombre que no le hacía mal a nadie”, dijo una hija suya en un conmovedor relato. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Los familiares leyeron en voz alta los nombres de cada uno de los fallecidos en aquella noche de terror, una de las peores matanzas cometidas por las Farc. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Los familiares leyeron en voz alta los nombres de cada uno de los fallecidos en aquella noche de terror, una de las peores matanzas cometidas por las Farc. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Usted nos quitó a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestros compañeros de sueños, pero sabe qué, no nos quitó nuestra esperanza”, dijo otra de las jóvenes en la puesta en escena frente a los jefes de las Farc. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Usted nos quitó a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestros compañeros de sueños, pero sabe qué, no nos quitó nuestra esperanza”, dijo otra de las jóvenes en la puesta en escena frente a los jefes de las Farc. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Iván Márquez”, sentado en primera fila, dijo al tomar la palabra para pedir perdón que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Iván Márquez”, sentado en primera fila, dijo al tomar la palabra para pedir perdón que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • El momento más conmovedor del acto fue cuando tomó la palabra Diana Hurtado, hija de Fausto Hurtado Córdoba, para leer en público, con la voz ahogada por el llanto, una carta escrita a su padre, una de las víctimas de aquella matanza. FOTO ROBINSON SÁENZ
    El momento más conmovedor del acto fue cuando tomó la palabra Diana Hurtado, hija de Fausto Hurtado Córdoba, para leer en público, con la voz ahogada por el llanto, una carta escrita a su padre, una de las víctimas de aquella matanza. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • “Querido padre: Me acosté en la noche y al día siguiente no estabas; por mucho tiempo me mantuve en la puerta de la casa, cada atardecer esperando, me faltaban tus abrazos y tus caricias despidiéndome al dormir. Todo quedó en silencio papá”, leyó la joven, que tuvo que interrumpir varias veces la lectura embargada por la emoción. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Querido padre: Me acosté en la noche y al día siguiente no estabas; por mucho tiempo me mantuve en la puerta de la casa, cada atardecer esperando, me faltaban tus abrazos y tus caricias despidiéndome al dormir. Todo quedó en silencio papá”, leyó la joven, que tuvo que interrumpir varias veces la lectura embargada por la emoción. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Al final, después de una sucesión de relatos de padres, hijos y hermanos, todos igual de conmovedores, las víctimas, que habían llegado en una caminata iniciada en La Chinita, expresaron su perdón a las Farc con la convicción de que, como dijo una de ellas, “los sueños pueden más que los recuerdos”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Al final, después de una sucesión de relatos de padres, hijos y hermanos, todos igual de conmovedores, las víctimas, que habían llegado en una caminata iniciada en La Chinita, expresaron su perdón a las Farc con la convicción de que, como dijo una de ellas, “los sueños pueden más que los recuerdos”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Las Farc pidieron este viernes perdón por la masacre de 35 personas perpetrada el 23 de enero de 1994 en La Chinita, un humilde sector del barrio Obrero de Apartadó, departamento de Antioquia. FOTO ROBINSON SÁENZ
    En el acto, celebrado en el colegio San Pedro Claver de Apartadó, alias “Iván Márquez” afirmó: “los muertos de La Chinita son también nuestros muertos porque así lo sabemos, lo sentimos de corazón”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    La masacre de La Chinita fue perpetrada cuando vecinos que participaban aquella noche en una fiesta fueron atacados con disparos de fusil por miembros del V Frente de las Farc en guerra contra desmovilizados de la guerrilla del Epl. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Jamás debió ocurrir lo ocurrido en aquella noche”, agregó el jefe guerrillero, quien dijo que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Al referirse a los 34 hombres y la mujer asesinados esa noche de terror, “Iván Márquez” dijo que los miembros de las Farc quieren “rendirle tributo reconociendo su inocencia y su amor por la vida”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Tras recordar que “todos en la vida hemos cometido errores, algunos con consecuencias más graves que otras”, Márquez añadió que “hablar con la verdad pura y limpia sana las heridas del alma por muy profundas que éstas sean”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Las víctimas de La Chinita sí perdonamos”, repitieron varias veces los familiares de los que murieron en esa matanza en el acto en el que también estuvieron presentes Sergio Jaramillo, Paula Gaviria y representantes de diversas organizaciones internacionales. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Jaramillo dijo que “escasamente otra región del país vivió tan de cerca la combinación de las armas con la política como lo vivió el Urabá”, zona de al frontera con Panamá donde está Apartadó. FOTO ROBINSON SÁENZ
    El alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga Vargas, elogió “la valentía de las víctimas para perdonar a los señores de las Farc”. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Hoy no es un día para festejar, hoy es un día para reflexionar, para meditar porque es pensar hasta dónde nos estaba llevando esta guerra maldita”, dijo el alcalde, quien pidió “la verdad, que no se vuelva a repetir, que trabajemos en la construcción de este proceso”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Víctimas de la matanza de La Chinita hicieron también un descarnado relato a los jefes de esa guerrilla el horror vivido aquella noche. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Los jefes guerrilleros Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, Félix Muñoz, alias “Pastor Alape” y Luis Óscar Úsuga, alias “Isaías Trujillo”, escucharon en silencio y con cierta incomodidad la desgarradora narración hecha por familiares. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Estaban en una fiesta y les llegaron, y los callaron, 34 hombres y una mujer. Nos arrebataron a 34 hombres y una mujer, nos robaron la alegría”, repetían como una sola voz a los líderes de las Farc, que por momentos se hacían comentarios en voz baja. FOTO ROBINSON SÁENZ
    La noche de la masacre, los miembros de las Farc llegaron hasta La Chinita y sin mediar palabra abrieron fuego contra decenas de personas que estaban en una fiesta para recolectar fondos para el inicio del año escolar. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Buscaban a desmovilizados de la guerrilla del Epl, que habían dejado las armas casi tres años antes y habían formado el partido político Esperanza, Paz y Libertad (EPL). FOTO ROBINSON SÁENZ
  • Por haber dejado las armas los desmovilizados del Epl se convirtieron en blanco de las Farc, que se disputaban el rico territorio de Urabá. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Ellos creían que eran desmovilizados del Epl, pero no era así, mi papá por ejemplo, se llamaba Rafael Puello, era un hombre que no le hacía mal a nadie”, dijo una hija suya en un conmovedor relato. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Los familiares leyeron en voz alta los nombres de cada uno de los fallecidos en aquella noche de terror, una de las peores matanzas cometidas por las Farc. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Usted nos quitó a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestros compañeros de sueños, pero sabe qué, no nos quitó nuestra esperanza”, dijo otra de las jóvenes en la puesta en escena frente a los jefes de las Farc. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Iván Márquez”, sentado en primera fila, dijo al tomar la palabra para pedir perdón que “nunca el mando de las Farc ordenó tal atrocidad pero aquí estamos para responder como colectivo, como organización”. FOTO ROBINSON SÁENZ
  • El momento más conmovedor del acto fue cuando tomó la palabra Diana Hurtado, hija de Fausto Hurtado Córdoba, para leer en público, con la voz ahogada por el llanto, una carta escrita a su padre, una de las víctimas de aquella matanza. FOTO ROBINSON SÁENZ
    “Querido padre: Me acosté en la noche y al día siguiente no estabas; por mucho tiempo me mantuve en la puerta de la casa, cada atardecer esperando, me faltaban tus abrazos y tus caricias despidiéndome al dormir. Todo quedó en silencio papá”, leyó la joven, que tuvo que interrumpir varias veces la lectura embargada por la emoción. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Al final, después de una sucesión de relatos de padres, hijos y hermanos, todos igual de conmovedores, las víctimas, que habían llegado en una caminata iniciada en La Chinita, expresaron su perdón a las Farc con la convicción de que, como dijo una de ellas, “los sueños pueden más que los recuerdos”. FOTO ROBINSON SÁENZ
Galería de Imágenes
§SSI_f01885c4605443939dad1c4be00b7e49_SSI§