<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Antioquia corazón social y económico de Colombia

Nos urgen gobiernos que unan, den certezas y garantías tangibles para todos. El voto y la participación en la democracia hacen parte de esa construcción y es una responsabilidad colectiva.

16 de octubre de 2023
bookmark
  • Antioquia corazón social y económico de Colombia

Por María Bibiana Botero Carrera* - www.proantioquia.org.co

Antioquia es el departamento con más municipios del país. Representa 15 de cada 100 pesos de la economía colombiana. Somos la región con más exportaciones sin contar el petróleo y una de las jurisdicciones electorales que decide el destino de una nación. ¡Antioquia pesa!

También hemos tenido muchos dolores que se reflejan en un territorio que cuenta con el número más grande de víctimas en el conflicto colombiano y que más desplazados y migrantes ha recibido.

El 29 de octubre elegiremos al próximo Gobernador de los antioqueños, 26 diputados y 640 ediles. Ese voto, esa decisión, es crucial para el destino de nuestro departamento. Con esperanza y franqueza esperamos que quienes lleguen a ocupar estos cargos públicos estén a la altura del tamaño de nuestros retos y oportunidades.

En Proantioquia procuramos un seguimiento riguroso a los indicadores de bienestar del departamento con plataformas como Antioquia Cómo Vamos, y sugerimos que su diagnóstico y primera línea base regional sirva de carta de navegación para el próximo plan de desarrollo departamental.

En equipo con la bancada de congresistas antioqueños, nuestras empresas afiliadas, organizaciones sociales y culturales, la academia, mujeres y jóvenes hemos explorado las prioridades y retos que tendrá el siguiente gobierno. Las compartimos en este escrito, como un ejercicio ciudadano y democrático: los problemas públicos nos importan y queremos hacer parte de sus soluciones.

En Antioquia una de cada cinco familias está en inseguridad alimentaria moderada y grave. La mitad de sus estudiantes tiene un nivel bajo en bilingüismo, y seis de cada diez jóvenes rurales no terminan su trayectoria escolar. A pesar de tener el segundo tejido empresarial más denso e importante en exportaciones no tradicionales, cuatro de cada diez trabajadores no tienen acceso a los beneficios de un trabajo formal y las mujeres participan 30% menos que los hombres en el mercado laboral.

En los cinco años recientes, Antioquia ocupa el deshonroso segundo puesto como el departamento con más líderes sociales asesinados. El control que ejercen organizaciones criminales, en grandes porciones del departamento para mantener sus rentas ilegales, son una amenaza a la prosperidad y libertad de los ciudadanos.

Las oportunidades que tenemos son potentes: internacionalizar el tejido empresarial, completar la conectividad aérea, marítima, terrestre, fluvial y digital, consolidar un talento humano creativo, pertinente y bilingüe. Crear y fomentar un ambiente institucional de nuevas economías asociadas al turismo, la agroindustria y producción de contenidos 4.0. Antioquia está en la capacidad de poner el ritmo.

La industria musical tiene a Medellín y a la región en el mapa global, el turismo atrae la cuarta parte de la inversión hotelera en el país y nos convierte en el segundo destino preferido por los visitantes extranjeros. Hoy nuestro departamento es ambidiestro: con una industria pujante tradicional y también de economías que emergen y nos permiten la llegada a mercados internacionales con más fuerza, atracción de capital, nuevas oportunidades para la generación de empleo y un mayor impacto social.

Hay cosas que van a cambiar para siempre esta región. El liderazgo del nuevo Gobernador, con el concurso de todos, podrá acercarnos a un puerto en nuestro mar, recibir las ocho turbinas de Hidroituango, la operación, en su totalidad, de las vías 4G y darles a los antioqueños una vida digna.

Nos urgen gobiernos que unan, den certezas y garantías tangibles para todos. El voto y la participación en la democracia hacen parte de esa construcción y es una responsabilidad colectiva.

Antioquia es el corazón social y económico de Colombia.

Sigue leyendo

Te puede Interesar

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*