The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 04 de enero de 2019

¿Hay alguna forma humana de matar a un ratón?

¿Trampas de pegamento, trampas de bolsa o envenenamiento? ¿Qué haces sobre una plaga cuando su único crimen es ser una plaga?

Boulder, Colo. -Recientemente me mudé a un apartamento amueblado en una casa de 100 años a orillas del centro. Ubicación animada. Obras de arte. Arrendador relajado.

Después de varios días, noté un olor a podrido en la cocina. De mala gana, asomé la cabeza por debajo del fregadero y allí, en la losa de cemento, había un cuadro conmovedor: una naturaleza muerta con roedores. Acostadas lado a lado había dos bandejas de plástico unidas con una sustancia espesa, y en ese pegote estaban las figuras de dos ratones grises cuyos diminutos pies, capturados a medio paso, se habían detenido para siempre.

Nos habíamos ingeniado, al parecer, una horrible forma de asesinar a inmigrantes de la naturaleza. El producto era Ultra-Kill Large Glue Traps, y la etiqueta advertía: “No es una trampa de muerte instantánea. El animal puede seguir vivo cuando la trampa sea revisada. Por favor sacrifique a los animales de forma humana”.

¿Con un martillo? Un cuchillo de carnicero? ¿Un picahielo?

Mis víctimas ya habían conocido a su creador. Sus cadáveres yacían extendidos como águilas a través de las bandejas, aplanados en el pegamento de la cola a la barriga a la cabeza, sus narices una vez turgentes clavadas firmemente. ¿Quién sabía qué esperaban encontrar cuando se metieron en las bandejas?

Las instrucciones sugerían: “No coloque las trampas donde pájaros y demás animales que no son el objetivo podrían entrar en contacto”. Esto cubría, supuestamente, gatitos y bebés. Y concluían con refrescante franqueza: “Considere otras trampas para una opción más humana”.

¿Pero hay alguna forma más humana de librarse de pestes? Estos dos ratones, su único crimen era ser ratones.

En lugar de sentarme a llorar por su destino, fui a McGuckin Hardware para ver qué podría ser “una opción más humana”. Encontré el pasillo de Trampas / Cebo repleta de dispositivos para asesinar o repeler ratones y ratas.

Aquí estaban las trampas de madera antiguas, con sus pedales y guillotinas con resorte. Un dólar con 99 centavos, y humano en su eficiencia: el golpe instantáneo, de la nada. Además, los ratones pudieron pasar sus últimos momentos de ratón con sus bocas llenos de queso.

El veneno era otro viejo y confiable, el d-Con Pro presumía: “Garantizado para matar”. Pero quién sabía cuánto sufrieron primero.

Algunos de los productos aquí no estaban a matar, sino a volver locos a los bribones. Una bombilla del ático emitió “ondas sónicas”; estos tienen el efecto de “irritar a los roedores que hacen que salgan del área”. Un aparato ultrasónico mostraba a un ratón saltando hacia la salida más cercana. Otro dispositivo utilizó aceites esenciales para “desencadenar el comportamiento de escape / evitación”.

Dígame: ¿Está bien molestar y acosar a los ratones?

Finalmente, encontré una solución que exudaba compasión: la trampa de captura en vivo. Era simple: una caja de plástico negro de 1 por 1 por 6 pulgadas con un pliegue en el medio. El ratón era atraído hacia el interior por un poco de mantequilla de maní en el extremo más alejado (”mantequilla de maní no incluida”), y su peso que avanza inclina la caja hacia adelante para cerrar la puerta detrás de ella.

Escuché a un vendedor decirle a un cliente: “No los libere ahí afuera de su casa. Volverán. Llévelos a unas 3 millas de distancia, al menos. Y aún así podrían volver. Porque su casa es la casa de ellos”.

La captura en vivo, entonces, no era tan amorosa, después de todo. Estaba secuestrando a las criaturas en sus propias casas. Los encerraba en solitario sin el indicio de si alguna vez volverían a probar la libertad. Luego los llevaba lejos de todo lo que habían conocido y los tira en un prado estéril, lejos de las migajas de la cocina que los habían salvado del hambre.

Si yo fuera ratón, eligiría la guillotina.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    CELSIA

    En el 2018 consolidó sus operaciones y tuvo variaciones positivas en la mayoría de sus indicadores financieros.

    $titulo

    BANDAS EN LOS PUEBLOS

    Grupos ilegales que actúan en Medellín están delinquiendo también en diversos municipios de Antioquia.