<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

La interioridad

Quizás una de las causas principales del deterioro de la religiosidad, no sólo en la iglesia católica sino en todas las religiones, es la pérdida del sentido místico de la vida.

02 de septiembre de 2023
bookmark
  • La interioridad

Por Ernesto Ochoa Moreno - ochoaernesto18@gmail.com

Tal vez no hay predio más infranqueable, más inabordable, pero al mismo tiempo más asediado por violadores extraños que el de la relación del hombre con Dios. Desde al ateísmo hasta la más alta experiencia mística no hay mundo más íntimo, más digno de respeto. Pero también más acosado por merodeadores que obstaculizan el fluir trágico o plácido de la búsqueda del Absoluto.

Quizás una de las causas principales del deterioro de la religiosidad, no sólo en la iglesia católica sino en todas las religiones, es la pérdida del sentido místico de la vida. No es la falta de moral lo que acaba con la religión. De hecho, la inmoralidad, la amoralidad o le desmoralización de las costumbres no son la causa de la irreligiosidad o de la arreligiosidad. Son la consecuencia.

Muchas veces se busca la religión por razones moralistas, casuísticas o normativas. A menudo se es religioso o se adhiere a un credo por herencias culturales o por una simple inercia histórica, pero sin raíces hondas, interiores. Más por miedo a la libertad que por dar cauce y permitir la eclosión de esa libertad. Que es esa libertad el momento más alto de una vivencia mística, que no necesariamente religiosa, en la relación del hombre con el Absoluto. Con Dios, quiero decir.

Una religión, la religión, tiene que ser un camino hacia la interioridad. Una religión, la vivencia religiosa, no es una piel para las apariencias externas. Debe ser un movimiento interior, denso, sereno. Como la sangre. Las hemorragias devocionales no son necesariamente el síntoma de una auténtica vivencia religiosa.

Pero tampoco puede ser la religión un refugio seudomístico para evadir compromisos con la vida, con el mundo, con la historia. Es la gran tentación. So pretexto de evitar contaminaciones que promueven

una religión desencarnada, aséptica. Una especie de fe sin sabor. Y entonces la vivencia religiosa se vuelve más un tranquilizante que una verdadera opción vital. Y sabemos que detrás de las tranquilizaciones, aun de aquella tranquilidad que proviene de Dios (o de Él parece provenir) hay miedos y cobardías, o el deseo inconfeso de cohonestar intereses creados.

No hay nada más explosivo que la vivencia interior del Absoluto. Ni hay silencio más revolucionario que el del contemplativo. Ni hay Dios más inquietante e inquietador que el Dios de la libertad. Saberlo tal vez no sea un consuelo, pero sí es un aguijón para seguir creyendo. Para seguir esperando.

Sigue leyendo

Te puede Interesar

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*