<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
P. Hernando Uribe
Columnista

P. Hernando Uribe

Publicado el 30 de octubre de 2015

La santidad

Azorín es un orfebre del lenguaje, por lo cual me encanta recordarlo, como cuando le escribe a una amiga: “Pepita, la elegancia es la sencillez. A los escritores nos pasa como a las mujeres, que muy pocos somos elegantes porque muy pocos nos resignamos a ser sencillos”.

La elegancia y la sencillez van de la mano. Elegancia viene de elegir, que es tomar uno dejando muchos. Para Ortega y Gasset existe el divino arte de elegir. Admiraba a las mujeres elegantes, a quienes por saber elegir, todas las modas les colaboran rebajadas en un punto.

Mujeres que “revelan en todo su ser un tesoro compuesto de horas de soledad”. Mujeres que permanecen ausentes “porque lo mejor de sí mismas queda allá lejos, adscrito a su soledad”, donde se esmeran en cultivarse...

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas