<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Julián Posada
Columnista

Julián Posada

Publicado el 13 de febrero de 2021

Recuerde

Somos pasajeros. Nos sucederán millones de seres humanos y seguramente ni siquiera el recuerdo nos sobrevivirá, mucho antes de que nacieran tantos adanistas que creen gobernarnos la ciudad ya existía y era narrada para transformarla en realidad, por fortuna la ciencia y los poetas se han encargado de develarnos cómo éramos y el lugar que habitábamos. Los empáticos, bondadosos y llenos de compasión que en esta ciudad abundan y que por pudor han preferido hacer sus obras sociales en silencio nos regalaron un lugar como el Bosque de la Independencia, por allá a principios del siglo XX la Sociedad de Mejoras Públicas nos donó esas 13 hectáreas que son hoy un enorme museo vivo que alberga, colecciona y estudia especies únicas; qué sería de nuestras crisis climáticas de febrero y octubre sin ese pulmón ubicado al norte del valle por el que desfilan al año más de dos millones de personas de manera gratuita, ese parque se convirtió en lo que hoy conocemos como el Jardín Botánico y recuerdo muchos eventos a los que he asistido e incluso algunos que he realizado allí, inolvidable la exposición mundial de orquídeas a la que fui de la mano de mi familia o un evento que muchos años después y antes de su última remodelación hicimos en su orquideorama, se trataba de una celebración en la que la familia que festejaba donó para el usufructo general los equipos sanitarios, pues los del lugar estaban inservibles, recuerdo también cuando ese muro que era barrera fue derribado porque como dice Leonard Cohen “hay una grieta en todo. Así es como la luz penetra”.

Y tarde o temprano por la grieta la luz entrará, porque mientras haya sueños hay esperanza y porque aunque los contratos, obras y puestos de esta ciudad se entreguen a dedo y se desconozcan la experiencia y el conocimiento de quienes por años y años los han ejecutado de manera idónea y aunque la covid y la pandemia política que nos gobierna traten de destruir la confianza y el tejido social que con tanto esfuerzo, aciertos y errores hemos construido, no es esta ni la primera ni la última crisis que habremos de vivir, ya superamos la de otro que también pretendía confrontarnos y atemorizarnos, el terror de los años 90 nos convocó como sociedad, aquí nos quedamos y aquí resistimos. Aquí nos quedaremos y desde aquí reclamaremos nuestro derecho a ejercer la democracia. Será larga la espera de cualquier conclusión.

Amo los libros porque allí encuentro lo que tantas veces quisiera decir, en “El último encuentro”, Sandor Marai escribe: “Las preguntas son estas: ¿Quién eres? ¿Qué has querido de verdad? ¿A qué has sido fiel o infiel? ¿Con qué y con quién te has comportado con valentía o con cobardía? Estas son las preguntas. Uno responde como puede, diciendo la verdad o mintiendo: eso no importa. Lo que sí importa es que uno al final responde con su vida entera”. Y nunca olvide que “si algún día tiene que elegir entre el mundo y el Amor, recuerda... Si eliges el mundo quedarás sin amor. Pero si eliges el amor con él conquistarás el mundo.” Escribió Stefan Zweig

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas