<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 15 de agosto de 2021

Un hogar para el trabajo

Querido Gabriel,

Me hacía falta la oficina y la vida en 4D que esta nos ofrece, con las tres dimensiones del espacio y la calidez de la presencia humana. Extrañaba las reuniones con tablero, mirando a los ojos, moviendo las manos, caminando. Casi había olvidado que, cuando uno habla, es posible ver los gestos y los ojos de los otros y usarlos como espejos y guías. Aunque debemos reconocer que fue un privilegio que algunos hayamos podido trabajar desde casa, cuidando a la familia y aportando a la menor dispersión del virus pandémico, no podemos ocultar, tampoco, que el trabajo remoto ha sido un factor de desequilibrio emocional y familiar para muchísimas personas. Está por evaluar, además, lo que hemos perdido las empresas en humanidad y creatividad...

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas