Image
Crítico

Diego Agudelo Gómez

Publicado el 19 de enero de 2019

Crítico de series

Después de cuatro años se estrena una nueva temporada de True Detective, la serie engendrada en las tinieblas de la mente de Nic Pozzolato, escritor decidido a navegar en el territorio más cenagoso de la maldad humana.

La tercera temporada, emitida por HBO, está protagonizada por Mahershala Ali, quien interpreta a un detective que se entrenó en Vietnam como sabueso de la jungla. En el pueblo ruinoso en el que trabaja el detective Wayne Hays se comete un crimen horrendo. El asesinato de un niño es una fractura del espíritu, siempre. Y en los primeros capítulos de la serie vemos cómo se va quebrando poco a poco el mundo interior de quienes son sacudidos por una muerte tan prematura y siniestra.

La historia se cuenta desde tres tiempos distintos. Un presente en el que Hays, muy anciano, intenta recuperar de su memoria nuevos indicios antes de que las lagunas de la senilidad terminen por sepultar los recuerdos de su investigación. También se cuentan las circunstancias de un pasado en el que han transcurrido diez años desde el crimen y nuevas pruebas indican que el hombre condenado quizás es inocente y el verdadero asesino sigue suelto. Y a cuenta gotas, la narración retrocede hasta la perturbadora secuencia de hechos en los que una niña desaparece y su hermano es encontrado inerte en una caverna acondicionada para una especie de ritual macabro.

Como sucedió en las dos temporadas anteriores de la serie, el crimen narrado representa un salto en el abismo para el policía que se encarga de la pesquisa. De antemano, quien se dedica a rastrear depredadores humanos que parecen fugados del infierno ya está haciendo equilibrio en una delgada cornisa. Un crimen más, una confrontación con el rostro más crudo del mal, es el empujón que falta para precipitarse a un fondo del que no se vuelve a emerger. Le ocurrió a los detectives de la primera temporada, quienes quedaron impregnados de locura por el vistazo que pudieron echarle al caldero en el que eclosiona la condición humana.

A Ray Velcoro, policía de la segunda temporada, no le fue mejor. Quedó atrapado en la red de corrupción y crimen sobre la que se levanta la ciudad de Los Ángeles y su salto al abismo fue una inmersión en la muerte, eso sí, mirándola de frente con el gesto más digno que se le puede dedicar: la ausencia de miedo.

Del detective Wayne Hays sabemos también su final. Lo acecha el olvido y este asedio implacable solo puede generar enorme pavor. Es lo que reflejan estupendamente los ojos de Mahershala Ali cuando interpreta al anciano. Hay un fulgor débil que irradia desde un pasado que todavía reverbera en la mente, pero ese fulgor está rodeado de una oscuridad cuyo apetito feroz no da tregua. Quizás, la propuesta para nosotros los espectadores es que a lo largo de ocho capítulos acompañemos al detective Hays en su esfuerzo por resguardar la poca memoria que le queda. Seremos depositarios de sus últimos recuerdos antes de que se vacíe su mente, pero es seguro que también tendremos que pagar un precio.

Será una historia de la que tampoco saldremos ilesos y esto es lo más interesante de la serie, pues amenaza con salpicarnos de todas aquellas sustancias que borbotean en el caldero en el que los seres humanos encuentran su perdición y también su salvación: la historia de True Detective en esta temporada no es la de un crimen y su resolución. Es la de un hombre que encuentra el amor mientras penetra una faceta nauseabunda de la existencia y, cuando lo pierde, debe regresar al inframundo para recuperarlo, aunque aquello que lo espera esta vez quizás sea terrible e innombrable.

Image

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    CELSIA

    En el 2018 consolidó sus operaciones y tuvo variaciones positivas en la mayoría de sus indicadores financieros.

    $titulo

    BANDAS EN LOS PUEBLOS

    Grupos ilegales que actúan en Medellín están delinquiendo también en diversos municipios de Antioquia.