<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ortografía para todos los días
Crítico

Juan David Villa

Publicado el 03 de febrero de 2021

Ortografía para todos los días

Lo pillé en la prensa

“Se rompe uno de los icebergs más grandes del mundo”.

Un idioma son palabras, elementos para nombrar las cosas que vemos y sentimos y las que solamente sentimos. La capacidad divina de los seres humanos para comunicarnos con una lengua nos pone por encima de los animales, que son muy bellos, muy de la casa, yo amo a mi mascota, y tienen unas maneras para comunicarse sencillamente hermosas, mas nunca tan complejas como un idioma.

Les cuento todo esto para explicarles algo que no ocupa más de tres líneas. Esa capacidad humana es muy antigua, tal vez tenga 150.000 años, y hay que buscarla en un gen que se llama FOXP2 y en una parte del cerebro que se llama área de Broca... La construcción de los idiomas que hemos hablado y hablamos es mágica.

Ahora sí lo que quiero contarles. El español no es puro: nació sobre otros idiomas, especialmente el latín y el griego, y se ha alimentado y se seguirá alimentando de otros. Iceberg, ahora sí vuelvo a la rama, es uno de esos alimentos, una palabra que tomamos del inglés y que el inglés, a su vez, tomó del neerlandés medio ijsberg, una lengua muy vieja.

En América hemos mantenido la pronunciación inglesa: decimos, no sé si en todas partes, [áisberg]. Pero en muchas partes de España lo han adaptado y dicen [izebérg] o [isebérg], la primera con la lengua entre los dientes, ¡y olé, tío!, la segunda suena con la S nuestra.

Así las cosas, aquí deberíamos escribir icebergs en cursiva porque no lo usamos como un extranjerismo adaptado (no lo decimos en español), mientras en España sin cursiva porque sí que lo adaptaron. El plural con S está perfecto y con ninguna pronunciación necesita tilde.

Recuerden que las palabras extranjeras no adaptadas van con cursiva o, a falta, comillas para indicar que su ortografía y su pronunciación son ajenas. Por eso deberíamos escribir pizza, con su cursiva porque esa doble Z, que debe sonar como [ts] por cierto, no es española. Mientras que podemos escribir carroza porque perdió la doble Z del italiano (carrozza, que suena [carrótsa en italiano]). Como ven, acostumbramos decirla en italiano sin saber: [pítsa], y no [písa].

Todo lo que está entre corchetes es pronunciación, por si las moscas.

Preguntan los lectores

Jairo Gómez. Por favor, te solicito aclarar si la expresión “el siguiente programa no contiene escenas de sexo o violencia” está redactada en forma óptima o si es más claro “... de sexo ni de violencia”. ¿No te parece que la original parecería implicar que en el programa sí pudieran existir escenas de sexo y de violencia?

Ambas son correctas, Jairo, pero “ni de sexo de ni violencia” es un mensaje más claro y fuerte. Así que entiendo tu duda: “... de sexo o violencia” no tiene la misma contundencia porque, aunque todos lo entendemos, tambalea, deja espacio a otra interpretación (se acerca a la ambigüedad).

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
José Rafael Arango