<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Editorial

FF.MM: campanazos de alerta

Son, de lejos, la institución en la que más confían los colombianos. Las Fuerzas Militares deben responder con transparencia y activar sus controles. Oficiales deben alinearse con su mando civil.
<span class="priority-content" mlnid="idcon=33794887;order=2.0">FF.MM: campanazos de alerta</span>
ilustración morphart Publicado el 12 de julio de 2019

El Gobierno y las Fuerzas Militares decidieron adoptar algunas decisiones, luego de la revelación periodística de la revista Semana de unos más que preocupantes hechos que venían produciéndose sobre posibles actos de corrupción.

El trabajo periodístico reviste innegable valor y, antes que acudir al conocido expediente de desviar la atención esgrimiendo que es “un ataque a las Fuerzas Militares”, a lo que obliga es a acometer las investigaciones internas y judiciales necesarias para desentrañar la existencia de esos hechos y determinar responsabilidades.

En las encuestas de opinión y de favorabilidad de las instituciones, las Fuerzas Militares son, desde hace varios años, las más respaldadas por los colombianos. En el Gallup Poll del pasado mes de mayo, por ejemplo, no solo ocupan el primer lugar en favorabilidad de las instituciones sino que lo hacen de lejos: 75 por ciento, muy por encima de cualquier otra, como las muy desprestigiadas de la justicia, el Congreso o los partidos políticos, que tienen cifras ínfimas.

Tan alto índice de favorabilidad y confianza es justo tributo a quienes tanto esfuerzo han hecho por todos los colombianos. Los militares han de retribuirlo con transparencia y compromiso en la lucha contra la corrupción. Jamás debe entenderse tan mayoritario apoyo como una autorización ilimitada, amparando u ocultando actos contra la ética, la ley y el honor militar.

Aunque el ministro de Defensa, Guillermo Botero, el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, así como el comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, han asegurado ante los colombianos que no habrá tolerancia con quienes incurran en actos de corrupción, desconciertan las declaraciones del general Martínez al referirse al papel que cumple la contrainteligencia del Ejército. Dijo el pasado lunes que esa unidad prácticamente se limita a prevenir y detectar posibles vínculos de los uniformados con los grupos armados organizados y con el narcotráfico.

Eso, por supuesto, es lo mínimo. Pero los tentáculos de la corrupción son grandes y las tentaciones peligrosas, tienen una gran capacidad de daño cuando se enquistan en el interior de la organización estatal y operan valiéndose de las prerrogativas institucionales.

Hace unas semanas el presidente Duque encomendó a una Comisión para la Excelencia Militar una serie de tareas. Habría que disponer también medidas inmediatas para que los sistemas de control interno, tanto de las Fuerzas Militares (Ejército, Armada, Fuerza Aérea) como de la Policía Nacional, funcionen y sean eficaces.

Es muy preocupante, además, que las fisuras en el interior de las Fuerzas estén sirviendo para dar rienda suelta a venganzas internas. Hay un Gobierno con políticas definidas en materia de seguridad pública, defensa nacional, lucha contra el narcotráfico y contra las organizaciones criminales, incluidas guerrillas supérstites y las que se estarían reagrupando. La alta oficialidad debe estar alineada con el mando civil representado por el presidente de la República y su ministro de Defensa. Quienes no quieran ajustarse a ello deben tener el valor, propio de su honor militar, de dejar paso a quienes sí estén dispuestos a marcharle al actual gobierno.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Aplausos y pitos

$titulo

N. DJOKOVIC Y R. FEDERER
En Wimbledon, protagonizaron una de las finales más emocionantes de la historia: 4.57 horas. Ganó “Nole”.

$titulo

SANTIAGO JARAMILLO BOTERO
Una cosa son sus payasadas y otra los mensajes amenazantes a un concejal de Medellín en ejercicio.