<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

20 datos que hablan de la crisis ambiental

  • Varias acciones buscan reversar el cambio climático global producido por los humanos. FOTO SHUTTERSTOCK
    Varias acciones buscan reversar el cambio climático global producido por los humanos. FOTO SHUTTERSTOCK
Helena Cortés Gómez | Publicado el 13 de enero de 2020
en definitiva

La civilización humana se ha comportado de manera ineficiente pero el descubrimiento de los efectos acumulativos del cambio climático global está generando consciencia sobre la condición de la sociedad: no existe una abstraída del contexto físico y biológico. Última entrega de la serie Los 20 del 21.

Ser tan pequeños, pero ser muchos y con la capacidad de satisfacer las necesidades básicas creando tecnologías como la máquina de vapor, el motor de combustible y los fertilizantes para la agricultura, perturbó la estabilidad de la Tierra. Johan Rockström, director del Centro de Resiliencia de Estocolmo, en Suecia, afirmó en el video publicado por el Foro Económico Mundial en 2017 que “ya se tiene una abrumadora cantidad de evidencia científica que deja ver que en solo cinco décadas, la humanidad pasó de ser un mundo pequeño en un planeta grande, donde se podía permitir un crecimiento económico poco sostenible, a ser un mundo grande en un planeta pequeño que llegó a su punto de saturación y tocando el techo de la capacidad biofísica del planeta”.

Las dos primeras décadas de este siglo han registrado los años más cálidos de la historia y el periodo entre 2015 y 2018 va punteando entre los primeros puestos. Los humanos dependen de esos 11 kilómetros de grosor de atmósfera para sobrevivir en la Tierra. Ya pasaron 50 años de un incremento exponencial negativo, el reto actual es transformar la economía hacía un viaje a la sostenibilidad.

Diez pruebas de que la humanidad tiene responsabilidad en la crisis ambiental que se vive actualmente y 10 datos sobre cómo también se ha despertado una consciencia y hay una intención de cambiar las cosas.

Usted también, desde su diario vivir, puede ayudar. Santiago Arango Aramburo, investigador en cambio climático, ingeniero civil de la Universidad Nacional de Colombia y posdoctorado en la Universidad de Lugano (Suiza), asegura que esos pequeños pasos son un gran aporte en este momento: use el servicio de transporte público, ahorre energía, trate de consumir menos carnes –sobre todo la de vaca–, reduzca el consumo de agua e infórmese sobre cómo vivir con menos recursos.

Contexto de la Noticia

1. Glaciares, en retirada

Dice Santiago Arango, Ingeniero civil, máster en recursos hidráulicos y director del Grupo EnergEIA, de la Universidad EIA Medellín, que, aunque su función ecológica es menor que la de los bosques y páramos, hay preocupación por la irrupción a este ecosistema. El informe On thin ice detalla los impactos del cambio climático en el Ártico, la Antártida, el Himalaya, los Andes y África Oriental. El deshielo de estas zonas ha generado un aumento del nivel del mar de 0,8 milímetros cada año, lo que afecta de manera a las personas que viven en las zonas próximas a los glaciares.

En el contexto nacional, las cifras del informe del estado de los glaciares, desde 2010 y hasta mediados de 2017 aproximadamente, reflejan que se redujo el área nacional en el 18 % (8,4 Km²). Los investigadores llaman la atención sobre el Volcán Nevado Santa Isabel (Parque Nacional Los Nevados), que entre enero de 2016 y febrero de 2018 se extinguió 37 % de su área, proceso nunca antes registrado en tan poco tiempo.

2. Cómo afectaría la crisis a la humanidad

Hay incertidumbre sobre la escala de los posibles impactos, pero los cambios podrían generar escasez de agua dulce, traer cambios radicales a nuestra capacidad de producir alimentos y aumentar el número de muertes por inundaciones, tormentas, olas de calor y sequías. Esto se debe a que se espera que el cambio climático aumente la frecuencia de eventos naturales extremos, aunque vincular cualquier acto individual con el calentamiento global es complicado.

3. Aumento del nivel del mar

En todo el mundo, el nivel medio del mar aumentó en 3,6 mm por año durante el período 2005-2015.

La mayor parte del cambio es explicado por la expansión térmica del agua de mar. A medida que esta se calienta, las moléculas se empaquetan menos densamente, causando un aumento en el volumen del océano.

4. Deshielo de los polos

El mundo es ahora casi un grado Celsius más cálido que antes de la industrialización generalizada, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Las pérdidas de hielo en los polos se consideran el principal impulsor del aumento del nivel del mar. La mayoría de los glaciares en las regiones templadas del mundo y a lo largo de la Península Antártica están en retirada. Desde 1979, los registros satelitales muestran una disminución dramática en la extensión del hielo marino del Ártico, a una tasa anual del 4 % por década. En 2012, la extensión del hielo alcanzó un mínimo récord que fue 50 % más bajo que el promedio de 1979-2000.

5. Niveles de CO2 son escandalosos

La mayoría de las emisiones de CO2 producidas por el hombre se generan a través de la quema de combustibles fósiles. Cuando los bosques –que absorben el carbono– se talan y se dejan pudrir, o se queman para dejar pasto, el carbono almacenado también se libera, lo que contribuye al calentamiento global.

Desde que comenzó la revolución industrial, alrededor de 1750, los niveles de CO2 han aumentado en más del 30 % y los niveles de metano han aumentado en más del 140 %. La concentración de CO2 en la atmósfera ahora es más alta en al menos 800.000 años. Hoy superan las 415 partículas por millón.

6. La década más caliente

El clima ha dejado un rastro de devastación en todos los continentes según la Declaración provisional de la OMM sobre el estado del clima en 2018. Los 20 años más cálidos registrados han ocurrido en los últimos 22 años, y los años 2015-2018 son los cuatro primeros, de acuerdo con cifras de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La temperatura promedio global durante los primeros 10 meses de 2018 fue 0,98 C° por encima de los niveles de 1850-1900, según cinco conjuntos de datos globales mantenidos independientemente.

7. Polución en Medellín

En todo el mundo se vive esta problemática. En 2017 Bogotá y Medellín fueron las ciudades con la peor calidad de aire en el país. En ese mismo año, la alcaldía de la capital de Antioquia decretó estado de alerta ambiental durante tres días debido a que 12 de las 18 estaciones de medición alcanzaron el nivel rojo.

Según el informe “Eventos en salud asociados a la exposición de corto plazo a contaminantes del aire en los municipios del área metropolitana, 2008 - 2015”, realizado por el Área Metropolitana y la Facultad de Salud Pública de la U. de A., cada vez que la cantidad de ozono o partículas contaminantes PM 2,5 (pequeñas) y PM10 (más grandes) suben al aire se incrementan las posibilidades de enfermarse. Teniendo en cuenta que la presencia de esos contaminantes se mide en microgramos por cada metro cúbico de aire, los expertos concluyeron que, por cada 10 microgramos que suba la concentración de contaminantes, el riesgo de sufrir una enfermedad respiratoria y tener que ir al sistema de salud o a la sala de urgencias sube en 0,5 %.

8. Desplazados climáticos en Colombia

La ola invernal asociada con el fenómeno de La Niña 2010-2011 ha sido uno de los peores desastres naturales en la historia de Colombia. Se dieron inundaciones en La Mojana (también afectada por el fenómeno de El niño en 2015), se rompió el canal del dique y quedaron cientos de personas desplazadas. Según datos de Acción Social, Magdalena recibió 201.389 desplazados y expulsó 167.259 personas y Bolívar recibió 200.813 desplazados y 215.365 fueron expulsadas.

9. El plástico ahoga el océano

Barato, antiséptico y conveniente, el plástico fue inventado hace 100 años. Ahora cinco islas de plástico como grandes manchas se aglomeraron en el pacífico. La existencia de algunas de ellas fue descrita en1988 en una publicación de la National Oceanic And Atmospheric Administration (NOAA) de los Estados Unidos, que se basaba en los resultados obtenidos en laboratorios de Alaska entre 1985 y 1988, que midieron plástico flotante en el Pacífico Norte. En ellas no hay botellas u otros recipientes, sino más bien microfragmentos, del tamaño de un grano de arroz, que están contaminando y destruyendo lentamente el ecosistema oceánico. En recientes años se han sumado islas de plástico en otros lugares.

10. La deforestación del Magdalena

Investigaciones de Juan Darío Restrepo, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra, de Eafit, sugieren que los bosques de la cuenca andina del río Magdalena –la principal arteria fluvial de Colombia y donde se agrupa el 80 % de la población–, han sido talados en los últimos 50 años a una tasa del 70 %. De 20 a 25 millones de hectáreas perdieron los suelos y su capacidad productiva debido a la alteración acelerada que se ha dado del paisaje.

11. Eventos extremos más frecuentes

Si bien el cambio climático global no es la única razón por la que se dieron los incendios, la vocera de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) con sede en Ginebra, Clare Nullis, aseguró esta semana que el cambio climático fue un factor que influyó en los incendios presentados en Australia. “No debe haber ninguna duda de que el cambio climático fue un factor en el proceso de los incendios australianos”, dijo Nullis con relación a las olas de fuego que han cobrado la vida de varias personas y millones de animales en Australia. De acuerdo con los datos de la vocera de la OMM, las precipitaciones en Australia se situaron en nivel muy inferior al promedio, “es el noviembre más seco de los 120 registrados desde 1990”, agregó. Esta organización concluye que el hecho de que 2019 resultara extremadamente seco para Australia, propició las condiciones para que los incendios.

12. Blanqueamiento de corales

Los arrecifes de coral no son plantas ni rocas, son animales coloniales, de los cuales depende hasta el 25 % de las especies marinas, incluyendo las tortugas. La organización Greenpeace define el blanqueo del coral es una afección que puede dañar seriamente o destruir sistemas enteros de arrecifes coralinos. Contienen plantas microscópicas denominadas zooxantelas que dan color a sus tejidos y le proporcionan alimento a través de la fotosíntesis - el mismo proceso biológico por el que las plantas generan alimento a partir de la luz. Sin estas minúsculas plantas, los corales no pueden sobrevivir o deponer las grandes cantidades de caliza que contienen sus esqueletos.

El peor episodio de blanqueo fue registrado en 1998, cuando todos los sistemas de arrecifes de los océanos tropicales del planeta resultaron afectados. En lugares como el Océano Índico, murieron sistemas enteros de arrecifes. Ese año se supo que murieron aproximadamente el 16 % de los corales del mundo.

13. Colombia ante el Acuerdo de París

Después de un montón de negociaciones, de intereses nacionales, de temas económicos, todos los países del mundo se pusieron de acuerdo en reducir emisiones. Esta es una señal gubernamental que implica que todos los países tienen que empezar a incluir en sus temas legislativos. Hay economías como EE.UU. y China que dijeron que lo harían unilateralmente antes del acuerdo. Colombia se comprometió a disminuir el 30 % de las emisiones que tendría para 2030. El ingeniero Santiago Ortega dice que el país tiene, principalmente, tres focos de emisión grande: deforestación, transporte y energía. “Nosotros tenemos una matriz muy limpia y en energía vamos a tener un 10 % de reducción para 2020. En transporte, el tema de la movilidad eléctrica va ingresando al país de forma fuerte; el gran reto es la reforestación porque el escenario de paz abre la posibilidad de que los campesinos amplíen la frontera agrícola. Y no hay una señal importante del gobierno para pelear contra la deforestación”.

14. Algas en medio de la urbe

Un estudio de ocho ingenieros de la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, busca disponer de algas en medio de la urbe, para disminuir las fuentes de contaminación que en un 27 % corresponde a los automóviles y en un 73 % a fuentes fijas como fábricas. Las microalgas Chlorella vulgaris consumen 10 veces más dióxido de carbono que los árboles, afirma Santiago Arango. La idea no será reemplazar árboles sino instalar los tanques donde no se puede reforestar. Su propuesta pondría algas en tanques aprovechando que necesitan CO2 para sobrevivir y liberando O2 al ambiente purificándolo.

15. La juventud ambientalista

La adolescente sueca Greta Thunberg, con solo 16 años que se ha convertido en un ídolo ambiental, atravesó el Océano Atlántico en un barco de cero emisiones (porque funciona con paneles solares y turbinas submarinas) para asistir a las conversaciones de las Naciones Unidas en Nueva York a finales del año pasado y su voz le llega a la juventud de hoy en día.

Estos gestos están contagiando a las nuevas generaciones e incluso algunos creen que tienen más incidencia en el cambio de consciencia que los más detallados estudios científicos.

16. Cuidando los páramos

Existen numerosas estrategias para cuidar los páramos. Si bien no todas tienen reconocimiento del Estado, son fundamentales para garantizar el bienestar de la población y la conservación de la biodiversidad. El Instituto Von Humboldt reporta que las 2.906.135 hectáreas de páramo del país han sido objeto de protección del Gobierno y de la sociedad bajo diversas figuras legales y acuerdos sociales.

17. Áreas naturales protegidas

Aumentaron considerablemente en los últimos 20 años. Las 59 áreas que conforman el sistema de parques nacionales evitan más de 1.400 millones de toneladas de carbono, se lee en el informe de sostenibilidad Financiera del Sistema de Parques Nacionales Naturales, de 2019. Se detalla que por esta contribución se ven beneficios por 1.097 millones de dólares en el sector agrícola, 623,8 millones en el energético y 609,9 millones en el doméstico. Son clave en la recuperación de la tierra. En Colombia el 52 % de la energía hidroeléctrica usa agua de esas áreas. Y actualmente en Antioquia el 11 % del territorio está protegido.

18. Un gesto exagerado

Crear nieve disparando agua sobre la Antártida es una de las propuestas atrevidas que algunos geoingenieros han hecho para atacar un problema fundamental: la pérdida de hielo. La idea es de tres científicos alemanes y es de esas que son atrevidas y que buscan parar el cambio climático. Los mismos investigadores admitieron que este es un plan un poco exagerado y por ahora debe tomarse como una prueba de concepto, una implementación, por lo general incompleta, de un método o de una idea, realizada con el propósito de verificar que la teoría en cuestión es susceptible de ser útil.

19. Contrarrestar la polución

La contaminación ambiental se está midiendo más y también incrementan los controles. En 2019 el gobierno colombiano lanzó la primera Estrategia Nacional para contrarrestar la polución, que está incluida en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022. El propósito es que “más estaciones de monitoreo cumplan con el estándar de la Organización Mundial de la Salud. Eso significa pasar del 22 % al 35 % de las estaciones con ese nivel de cumplimiento”.

20. Arriba la inversión en energías renovables

Datos de la Agencia Internacional de Energía aseguran que hoy en día se invierten más en energías renovables que en combustibles fósiles. El auge en la capacidad de generar electricidad a partir de fuentes bajas en carbono da credibilidad a un esfuerzo de los líderes mundiales por reducir los gases de efecto invernadero. La inversión en nuevas energías renovables está en camino a un total de 2.600 millones de dólares, desde 2010 hasta finales de 2019, según un estudio de BloombergNEF para el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Centro del PNUMA de la Escuela de Frankfurt publicado en septiembre de 2019.

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección