<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Así se da la armonía entre arquitectura y paisaje en el Oriente cercano

  • FOTO cortesía opus estudio
    FOTO cortesía opus estudio
  • FOTO cortesía Isaac ramírez
    FOTO cortesía Isaac ramírez
Por redacción especiales | Publicado el 12 de junio de 2020

En los diseños de viviendas del Oriente antioqueño el entorno hace parte de la integralidad de cada proyecto.

La construcción de vivienda nueva en el Oriente antioqueño ha mantenido en los últimos años una tendencia al alza, como lo reportó Camacol en 2019, al registrar un incremento del 5 % en las ventas respecto al 2018, con 3.854 unidades, distribuidas principalmente en municipios como Rionegro – con el 44 % de la oferta total–, El Retiro o La Ceja, que entre ambos se reparten otro 43 %.

El clima fresco, que promedia entre 18 y 20 grados centígrados, un aire que aún se mantiene puro y la posibilidad de estar en contacto con la naturaleza, son puntos que juegan a su favor.

Cada vez son más las personas interesadas en desarrollar proyectos de características unifamiliares en esta subregión, comenta el arquitecto Juan David Botero, gerente de Planta Baja, una firma que se ha especializado en el diseño de proyectos de este tipo en el Oriente antioqueño.

Verónica Llano, arquitecta externa de Contex Constructora, señala que ese interés ha estado marcado en tiempos recientes por escoger viviendas sostenibles para reducir el impacto de su huella de carbono. “Ser parte de la solución es algo que los mueve y adquiere mucho peso en la toma de la decisión de compra. Las personas que buscan vivienda se enfocan en la ubicación del proyecto, distribución del espacio, el diseño y la vista, pero además se está volviendo aún más importante que desde la construcción y la habitabilidad, cumpla con un propósito muy importante: cuidar el medio ambiente”, precisa.

Agrega Manuel Jaén, arquitecto de Opus Estudio, que ha habido también una inclinación por presentar proyectos que reflejen una armonía entre la arquitectura y el paisaje, resaltando el paisajismo, el sol, el viento, vinculando materiales propios de la región y “a la vegetación como material de diseño, también”.

Estas son algunas de las tendencias en arquitectura que se están registrando en el Oriente.

Contexto de la Noticia

La relación con el entorno es clave

Conservar el gran atractivo natural de la región es parte crucial de los diseños en proyectos de vivienda, plantea Verónica Llano, de Contex.

“Por eso, y con gran demanda en el Oriente, la gente pregunta muy seguido sobre las certificaciones ambientales que tienen los proyectos, Otros, desconociendo el tema, llegan y al enterarse de los beneficios que tiene el diseño sostenible, se enamoran de su vivienda”, dice.

Un ejemplo es el proyecto Aqua, en Rionegro, que será construido bajo la certificación Edge, el cual desde su construcción “debe cuidar y proteger con mayor rigor cada insumo natural que necesitemos para el mismo, la preservación de la fauna y flora, y aún más importante, que quienes allí habiten tengan menor uso de agua, energía y mayores facilidades para la separación de los residuos desde su origen”.

Manuel Jaén, de Opus, hace énfasis en la importancia de vincular el diseño con el paisaje, orientándolo de acuerdo con el sol y la ventilación. Por eso al iniciar el proyecto, se plantean, en conjunto con el cliente, varias preguntas a partir de estas características, para hacer una valoración que le dé forma y defina los materiales ideales para la casa.

“Hay que entender la manera en la que la luz le dará a la vivienda en la mañana y en la tarde, para generar condiciones especiales de habitabilidad”, dice el arquitecto Juan David Botero, antes de resaltar la importancia que adquieren los jardines y la vegetación en el interior de la vivienda. “Son indispensables, por eso trabajamos con especialistas que insisten en la importancia de que cada rincón del proyecto tenga un vínculo con el paisajismo y lo natural”.

Proyectos temáticos

Verónica Llano, de Contex, cuenta que en Oriente empiezan a tener acogida los proyectos temáticos, diseñados para públicos muy específicos, casi como para comunidades unidas por un mismo interés.

“Tenemos un proyecto inspirado para los amantes de la bici, con zonas comunes como taller de bicicletas, espacios para entrenar sobre el simulador, para alistar y limpiar la bicicleta y mucho más. Cada día es más fuerte la tendencia de comprar en proyectos donde se compartan gustos, hobbies y pasiones muy similares con sus vecinos, conformando comunidades que habitan, se divierten y comparten intereses similares”, dice.

Lo nativo, mejor que lo importado

Juan David Botero, de Planta Baja, expresa que algunos clientes suelen llegar con ideas extranjeras pero que en muchas ocasiones las nombran sin tener claro de dónde vienen y por qué. Suelen mencionar el minimalismo o lo rústico, pero el trabajo del arquitecto es organizarlas y guiar a la persona en el proceso de diseño, para ajustarlas a sus expectativas y a su economía. Una de las recomendaciones de Botero ha sido trabajar con materiales nativos de la región, en vez de importarlos, que cumplan con condiciones climáticas, constructivas, estéticas, técnicas, que garanticen su perdurabilidad.

“Tenemos enchapes en piedra natural, mármol como el royal veta, naranja, amarillo o verde. En maderas tratamos de recurrir a aquellas que no estén en extinción, como madera choibá, que es muy bonita, resistente y fina, y suele ser confundida con la teca. Las utilizamos para hacer cielos falsos o en zonas comunes, que dan calidez a los espacios. Si no son viables por costos, podemos simular la madera a través del vinilo”, explica Botero.

Manuel Jaén, de Opus, complementa que el uso de materias primas locales ofrece a los proyectos una relación cultural con el entorno o el medio ambiente en el que estén, agregando elementos como el acero.

El coronavirus plantea cambios

La coyuntura de la covid-19 está generando preguntas en torno a las tendencias que surjan de la crisis. Manuel Jaén dice que un reto es cómo estar en un lugar que ofrezca “cierta autonomía en términos energéticos, de agua o de alimentos y autoabastecimiento; viviendas que permitan pasar largos periodos de aislamiento, y que quien las habiten tengan los medios para autogenerar estos recursos”. En este sentido, Verónica Llano, de Contex, cuenta que los clientes exigen cada vez más lugares mucho más amplios, cómodos, seguros, con buena iluminación y ventilación.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección