<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿Le cuesta madrugar? Su biología es la razón, pero ayúdese con estos consejos

La clave principal es la disciplina que lo llevarán a implementar microhábitos como dormirse más temprano, hacer ayuno de redes sociales y comer mejor.

  • Entre más temprano se levante encontrará un ambiente más tranquilo, pausado y calmado. FOTO: GETTY
    Entre más temprano se levante encontrará un ambiente más tranquilo, pausado y calmado. FOTO: GETTY
31 de enero de 2023
bookmark

El fenómeno de la productividad y el de hacer más actividades desde temprano para aprovechar el día ha estado en auge durante los últimos años. En 2018 se publicó el libro El club de las 5 de la mañana: controla tus mañanas, impulsa tu vida del escritor Robin Sharma y muchas personas se unieron a este fenómeno para modificar sus hábitos y compartir experiencias levantándose a esa hora, en la madrugada, para hacer actividades como la meditación o el ejercicio y empezar su día con el pie derecho.

Resulta que despertar a esa hora del día tiene diferencias a hacerlo a las 8 o 9 de la mañana. Es un momento en el que el ambiente está más calmado, pausado y silencioso y es perfecto para hacer meditación, dice Juliana Castrillón, profesora de yoga de Conexpresión, quien agrega que en ese momento las ondas electromagnéticas están más suaves: “Piénsalo así, vives en un edificio de 25 pisos, en cada apartamento hay personas usando sus celulares, esas ondas electromagnéticas nos afectan”.

Ahora, ¿estaría dispuesto a empezar su día a las 5 de la mañana?, ¿o más temprano de lo que suele hacerlo? Si su respuesta es no porque sencillamente “odia madrugar”, existe una razón médica. Se trata de cuestiones biológicas que explica el médico Luis Guillermo Duque, jefe de Educación Médica de la Facultad de Medicina de la UdeA y experto en trastornos del sueño.

“Existen personas que son como búhos y otras que son alondras. Los búhos prefieren trasnochar y a ellos se les hace más difícil madrugar mientras que las alondras prefieren dormirse temprano y comenzar el día desde antes. Para cada persona es diferente y desde la biología es difícil que a alguien nocturno le guste madrugar”.

Aunque el panorama no es alentador para las personas búho, hay una clave principal que puede ayudar a cualquiera y que confiesa el médico Duque es efectiva: la disciplina.

¿Cuáles son los consejos?

Si lo que quiere es aprender a madrugar porque le da muy duro, debe tener una constancia y disciplina que lo lleven a crear hábitos esenciales. Algunos de ellos son dormir temprano, hacer ayuno de redes sociales y tener claro para qué se va a levantar más temprano. “Puede implementar microhábitos, que son acciones puntuales que debe hacer al momento en el que suene la alarma. Por ejemplo, levantarse inmediatamente, que su alarma no sea el celular para que no sea lo primero que mire, estirar, tomar agua y acostarse temprano”, dice Diego Pérez Peña, director de Bienestar de Uniremington.

Al despertarse mueva el cuerpo, pueden ser movimientos en círculos de la cabeza, los hombros, brazos, la cadera y así activar la circulación. Los puede acompañar de meditación mientras proyecta cómo quiere que sea su día. También puede hacer ejercicios que preparen su cuerpo para el día que enfrentará y comer bien, con alimentos que le den energía.

Una recomendación que entrega Juliana Castrillón es que al levantarse haga la postura del saludo al sol que despierta el cuerpo y le da flexibilidad, mejora la coordinación y relaja y centra la mente.

Algo que puede ayudar es que su tono de la alarma no sea un sonido fuerte que lo asuste cuando está dormido, sino algo agradable como el sonido de los pájaros o una melodía que sea de su agrado.

Para madrugar, hay que dormir mejor

Para levantarse con buen ánimo, sin pereza y descansado, lo primero que hay que hacer es tener buenos hábitos de sueño y haber dormido bien en la noche anterior. Muchas personas creen que lo hacen, pero en realidad al levantarse tienen las manos tensionadas, pueden tener bruxismo (apretar o rechinar los dientes) y todo el día se la pasa agotado. Eso es porque no siempre se llega a un sueño profundo conocido como REM que es cuando la persona descansa verdaderamente.

“El sueño profundo dura entre 20 a 30 minutos entre 3 y 5 veces por noche”, dice el médico Duque.

Para lograr este sueño hay que estar en un estado de relajación que le puede dar el hacer ejercicio regularmente y no consumir sustancias como el café, tabaco o alcohol.

Lo ideal es dormir entre 6 y 8 horas, ni más ni menos. Si duerme menos horas quedará con una deuda de sueño y le costará levantarse, además se sentirá adormilado durante el día; si duerme más, le costará también levantarse porque existe un fenómeno llamado la inercia del sueño en el que el organismo no está acostumbrado a dormir tanto y produce algunos neurotransmisores que pueden dar dolor de cabeza, desánimo y hasta mal humor, dice Duque.

La alimentación influye al momento de dormir. Lo ideal es que coma algo suave entre las 5:00 de la tarde y 8:00 de la noche, comenta Castrillón. No consuma carne o bebidas fuertes como el café, ni azucaradas como las gaseosas. “Si llegas a comerte una bandeja paisa no vas a descansar nada cuando te duermas, porque tu organismo y el cuerpo estará trabajando y haciendo su metabolismo en la noche, cuando debería estar descansando”. También puede generar reflujo.

Antes de acostarse desconéctese de los equipos y las pantallas, las luces no permiten que su cerebro se relaje, incluso algunos de ellos tienen una opción de luz más tranquila. Si suele hacer ejercicio es preferible que sea en la tarde y no en la noche para que no quede con mucha energía en el cuerpo.

Estas rutinas diarias le ayudarán a dormir mejor y eventualmente a que le coja el gusto a madrugar, así sea una persona búho. Aprovechar más el día, unirse al club de las 5 de la mañana puede ser muy poderoso.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD