<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Sea un apoyo emocional para sus compañeros de trabajo

Con los de la oficina pasa más de ocho horas, así que acompañarse es importante, y más si siente que algo pasa. Empiece por escuchar. Siga estos consejos.

  • Aprenda a reconocer los signos de un compañero cuando está mal. Podría alegrarle el día. IMAGEN: SSTOCK
    Aprenda a reconocer los signos de un compañero cuando está mal. Podría alegrarle el día. IMAGEN: SSTOCK
11 de octubre de 2022
bookmark

La segunda familia que las personas tienen son los compañeros de trabajo. Con ellos se comparte mucho tiempo, alrededor de 8 a 9 horas al día. Esto es más, incluso, de lo que se comparte con padres, esposos e hijos.

El ritmo de vida que se tiene actualmente ha hecho que en un día las actividades de una persona promedio con trabajo de oficina, muchas de sus actividades giren en torno al trabajo y haya poco tiempo de conversar o desahogarse.

De ahí que hayan surgido conceptos como el “burnout”, que traduce como agotamiento laboral que produce estrés. Por esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo declaró en los años 2000 un factor de riesgo laboral que afecta la calidad de vida, la salud mental y pone en riesgo la vida de las personas.

Es por este estrés, o problemas personales que también afectan el desempeño laboral, que sus compañeros de trabajo o usted mismo pueden experimentar sensaciones de tristeza o ansiedad y estar decaídos, y es importante expresárselo a alguien o escuchar al otro.

“Las relaciones cercanas en el trabajo son importantes. Esto permite un ambiente más saludable. Esté dispuesto a escuchar a sus compañeros para que empiecen a percibirlo como un soporte emocional en momentos difíciles que se relacionen con estrés laboral o problemas personales”, dice Jorge Mario Rubio, psicólogo y docente de la Universidad de Antioquia.

Aquí le traemos unos consejos de especialistas para que aprenda a manejar estas situaciones de riesgo que comprometen la salud mental.

Los expertos hablan

Lo primero es que aprenda a identificar los cambios en la conducta de sus compañeros: si cambia de rutinas, disminuye el desempeño laboral, si se irrita fácilmente o no hace las actividades que solía hacer antes esté alerta porque algo podría estar sucediendo. Allí lo más recomendable es invitarlo a un café o a caminar un rato como una pausa activa.

Para Melisa Parra Muñoz, psicóloga de la Universidad CES, conversar con un compañero sobre sus emociones puede generar un sentimiento de tranquilidad. No es lo mismo recibir ayuda de parte de un psicólogo que de un colega y que surja por una conversación mientras van por el algo, por ejemplo. Es algo más íntimo. “El consejo puede ser más fácil de recibir que el de un directivo o incluso un profesional de la salud. Lo que promovemos desde la psicología es que en los ambientes laborales haya un entorno cercano y consciente”, manifiesta la psicóloga Parra.

Le puede interesar: Cada vez es más difícil cuidar la salud mental, ¿qué hacer?

Es importante destacar que a veces, aunque esté dispuesto a escuchar, ellos no querrán abrirse y contarle sus problemas. Eso también se debe respetar porque puede generar molestia o más estrés.

“Hay momentos en los que las personas quieren estar en introspección. Si alguien se encuentra mal, hágale saber que está ahí por si necesita hablar pero no invada su espacio”, agrega el psicólogo Jorge Mario.

Tampoco invalide las emociones de los demás al decir que lo que siente “no es nada”, si para esa persona es importante y le duele, debe escucharlo para que se abra más fácilmente a contarlo.

Así lo explica Juan Carlos Jaramillo Estrada, psicólogo de la Universidad CES. Él añade que le preocupa el alto índice de suicidios, que según datos de 2021 de la OMS, son más de 700.000 personas las que mueren anualmente en el mundo por esto. Para él, una manera de prevención es escuchando al otro. “Si uno le habla bien a la otra persona es un factor protector. Hablar bien es no culpabilizarlo, no avergonzarlo, no hacerlo sentir mal. Nunca juzgue, simplemente intente comprender”.

Le puede interesar: Estar triste es útil, ¿para qué sirve y hasta qué punto es normal?

Mejorar el rendimiento

Luego de que se convierta en una persona que acompaña a sus compañeros, se ha convertido en un “embajador o líder de salud mental”, dice Melisa Parra. Incluso si hay espacios laborales en los que estén presentes estos líderes y se pueda conversar sin sentirse cohibido, beneficiará a las empresas con buenos y mejores resultados de los empleados, porque incrementa la concentración, la productividad, mejora la salud mental y la física.

También mejorar la relación con las familias ya que las personas no llegarán cargados de pensamientos negativos a sus casas a descargar las emociones con su esposa, hijos o papás.

Para ser un líder o embajador mental aprenda a observar a sus compañeros, también escúchese a sí mismo y aprenda a gestionar e identificar sus emociones para ayudar a los demás.

Más allá de su escritorio hay muchas personas que comparten con usted el día a día. Esté atento a si alguna de ellas necesita apoyo, y ayúdela. No es reemplazar al psicólogo o al especialista, que se requieren muchas veces y según el caso, pero sí estar ahí

700.000
personas se suicidan anualmente en el mundo, según la OMS.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*