<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Fornax y Eris, las nuevas subvariantes del covid que reabren la discusión del virus que causó una pandemia

La variante Ómicron, reportada en 2021, tiene dos nuevas subvariantes que ya están presentes en algunos países, entre ellos, Colombia. Expertos hablan sobre el estado actual del coronavirus de acuerdo con sus mutaciones y si ya puede ser considerado como “una gripa más” de la que hay que cuidarse.

  • La vacuna bivalente es la más opcionada para continuar con el esquema de vacunación. El Invima la aprobó en el país el 10 de julio de este año. FOTO: Camilo Suárez
    La vacuna bivalente es la más opcionada para continuar con el esquema de vacunación. El Invima la aprobó en el país el 10 de julio de este año. FOTO: Camilo Suárez
14 de agosto de 2023
bookmark

Durante estos tres años el coronavirus, que se originó en la ciudad Wuhan, en China, se extendió alrededor del mundo y ha dejado hasta el 8 de agosto de este año, 769 millones de casos en todo el mundo, según cifras recopiladas por el portal de estadística alemán Statista.

Este tipo de virus evolucionan constantemente a medida que se producen modificaciones en el código genético (provocadas por mutaciones genéticas o la recombinación viral), de ahí el resultado de las variantes y subvariantes que se han reportado en el transcurso de estos tres años.

Una de las más persistentes ha sido la variante Ómicron, conocida por su alta transmisibilidad y su persistencia en el medio, ya que es la única que continúa infectando y desencadenando nuevas subvariantes, según Francisco Javier Díaz, virólogo y docente de la Facultad de Medicina de la U. de A.

Precisamente, de la variante Ómicron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC), anunciaron la llegada de dos nuevas subvariantes, que son la EG.5., conocida también como “Eris” y la F1.5.1, llamada también “Fornax”.

Según CDC, la subvariante Eris se ha encontrado en cerca del 17 % de los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos y Fornax, en el 9 % de las muestras. De hecho, están llamando de nuevo a la vacunación en ese país, según The New York Times.

El sublinaje Fornax está presente en más de 50 países, entre los que está Colombia. También se registró su presencia en Argentina, Ecuador, México y Estados Unidos.

“Las variantes Alpha, Beta, Gamma, Delta, desaparecieron. La variante Ómicron y sus derivadas han sustituido a las demás por su eficiente transmisión. La nueva subvariante Eris está en este momento en observación para catalogarla como variante de preocupación o de interés en las próximas semanas”, explicó el virólogo.

Para saber más: ¿Qué es la sofofobia?, el miedo que niños y adolescentes sienten cada vez más

Según Héctor Serrano, investigador del Instituto Colombiano de Medicina Tropical (Icmt) de la Universidad CES, estas subvariantes se generan porque en el virus se acumulan mutaciones en una proteína conocida como “S” o “espicular”, que favorece la interacción del virus con las células humanas y causa más infecciones.

“Esas mutaciones pueden compararse con un equipo de fútbol. Entre más buenos jugadores tenga, más probabilidades hay de ganar el partido. Aquí sería entre más mutaciones se creen, habrá más posibilidad de infectar a los humanos”, explicó el investigador.

Por ahora, Serrano refiere la misma sintomatología a las anteriores variantes del coronavirus, como dolor de garganta, dolor de cabeza, fiebre, malestar general y pérdida del olfato.

Ante estas mutaciones del virus, los especialistas advierten que las nuevas subvariantes son muy distintas al virus original del coronavirus que surgió en Wuhan. Por ejemplo, Ómicron es altamente transmisible pero no es tan peligrosa como el primer coronavirus que se reportó.

Esta diferencia también afecta la respuesta inmune (resistencia) que se otorgó en la vacunación contra el covid-19 durante estos tres años. Los especialistas consultados explicaron que la protección que brinda el esquema de vacunación actual es baja.

“Estas nuevas subvariantes pueden escapar de una forma más sencilla a la respuesta inmunológica del sistema inmune que hemos adquirido a través de las vacunas o con la infección natural. Son muy diferentes a las anteriores cepas”, agregó Héctor Serrano.

¿El covid-19 ya es “una gripa más”?

Por esta época es probable que las personas con síntomas relacionados al covid-19 como tos, dolor de garganta, congestión nasal, malestar general, fiebre y demás síntomas, no se alarmen tanto como hace dos o tres años. Esto es porque asumen que si es coronavirus, este ya es “una gripa más”. ¿Qué tan cierto es?

Para el virólogo Francisco Javier Díaz es un hecho que la peligrosidad del virus ha disminuido y que ahora es menos riesgoso que antes contraerlo.

“Ómicron perdió la capacidad de hacer una invasión profunda del pulmón, lo que quiere decir que el virus no llega a la parte baja de los pulmones. Esto hace que sea muy transmisible pero poco virulenta o poco grave. Los que más deben tener precauciones son aquellos con riesgos de base como adultos mayores, personas transplantadas, con enfermedades como sida o cáncer o con infecciones en los pulmones”, explicó el virólogo.

El investigador Serrano agregó que al igual que con el covid-19, las personas deben cuidarse de otras infecciones virales. Según la OMS, cada año las gripas estacionarias causan entre 3 a 5 millones de casos graves y 290.000 a 650.000 muertes, principalmente en mayores de 65 años.

Le puede interesar: Leqembi, el primer fármaco aprobado por la FDA que retrasa los síntomas del alzhéimer

La variante activa Ómicron, según la OMS, en comparación con otras infecciones con la variante Delta, por ejemplo, presenta un menor riesgo de gravedad, hospitalización o muerte. El virólogo Díaz aseguró que evidentemente ha habido una disminución en la letalidad del virus.

“Llevamos año y medio con Ómicron y aunque siguen las subvariantes, ninguna de ellas parece recobrar la agresividad de la cepa original. Por el momento las noticias siguen siendo buenas. El virus está, pero atenuado, y la vacunación con la vacuna bivalente es un recurso esencial y clave para continuar combatiendo el coronavirus”, concluyó el virólogo.

Disminuyó la protección de las vacunas actuales, ¿y ahora?

Ante la baja protección que brindan las vacunas actuales, desde el 10 de julio el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) aprobó la aplicación de las vacunas bivalentes contra el covid-19, que son las que otorgan protección contra el covid-19 y la variante Ómicron.

El esquema de vacunación es de una sola dosis y debe ser al menos 12 meses después de la última aplicación. El virólogo Díaz hace énfasis en que esta vacuna es principalmente para personas con riesgos de base.

Las medidas de protección continúan siendo las mismas: lavado de manos y uso de tapabocas en centros de salud o si tiene alguna infección viral para evitar contagiar a los otros. También recuerde cuidarse de otras afecciones como las alergias en esta época del Fenómeno de El Niño.

La llegada de las vacunas bivalentes al país ha sido celebrada por el sector de la salud, al ser aliadas para continuar cuidando de los más vulnerables y, además, una oportunidad para actualizar el esquema de vacunación.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*