<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Es mejor comer solo o acompañado?

Mientras muchos disfrutan comer solos, otros argumentan que tiene un lado oscuro. Va más allá del hecho individual.

  • Ilustración Andrea Ángel
    Ilustración Andrea Ángel
Por Helena Cortés Gómez | Publicado el 29 de julio de 2018

Este es el ejercicio para un día que esté comiendo: pruebe un primer bocado y luego, sin apresurarse, póngase en sintonía con la textura de la pasta, el sabor del queso, el aroma y el color de la salsa napolitana. No renuncie a ello, no lo haga ni solo ni en compañía.

Ese podría ser el origen de muchos problemas físicos y psicológicos que se le atribuyen a comer en soledad: hacerlo de afán o mientras la actividad principal es otra.

La investigación sobre alimentarse sin que alguien lo acompañe es escasa, pero algunos estudios han sugerido que la práctica podría estar relacionada con problemas como depresión, bloqueo del suministro de sangre al corazón, obesidad y síndrome metabólico: una combinación de enfermedades como la diabetes y la presión...


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección