<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La plaga de las nuevas generaciones: niños crecen con retrasos en el lenguaje por uso excesivo de pantallas

Los expertos coinciden en que la concientización que necesitan los padres frente al uso de las pantallas de los bebés es urgente.

  • En su mayoría, los niños que tienen un uso excesivo de las pantallas, fueron tenidos en la pandemia. FOTO: Pixabay
    En su mayoría, los niños que tienen un uso excesivo de las pantallas, fueron tenidos en la pandemia. FOTO: Pixabay
10 de julio de 2023
bookmark

Pediatras de todo el mundo muestran preocupación por la poca educación o concientización que tienen los padres de familia frente a la exposición obsesiva de los bebés, niños y adolescentes a las pantallas y la tecnología.

Lea también: Así vive el hombre que tiene 102 hijos en Uganda: no se acuerda del nombre de muchos

Múltiples investigaciones han demostrado que el uso de pantallas puede traer grandes afectaciones en el desarrollo y salud de los niños, incluso la Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda que los niños menores de 2 años tengan contacto cero con pantallas y entre los 2 y los 5 solo se expongan a ellas máximo 1 hora al día.

Según una investigación realizada por el medio español ABC, los niños han tenido más problemas con la utilización en exceso de pantallas, en su mayoría, son hijos de la pandemia, niños que salen, comen, y muchos de ellos se acuestan y se despiertan con la estridencia de los estímulos visuales y sonoros de una pantalla.

Sin embargo, esto le hace mucho daño a los bebés, según le explicó María del Pilar Mallada, del centro de salud de Rebolería de Zaragoza, al medio mencionado los niños “se expone a su cerebro, aún inmaduro, a una gran cantidad de estímulos que no está preparado para procesar y eso tiene consecuencias en el desarrollo”, afirmó la experta.

Entérese: Hombre fue condenado a 18 años de cárcel por abusar de su prima en Caucasia

Ese abuso de tabletas, televisores y celulares sin una compañía adecuada que regule contenido y tiempo de permanencia, alteraría el desarrollo natural del cerebro en los menores, según los expertos.

Mallada comentó que preocupa la normalización del consumo de pantallas de los bebés “a veces las familias entran en la consulta con el carrito del bebé con el soporte para colocarles el móvil o la tableta. Es muy grave que lo incorporen como un complemento en el carrito para lactantes”, señaló la funcionaria a ABC.

A pesar de que la OMS recomienda el contacto cero con las pantallas, la especialista afirma que “la media de los pacientes que atendemos supera las dos horas”.

¿Retrasos en el lenguaje?

Los expertos afirman que el desarrollo del lenguaje se da gracias a la interacción del niño con su entorno.

Así lo explicó la psicóloga Silvia Álava al diario español República, “el 85 % del desarrollo neuronal en los niños, tanto en comunicación como en bienestar social, se produce en los tres primeros años de vida”, por lo que, según la psicóloga, los menores tienen que experimentar en un entorno multisensorial que no son capaces de percibir con la tecnología.

Las personas con las que se rodean los niños serían las principales influencias y modelos lingüísticos. De las interacciones dependerá el adecuado desarrollo del lenguaje de los menores.

La mejor manera de ayudar a desarrollar el lenguaje de los niños es interactuar con ellos. Hacerlo en la hora del baño, durante la comida, a la hora de dormir, son momentos importantísimos para agregar información verbal y no verbal que darán lugar al desarrollo del lenguaje y sus precursores”, explicó María del Pilar Mallada al medio ABC.

Un problema notorio para esta problemática sería que, gracias a la normalización que se tiene por parte de los padres ante el uso de pantallas, se crea una falsa percepción del tiempo que los niños están frente a una pantalla.

“Cuando les preguntas cuántas horas pasan frente a la pantalla, te dicen que solo una, pero, no cuentan ni las horas de canguro tecnológico, ni las horas de la comida, ni las que les entretienen durante las compras, etc. En algunos casos extremos han llegado a ser hasta ocho en total, y la media de los pacientes que atendemos supera las dos horas cuando en estas edades las autoridades europeas recomiendan exposición cero”, afirmó Mallada.

Según un estudio de la Pediatric Academic Societies Meeting de 2017, que se realizó con una muestra de 900 niños, se evidenció que dos de cada diez niños de entre seis meses y dos años pasaban en promedio 28 minutos al día usando las pantallas y eso afectaba a su desarrollo del lenguaje. Por cada incremento de 30 minutos de tiempo con una pantalla móvil, en promedio al día, los investigadores descubrieron un 49% más de riesgo de sufrir retrasos del lenguaje expresivo.

Es por ello que se recomienda que hasta ese periodo de alrededor de 2 años, es preferible que los niños se estimulen con juguetes, colores, con objetos físicos y otro tipo de actividades, como la relación con personas, que estimulen su interacción con las cosas que pueden tocar y así puedan iniciar a gesticular sonidos e incluso palabras.

¿Pueden las pantallas influir en una ansiedad prematura?

Según expertos, el exceso de las pantallas en la etapa lactante puede causar también problemas de irritabilidad y ansiedad porque obtienen su estimulación de forma muy rápida, sacian rápidamente, ya que con las pantallas están recibiendo nueva información a mucha velocidad, lo que lleva a que sus cerebros se acostumbren a ello.

Esto, además, les puede desarrollar un alto déficit de atención y se desencadena cuando estos bebés llegan a la escuela que tiene un ritmo un poco más lento, se les hace difícil concentrarse.

“Han acostumbrado su cerebro a ir a mil con la superestimulación de las tabletas o celulares y al llegar a la clase se rebaja considerablemente ese ritmo de estimulación y se aburren”, argumentó la pediatra María del Pilar al ABC.

En este sentido, la pediatra de Atención Primaria, Pilar Mallada, destacó, también, que esta estimulación de las pantallas lleva a los menores a confundir la realidad y la ficción.

Además de los problemas en el desarrollo del cerebro de los niños, el uso de pantallas ha influido en enfermedades físicas en niños y adolescentes. El especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y coordinador del Grupo de Trabajo Niño y Adolescente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Francesc Xavier Díaz, ha comentado que cada vez son más los niños que sufren enfermedades a causa constante contacto con pantallas.

«En las consultas de Primaria estamos viendo cada vez más problemas de salud en adolescentes y jóvenes que no imaginábamos por el uso abusivo de pantallas». El especialista se refiere a la hipertensión, de exceso de peso, y problemas oculares como el síndrome visual de las pantallas.

Para poner un ejemplo, el 75% de las personas sufren dificultades para enfocar, sequedad ocular, vista cansada y miopía debido a que delante de una pantalla parpadeamos menos, esta problemática se sumarían a otros temas mencionados anteriormente como trastornos cognitivos y psicológicos como déficit de atención, alteraciones del sueño, ansiedad, etc.

Le recomendamos: Preocupante aumento de diabetes en los niños en el mundo

En la misma línea, Díaz puso sobre la mesa una investigación realizada por especialistas de Uruguay con una muestra de 711 niños que constató un aumento de la obesidad, el sobrepeso y la presión arterial en los menores que estaban más expuestos a las nuevas tecnologías.

Un estudio ejecutado por expertos de la Universidad de Valladolid que se efectuó entre los meses de octubre de 2021 y mayo de 2022 sobre una muestra de 58 niños de entre 12 y 14 años, demostró que los niños con un Índice de Masa Corporal (IMC) más alto hacen un mayor uso del móvil, aunque la correlación no es muy elevada (0,26). “Eso está relacionado con el sedentarismo y con el hecho de comer frente a las pantallas”, afirmó Díaz para el ABC.

Díaz, precisa también para el medio ABC, acerca de un “aumento notable” en las consultas médicas de Atención Primaria de “adolescentes con bajo rendimiento escolar, problemas de conducta y de relación social y cuadros de ansiedad e irritabilidad por el mal empleo que hacen de las nuevas tecnologías”.

El papel de los padres en esta problemática

Los expertos, además, han hecho diferentes alertas acerca del papel de los padres y cómo sus acciones pueden servir de ejemplo para los niños, porque es importante que si exigen a los niños no usar pantallas, ellos no lo hagan de más, debido a que los niños los tienen como referente.

Le puede interesar: Una bebé de 16 meses murió luego de que su madre la dejara sola mientras se iba de vacaciones

Sin embargo, ese no es el único problema de los padres “cada vez hay más padres que traen a sus hijos con heridas del parque y no saben cómo se han herido porque estaban mirando el móvil. Es también preocupante, algo crucial a revertir”, dicen los pediatras.

“Es tiempo en el que nos dejan en paz”, según le dijo la logopeda Sara Serrano Díaz al diario República, “las familias están cada vez más ocupadas y, como no quieren renunciar a su tiempo, cada vez entregan antes un dispositivo a los niños para que se ‘entretengan’”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD