<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Todas las profesiones y oficios tienen su santo, ¿cuál es el suyo?

Esta tradición viene desde el Antiguo Testamento. Son usados como modelos de vida.

  • Todas las profesiones y oficios tienen su santo, ¿cuál es el suyo?
  • Todas las profesiones y oficios tienen su santo, ¿cuál es el suyo?
  • Todas las profesiones y oficios tienen su santo, ¿cuál es el suyo?
  • Todas las profesiones y oficios tienen su santo, ¿cuál es el suyo?
  • Todas las profesiones y oficios tienen su santo, ¿cuál es el suyo?
Hasta los feos tienen su santo para rezarle
Por Jaime Horacio Arango D. | Publicado el 16 de abril de 2022

Así como los médicos, abogados e ingenieros tienen santos para consagrar sus profesiones y pedir “favores”, los feos, los motociclistas, las prostitutas y los payasos también tienen una figura celestial que intercede por ellos.

El término patrón viene del latín patronus, que significa protector, defensor, abogado, amparador.

Esa tradición de encomendar el trabajo diario a una divinidad viene desde el Antiguo Testamento, donde se cita que San Miguel y San Gabriel eran los protectores de varios países, según reseña el portal católico aleteia.org

De acuerdo con este órgano informativo, los santos, además de interceder y conceder favores, sirven como modelos a imitar en la vivencia de virtudes y valores.

“Son personas que han entregado su vida y Dios los pone como puntos de referencia, para que a través de su testimonio alcancemos la santidad”.

Son muchos

Muchos de los santos venerados desempeñaron diferentes labores o se destacaron en diferentes áreas, lo que les valió el reconocimiento.

Es el caso de San Juan Bautista de la Salle, patrono de los profesores, que fue el fundador de los primeros colegios católicos. Otro ejemplo es San Mateo, que antes de convertirse en apóstol fue recaudador de impuestos, de ahí que su figura es la que acompaña a comerciantes, contadores y empleados públicos.

Acerca de la cantidad de “patronos” y de cómo varían de acuerdo a las regiones en el mundo católico, el profesor y periodista Néstor Armando Alzate apunta que alrededor de este tema hay mucha superstición y religiosidad popular “que cambia de acuerdo con la cultura e idiosincrasia: en una región un santo es venerado como patrono de una profesión, hermandad o actividad, y en otras cambian sus patronazgos hacia otras actividades”.

Es el caso de las prostitutas que en Colombia tienen como referente de fe a la Virgen del Carmen (que es la protectora de los oficios difíciles), mientras que en España se encomiendan a Santa Nefija, una figura bastante desconocida en América, pero que en el país ibérico es reconocida por “dar limosna de su cuerpo a los moros por dinero”.

Desde El Vaticano

Sobre la tradición de encomendarse a un santo, el Concilio Vaticano II, que se hizo en 1959 y que introdujo muchos cambios en la Iglesia, se ocupó de “patronos”.

“Es sumamente conveniente que amemos a los amigos y coherederos de Cristo, hermanos también y eximios bienhechores nuestros; que rindamos a Dios las gracias que le debemos por ellos; que los invoquemos humildemente y que, para impetrar de Dios beneficios por medio de su Hijo Jesucristo, nuestro Señor, que es el único Redentor y Salvador nuestro, acudamos a sus oraciones, protección y socorro”, se lee en el texto.

Hasta aquellos que no tienen trabajo o una profesión definida tienen la opción de encomendarse a San Judas Tadeo o San Cayetano para alcanzar los favores y la protección deseada, reseña el portal Aleteia

Infográfico

Contexto de la Noticia

radiografía A rezarles a estos santos

De acuerdo a las regiones muchos de estos santos cambian.

Abogados: San Raimundo de Peñafort y Santo Tomás Moro.

Actores: San Juan Bosco.

Agricultores: San Isidro el Labrador.

Albañiles: San Antonio de Padua.

Amas de casa: Santa Ana.

Cantantes: San Gregorio Magno.

Carpinteros: San José esposo de la Virgen María.

Carteros: Gabriel arcángel.

Cerrajeros: San Pedro.

Humoristas: San Felipe Neri.

Mensajeros: Gabriel Arcángel.

Modistas: Santa Teresa Lucía.

Psicólogos: Santo Tomás de Aquino.

Veterinarios: San Eloy.

San Martín de Porres protege a los peluqueros

Este santo peruano dedicó su vida a los pobres y a los enfermos, prestándoles cuidados sanitarios gracias a las nociones aprendidas primero en una farmacia y luego como aprendiz de un barbero- cirujano. En 1966 el Papa San Pablo VI lo proclamó patrono de los trabajadores del sector estético.

San Julián, al lado de los payasos

El español San Julián de Cuenca (1128-1208) fue doctor en teología y filosofía. Sus fiestas patronales, que se hacen en agosto, están dedicadas a los niños con juegos, comparsas, títeres, payasos, atracciones mecánicas y representaciones teatrales.

En algunas regiones también es patrono de los hoteleros.

San Drogón, santo de los feos

Drogón fue un santo francés (1118– 1186) que durante un peregrinaje fue atacado por una enfermedad que lo dejó casi inmovilizado de por vida, y lo deformó tanto que tuvo miedo de que lo viera el resto de la gente.

Decidió encerrarse durante 50 años, hasta el día de su muerte. La tradición dice que tenía el don de la bilocación (estar en dos lugares diferentes al mismo tiempo).

Cinco patronos poco convencionales

Bárbara de Nicomedia fue una mártir cristiana que nació en el año 273 y murió en el 306. La historia dice que cuando su padre la decapitó, como una ofrenda a los dioses paganos, un rayo también lo mató a él. No solo es la patrona de las profesiones que manejan explosivos, sino que es la protectora ante las tormentas y los rayos.

Santa Bárbara, la apuesta de los polvoreros

Clara de Asís fue una religiosa y santa italiana. Seguidora de san Francisco de Asís, con quien fundó la orden de las hermanas clarisas. También es patrona de la televisión y de las telecomunicaciones. Se le ofrecen huevos para que no llueva en una fecha especial.

Jaime Horacio Arango Duque

Periodista, apasionado por el cine, la televisión y el fútbol. Egresado de la U. de A, y envigadeño de nacimiento y residencia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección